25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 19 de abril de 2008

    Hiru califica de "desproporcionado" el expediente de Competencia y cree que ataca la defensa del transporte de calidad

    Dice que "nunca han fijado ni tarifas, ni precios del transporte de mercancías por carretera" y que no son un cártel sino un sindicato

    BILBAO, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El sindicato de Transportistas Hiru calificó de "totalmente desproporcionado" el expediente sancionador que le ha abierto el Servicio vasco de Defensa de la Competencia, dependiente del Gobierno vasco, por realizar una "recomendación colectiva de subida de precios" y afirmó que esta decisión viene a "atacar frontalmente la defensa del transporte de calidad".

    Hiru explicó hoy en rueda de prensa la situación creada por este expediente a raíz de las manifestaciones que realizaron en una comparecencia pública en la que, según el sindicato, trasladaron a los transportistas "la necesidad de aplicar un precio justo por su trabajo para poder seguir sobreviviendo".

    La central sindical explicó que, a raíz de estas declaraciones, el Servicio vasco de Defensa de la Competencia abrió un expediente sancionador. El sindicato solicitó la posibilidad de recurrir a la terminación convencional, una figura que supone el archivo del expediente si adoptaban una serie de compromisos "para paliar los supuestos efectos sobre la competencia".

    Hiru manifestó su disposición a hacerlo y precisó que, con sus manifestaciones, en ningún caso querían proponer las tarifas aplicables a los servicios que prestan los transportistas, ni "forzales" a subir los precios. "Si utilizamos la palabra recomendación en la rueda de prensa fue por desconocimiento y no porque quisiéramos lesionar ningún interés público", agregó.

    La central sindical aseguró que "no son ningún cártel", sino "un sindicato, trabajadores", por lo que "nunca" han fijado "ni tarifas, ni precios del transporte de mercancías por carretera".

    Hiru recurrió la decisión del Servicio vasco de defensa de la Competencia al Tribunal vasco de Defensa de la competencia, ante quien nuevamente han solicitado que se acuerde la terminación convencional del expediente. De momento, todavía no han obtenido respuesta.

    Ante esta situación, Hiru calificó de "totalmente desproporcionado" que se les quiera imponer una "sanción económica millonaria por una mera cuestión de léxico".

    "No pueden decir lo mismo el Gobierno vasco y el Gobierno español, ya que tanto el Ministerio de Fomento como el Departamento de Transportes disponen de un observatorio de costes del transporte de mercancías por carretera en los que no sólo se recomiendan, sino que marcan los precios mínimos que deberían cobrar los transportistas por sus servicios", denunció.

    En este sentido, Hiru explicó que, en su comparecencia pública, lo que hizo "fue recoger la información proporcionada en las páginas webs de ambas administraciones". "No hemos oído que ningún Tribunal de la Competencia haya abierto expedientes sancionadores contra el Gobierno vasco y el Gobierno español. ¿A qué esperan?", se preguntó.

    "CONSECUENCIAS GRAVÍSIMAS"

    La central sindical afirmó que la decisión de abrir un expediente sancionador a Hiru "ha hipotecado totalmente el normal funcionamiento de este sindicato". El sindicato denunció que les obliga a invertir "tiempo, dinero y esfuerzo en este asunto, aparcando otros mucho más urgentes e importantes, como es la grave situación que viven hoy día los transportistas autónomos vascos". Además, advirtió de que puede acarrear "consecuencias gravísimas" para el sindicato.

    A su juicio, resulta "totalmente incomprensible" que en un momento de "crisis" como la que, a su juicio, está viviendo el sector, y principalmente los transportistas autónomos, la administración vasca "decida imponernos semejante castigo".

    "Los transportistas autónomos siempre hemos sido invisibles para nuestras administraciones, salvo cuando se trata de problemas de circulación, atascos o accidentes de los cuales siempre somos los culpables (...) Miran para otro lado, mientras mandan al Tribunal Vasco de Defensa de la Competencia abrir un expediente al sindicato. El Gobierno vasco debería aclarar si su intención es hundir a los transportistas autónomos más de lo que ya están", aseguró.

    A su juicio, este expediente "ataca frontalmente la defensa de un transporte de calidad". "Si queremos un transporte de calidad hay que pagarlo, porque si quien contrata al transportista no paga lo que debe, lo pagamos toda la sociedad a escote. Un transporte precario, un transporte barato, es un transportista que carga de más, que se come el tacógrafo, que va más rápido de lo debido, que no descansa, que no invierte en su camión, y que provoca accidentes, colapsos y problemas de todo tipo para los usuarios de las carreteras vascas", denunció.

    Hiru expresó su impresión de que la Administración vasca pretende "enfrentarles" a la sociedad y crear animadversión hacia los transportistas, al acusarles "sibilinamente de ser los responsables de las subidas de precios". "Cuando en realidad, nosotros, junto con el resto de trabajadores de este país somos víctimas de su política antisocial", indicó. Por ello, reclamaron al Gobierno que aclare "si está a favor de un transporte de calidad o a favor de la ley del más fuerte".

    Por último, manifestaron su solidaridad y apoyo a los sindicatos ELA, LAB, CC.OO. y UGT, "que se han convertido en objetivo del Tribunal Vasco de Defensa de la Competencia", por sus actuaciones en contra de la apertura del comercio en festivos. A su juicio, el hecho de que cinco sindicatos vascos estén "en el punto de mira de un tribunal creado por decreto del Gobierno Vasco no es una mera casualidad".