12 de julio de 2020
3 de junio de 2009

Harfoush dice que las redes sociales desplazaron a los medios de comunicación en la última campaña electoral de EE.UU.

BILBAO, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Rahaf Harfoush, estratega de la campaña de comunicación online de Barack Obama durante las últimas elecciones presidenciales en Estados Unidos, señaló hoy que las redes sociales desplazaron a los medios de comunicación durante los meses previos a los comicios.

Harfoush participó hoy en el Congreso Internacional "Bridging the Digital Gap", organizado por European Software Institute (ESI-Tecnalia), que se celebra hasta el próximo viernes en las instalaciones de ESI en Zamudio (Bizkaia), en el marco de la Semana ESI: Week@ESI.

Bajo el título "Yes we did" (Sí lo hicimos), Rahaf Harfoush, oradora experta en nuevos medios y en el impacto que la tecnología tiene en la sociedad, expuso cómo los medios de comunicación social pueden funcionar como una herramienta estratégica.

Rahaf Harfoush desveló en su intervención las claves desde el punto de vista de comunicación y nuevas tecnologías que lleva a Barack Obama a la Presidencia de Estados Unidos. En este sentido, señaló que por vez primera se tuvo en cuenta de una forma meditada, basada en una estrategia amplia, a un colectivo que denominó como "nativos digitales".

La experta afirmó que la red social online Facebook contó con 3,2 millones de amigos de Obama, los usuarios de Myspace superaron el millón de personas, a través de Twitter el candidato tuvo 137.000 seguidores y más de 1.800 vídeos de Obama fueron colgados en youtube. Estas cifras superaron ampliamente las conseguidas por McCain.

Rahaf Harfoush defendió en su ponencia que la estrategia en medios de comunicación social, llevada a cabo con eficacia, puede colaborar en el triunfo de un candidato. Como ejemplo, citó que la candidatura de Obama obtuvo 13 millones de direcciones de correo electrónico, pertenecientes a personas que simpatizaban con el candidato demócrata, con las que se podía contar como prescriptoras.

Manifestó que gracias a la red social generada, más de 10.000 personas, identificadas con camisetas de apoyo a Obama, decidieron salir a la calle durante un día con el fin de hacer trabajos benéficos para la comunidad como limpieza de espacios públicos, ayudas a personas mayores, etc. Estas personas hicieron que muchas otras quisieran ser "parte del cambio".