24 de abril de 2019
  • Martes, 23 de Abril
  • 20 de mayo de 2014

    Los hermanos Kalzada piden juzgar los crímenes franquistas como los del nazismo

    BILBAO, 20 May. (EUROPA PRESS) -

       Los hermanos Julen y María Luisa Kalzada, hijos de un fusilado por las tropas franquistas, que desde las diez de este martes por la mañana testifican ante la juez argentina María Servini de Cubría en los juzgados de Gernika, han pedido, antes de entrar a las dependencias judiciales, que se juzguen los crímenes del franquismo, "como se hizo con el nazismo".

       Servini y los dos hermanos han llegado a las diez la mañana a los juzgados de la localidad vizcaína, donde Servini recoge los testimonios de ambos para incorporarlos a la causa abierta por la querella presentada en los tribunales de Buenos Aires por los crímenes franquistas.

       Antes de prestar declaración, María Luisa Kalzada ha asegurado, en declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, que "aquellos años fueron durísimos, en nuestra casa, por lo menos, o en el pueblo, mejor dicho", en alusión a Busturia, "porque, de la noche a la mañana, fueron seis fusilados y quedaron seis viudas y 17 huérfanos".

       Por su parte, su hermano Julen, sacerdote que estuvo preso en Zamora y fue juzgado en el 'proceso de Burgos', ha afirmado que ahora "está alegre" porque, "aunque no sea tanto como el de Nuremberg, hay que hacer todo lo posible para que el franquismo sea condenado o, por lo menos, juzgado, como el nazismo".