25 de enero de 2020
  • Viernes, 24 de Enero
  • 11 de febrero de 2010

    Interior advierte de que el número de voluntarios para emergencias es "insuficiente" en Euskadi

    Ares presenta el nuevo decreto que regula la participación de los voluntarios de Protección Civil en el País Vasco

    SAN SEBASTIÁN, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El número de voluntarios que actúan en situaciones de emergencia en Euskadi, que asciende a un total de 369 personas distribuidas en 34 asociaciones, resulta actualmente "insuficiente", según advirtió hoy el viceconsejero vasco de Interior, Raúl Fernández, quien destacó que el País Vasco "no está en una mejor situación" que el resto de comunidades autónomas. No obstante, la voluntad del Ejecutivo vasco es "llegar" a los niveles de "los mejores servicios europeos".

    Fernández hizo estas declaraciones junto al consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, en una rueda de prensa celebrada en San Sebastián, en la que presentaron los detalles del nuevo decreto creado por el Gobierno vasco para regular la participación de los voluntarios de Protección Civil en el País Vasco.

    Asimismo, el viceconsejero abogó por incorporar a las mujeres a este tipo de organizaciones, ya que en la actualidad el 87 por ciento de los voluntarios son hombres.

    Fernández subrayó que la figura del voluntario es "absolutamente imprescindible" en Euskadi y en el resto del mundo, como también resultaba "imprescindible" regular la situación de estos colectivos y su integración en los servicios profesionalizados de Protección Civil mediante una normativa específica.

    "MEJORAR SERVICIOS"

    El consejero de Interior explicó que mediante el nuevo decreto, el Ejecutivo autonómico se compromete a mejorar los servicios de emergencias, aunque se mostró convencido de que ya son "buenos", y apuntó que el documento también servirá para reforzar los medios de los que disponen estas organizaciones.

    Ares incidió en la necesidad de desarrollar esta normativa y establecer los requisitos para que las organizaciones de voluntarios de Protección Civil puedan ser reconocidas como tales por parte de las administraciones, con el fin de "colaborar" con ellas y que se integren en el sistema "sin perder su autonomía y responsabilidad propias".

    Este decreto delimita las funciones que les corresponden a las organizaciones de voluntarios dentro del esquema de los servicios de Protección Civil, así como determinados aspectos básicos sobre la formación y preparación de estas personas.

    El objetivo de este documento es "fortalecer" las organizaciones locales de voluntarios de protección civil y "facilitar la creación de otras nuevas" para mejorar la calidad del conjunto de los servicios de emergencias, además de "fomentar" la participación de los ciudadanos en las tareas del Sistema vasco de Atención de Emergencias, según indica el propio texto.

    El decreto distingue dos clases de organizaciones: las locales, que están integradas en la estructura de protección civil municipal, y las entidades colaboradoras con el Departamento de Interior del Gobierno vasco.

    Además, la nueva normativa establece que las actuaciones de estas entidades deben desarrollarse siempre "bajo la autoridad correspondiente", que las organizaciones de voluntariado "intervendrán en las emergencias en las que se requiera su participación", así como el protocolo a seguir ante situaciones de emergencia, desde el momento en que llega al lugar el primer técnico o voluntario.

    "REGISTRO LEGAL"

    El documento indica que estas organizaciones "deben estar legalmente constituidas", y tienen que proporcionar al voluntariado "la formación necesaria" y "garantizar las debidas condiciones de seguridad e higiene" para sus integrantes.

    Por otra parte, las administraciones se comprometen a colaborar con estas organizaciones, a promover el equipamiento, la formación y capacitación de los voluntarios, y a concederles ayudas y subvenciones.

    Asimismo, mediante el Decreto, se ha creado un registro de organizaciones de voluntariado colaboradoras de la Protección Civil de Euskadi, que dependerá de la dirección de Atención de Emergencias y Protección Civil del Gobierno vasco, en el que deberán inscribirse todas las entidades que cumplan con los requisitos establecidos en este decreto.

    Por su parte, la directora de atención de emergencias del Gobierno vasco, Elena Moreno, afirmó que los servicios de emergencias gozan de un "altísimo nivel" en Euskadi y apuntó que atienden más de 1,2 millones de llamadas anuales. En este sentido, se congratuló de que "está disminuyendo mucho" el número de llamadas falsas, mientras que ha ascendido el nivel de incidentes que resuelven los servicios de emergencia.