21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 7 de abril de 2008

    El índice de Innovación Europeo de Euskadi alcanza el valor de 0,37 en 2007

     

       BILBAO, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

       El índice de Innovación Europeo de Euskadi se situó durante 2007 en 0,37, un valor cercano al 0,45 que supuso la media en la Unión Europea (contabilizados sus 27 miembros). La formación de la población sigue siendo el punto fuerte fundamental de la innovación vasca.

       Según informó el Eustat en un comunicado, con este índice el País Vasco se sitúa en el puesto número 13 de la UE, el mismo que ocupó en 2006, aunque el año pasado el valor alcanzado por la economía vasca fue dos centésimas superior al obtenido en 2006, un 6 por ciento más.

       En cuanto al Estado, en 2007 se mantuvo la misma puntuación alcanzada en 2006, el 0,31. Dentro del grupo de países líderes en innovación, siguen copando los primeros puestos Suecia (0,73), Finlandia (0,64), Dinamarca (0,61), Alemania (0,59) y Reino Unido (0,57). Si no se tiene en cuenta la pertenencia a la Unión Europea, en la vanguardia innovadora están también Suiza (0,67), Israel (0,62), Japón (0,60) y Estados Unidos (0,55).

       Con puntuaciones entre 0,47 y 0,53, por encima de la media europea, se encuentra un segundo conjunto compuesto por Luxemburgo, Irlanda, Austria, Países Bajos, Francia y Bélgica. Se añadirían de fuera de la UE-27, Islandia y Canadá.

       La formación de la población sigue siendo el punto fuerte fundamental de la innovación vasca: dos de cada cinco personas de 25 a 64 años tienen formación universitaria o de FP superior

       Con respecto a la media europea, Euskadi sigue destacando en algunos de los indicadores incluidos en el grupo de impulsores de la innovación: un 26,6 por mil jóvenes de 20 a 29 años se graduaron en estudios de Ciencias e Ingenierías, incluyéndose los titulados de Formación Profesional de Grado Superior.

       La tasa europea apenas alcanzaba la mitad de esa cifra, con un 12,9 por mil, siendo Irlanda con un 24,5 por mil y Francia -22,5 por mil- los países que más se aproximan. El porcentaje de la población con educación superior (Universitaria o con Formación Profesional de Grado superior) de 25 a 64 años alcanza el 41,8%, próximo a doblar la media comunitaria, del 23%.

       La población de 20 a 24 años que por lo menos ha finalizado la educación secundaria -el 79,2%-, se sitúa ligeramente por encima de la media europea -77,8%-. Se produce una mejora sustancial de la difusión de banda ancha, que ha pasado del 10 por ciento de la población al 14,7 por ciento, en paralelo a la medida para la UE que ha pasado del 10 por ciento al 14,8 por ciento.

    FINANCIACIÓN PUBLICA

       Un 13,6 por ciento de las empresas innovadoras vascas reciben financiación pública, 4,6 puntos porcentuales más que la media europea. La inversión en I+D de media y alta tecnología en la industria resulta menor en el caso vasco: el 73 por ciento sobre el total de gasto en I+D, mientras que ese porcentaje ascendió al 85,2 por ciento en la media europea.

       Las instituciones públicas en la Unión Europea dedican de media un 0,65 por ciento del PIB en I+D, mientras que este porcentaje se reduce a la mitad en el caso vasco -0,29%-. Sin embargo, en el sector privado el gasto por el mismo concepto no resulta muy alejado: 1,14 por ciento en el País Vasco y un 1,17 por ciento en Europa.

       Por otro lado, un 6,1 por ciento de las pymes vascas cooperan con otras empresas para innovar, haciéndolo un 9,1 por ciento de las europeas.

       El resto de indicadores relativos al peso de la iniciativa empresarial en la innovación también se distancian de la media de la UE: el porcentaje del PIB dedicado a Capital Riesgo en las fases iniciales alcanza un 0,02 por ciento en el caso vasco y un 0,05 en la media europea. El gasto en innovación sobre las ventas, en las empresas de 10 y más empleos, resulta algo menor (1,6% y 2,2% en la UE27).

       El gasto en Tecnologías de la Información y de la Comunicación supuso el 5,1 por ciento del PIB en la Comunidad Autónoma Vasca, siendo 1,3 puntos superior en el contexto europeo. Sólo en el apartado de innovación interna -introducen nuevos productos en el mercado o procesos dentro de la  empresa, participando en su desarrollo la propia empresa-, las pymes vascas se sitúan por encima de la media: un 26,8 por ciento la desarrollan frente al 21,6 por ciento en la UE.

       En cuanto a la cifra de exportación de alta tecnología de las empresas vascas, resulta cuatro veces inferior a la de la media europea, aunque la tasas de ocupados en sectores industriales de media y alta tecnología son superiores en Euskadi -un 10,2%- que en la media europea -6,6%-, y las del sector servicios son casi idénticas -3,2 y 3,3% respectivamente-. Además, el peso de las exportaciones de productos de alta tecnología resulta significativamente menor: un 3,7% del total de las exportaciones en el caso vasco y de un 16,7% en el de la Unión Europea.

       El impacto en la cifra de negocios de las ventas de productos innovadores de las empresas de 10 y más empleos también resulta inferior al de la media europea: un 1,6% cuando son nuevos para el mercado y un 2,5% cuando sólo son nuevos para la empresa. La media europea ofrece un 7,3 y un 6,2% respectivamente.

    Aunque la protección de marcas y diseños mediante su registro alcanza tasas similares o incluso superiores a las europeas, no sucede lo mismo con las patentes.

       La última dimensión, que como la anterior también trata de estimar los resultados de la innovación, se centra en indicadores asociados a la propiedad intelectual. Si por un lado el País Vasco destaca en cuanto a solicitud de marcas a la OAMI (Oficina para la Armonización del Mercado Interior), con 176,1 por millón de habitantes -siendo 108,2 en la media europea- y se mantiene próxima a esa media en cuanto a solicitudes de diseños -103 por millón y 109,4 en la UE-, las solicitudes de patentes presentan una fuerte brecha negativa: 50,5 por millón de patentes EPO (Oficina Europea de Patentes) en el caso vasco y 128 en el europeo, 12,5 por millón de patentes USPTO (Oficina de Estados Unidos de Patentes y marcas) y 52,2 respectivamente.

       Con las llamadas patentes triádicas (simultáneamente solicitudes en la EPO, en la JPO -Oficina Japonesa de Patentes- y registro en la USPTO) sucede algo similar: se tramitan desde Euskadi 2,2 por millón frente al 20,8 de media en Europa.