28 de marzo de 2020
24 de marzo de 2014

El hogar de menores de Murrieta se cierra por "dificultades de adaptación a las exigencias físicas" de la norma foral

BILBAO, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

La diputada vizcaína de Acción Social, Pilar Ardanza, ha precisado este lunes, en la comisión de Acción Social de las Juntas Generales, que el hogar de Murrieta de Barakaldo se cerrará por las "dificultades de adaptación a las exigencias físicas" requeridas por la normativa foral actual para estos centros de acogida de niños y jóvenes de hasta 18 años.

Pilar Ardanza ha respondido, de esta forma, a una pregunta de EH Bildu, y, respecto al futuro de los pisos "semiautónomos" de Mina del Morro y Basauri destinados a menores extranjeros, la responsable foral ha señalado que el primero de ellos se encuentra ya "vacío" y el otro se quedará sin usuarios "próximamente". Asimismo, ha asegurado también que esta "reordenación de recursos" no afectará al empleo público.

Estas decisiones, que sirven para "adaptarse a la demanda actual", no acarrearán "ninguna pérdida de puestos de trabajo ni cambio en las condiciones laborales", ya que se mantienen "todos" los educadores, ha precisado Ardanza. "Es más, la adecuación a las nuevas circunstancias obligará a la Diputación a contratar una persona más", ha destacado, para indicar que los educadores que se ocupan de los menores pasarán a ser 74 personas.

Este aumento del personal se debe, según Ardanza, a que los usos de las familias de los menores ha cambiado al crecer la demanda de atención los fines de semana. Esto provoca que la planificación semanal de sábados, domingos y festivos, sea ahora "la misma" que de lunes a viernes.

Ardanza ha dicho que los cambios responden a las "nuevas necesidades y al redimensamiento de la cantidad de menores extranjeros no acompañados" que llegan actualmente a Bizkaia. Según los datos aportados por Ardanza, en un año -entre febrero de 2013 y febrero de 2014-, en lo que se refiere a los extranjeros, los centros de la Diputación han pasado a acoger a 50 jóvenes menos.

En lo que concierne al hogar de Murrieta, Amaia Agirresarobe, de EH Bildu, ha rechazado que las condiciones de accesibilidad sean las causas del cierre, ya que los trabajadores han estado denunciando durante años estos problemas debido a la existencia de una escalera de caracol, sin que la Diputación haya ofrecido una solución. A su juicio, esta razón viene a "encubrir" una "apuesta por la gestión privada", confirmado -según ella- en la apertura de "30 plazas privadas y 3 centros privados" en la zona. Ardanza ha apuntado que estos servicios serán ofrecidos por "entidades sin ánimo de lucro".

LISTA DE ESPERA

En la sesión se han resuelto otras peticiones informativas de los grupos junteros de la oposición dirigidas a la diputada de Acción Social. En una de ellas, el PSE-EE solicitaba su comparecencia para que informase sobre "la lista de espera y los retrasos" en la percepción de las ayudas a las personas dependientes en el Territorio.

De los "12.000 expedientes" que anualmente se inician en la atención a la dependencia en Bizkaia, "del orden del 5%", está en proceso de asignación de prestación o servicio atribuible a la Administración foral, "lo que supone que tardamos de media menos de un mes en asignar el recurso o la prestación", una vez superados todos los trámites para reconocer la condición de beneficiario, ha explicado Ardanza.

Según los datos aportados por la diputada de Acción Social, serían 537 personas actualmente las que están en lista de espera, "porcentaje que en el Estado se eleva de media al 20% y, en algunos casos como en Canarias, alcanza el 52% de los solicitantes". En cuanto a los tiempos de valoración de la dependencia, la media en Bizkaia se sitúa en los "67 días, 97 si la valoración que se solicita es de discapacidad".

Ardanza ha recordado que gracias al esfuerzo de "todas" las administraciones vascas, la Ley de Dependencia "se cumple" y "no ha sido desfigurada como ha ocurrido en otras partes del Estado debido a los recortes presupuestarios y a las modificaciones legislativas realizadas por el actual Gobierno central". En su intervención, ha destacado también que el Observatorio Estatal de Gerentes y Directores Sociales calificó con 8,3 puntos, sobre un total de 10, la atención a la dependencia en Bizkaia.

La diputada se ha referido al "desfase" existente entre los datos ofrecidos por el IMSERSO, que recogían la existencia de 5.023 personas en la Comunidad Autónoma Vasca sin prestación, y los que tiene en poder su departamento. De estas personas dependientes, más de 3.000 corresponderían a Bizkaia.

Tras relatar el estado de 2.620 expedientes, Ardanza ha asegurado que en realidad son 537 personas las que pueden estar esperando las ayudas. "No es para sacar pecho, pero sí para afirmar que en Bizkaia la Ley de Dependencia no ha sido desfigurada, gracias al esfuerzo y compromiso económico de la Diputación", ha manifestado.

La diputada ha criticado el hecho de que en el Estado las personas valoradas con Grado I-2 no perciban prestación alguna, mientras que, en Bizkaia, 2.017 personas se benefician de estas ayudas. Con respecto a las cuantías, "mientras que en el Estado se redujeron entre un 15 y un 25% las destinadas al entorno familiar, la asistencia personal o al servicio, en Bizkaia hemos mantenido las cuantías sin reducción alguna", ha dicho.

También ha criticado la financiación para considerar que el Estado "debería por ley financiar el 50% de estas ayudas, y nunca ha alcanzado el 20%". Ardanza ha destacado que la Diputación "apenas descuenta del cupo 30 millones de euros, y el presupuesto en materia de dependencia y discapacidad supera los 300 millones en el territorio". "La financiación estatal es inferior al 10%", se ha quejado.

Para leer más