19 de enero de 2020
  • Sábado, 18 de Enero
  • Viernes, 17 de Enero
  • 18 de julio de 2009

    Interior alerta también a barcos de recreo de Lekeitio ante la posible colisión con la carga de un buque caída al mar

    La Ertzaintza ha recogido seis tubos de poliéster y está en proceso de retirar otros tres, del total de 25 cilindros caídos

    BILBAO, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El Departamento vasco de Interior amplió la alerta por la posibilidad de colisión en el mar con parte de la carga caída esta mañana al agua desde un buque, un total de 25 cilindros de poliéster de grandes dimensiones, también a la costa de Lekeitio, además de la de Bermeo, ya que las corrientes están llevando los tubos hacia el Este.

    Según informó Interior, ya se han conseguido recuperar del mar seis de los cilindros y se está en proceso de recoger otros tres. Tanto la Ertzaintza como Salvamento Marítimo colaboran en los trabajos de retirada de las piezas, destinadas, al parecer, a alguna empresa vizcaína, si bien se encuentran con dificultades, debido a su elevado peso. La Policía vasca advierte de que la carga flota a un metro de la superficie por lo que los navegantes pueden no advertir su presencia y chocar con alguna de los cilindros.

    Según informaron a Europa Press fuentes del Departamento, los hechos se produjeron alrededor de las nueve de la mañana cuando un buque que se dirigía al puerto de Bermeo para atracar sufrió un golpe de mar y, como consecuencia, 25 cilindros de poliéster de seis metros de largo por dos y medio de ancho cayeron al agua.

    La carga comenzó a extenderse por el mar hacia Ibarrangelua y Mundaka, incluso uno de ellos llegó a la playa de Laida. La embarcación de la Ertzaintza 'Itxasain' así como otra de Salvamento Marítimo y un remolcador de Bermeo trabajan para recoger los cilindros para remolcarlos a puerto y devolverlos a la embarcación de origen.

    EVITAR COLISIONES

    Sin embargo, las dificultades son grandes debido al peso de las piezas, por lo que Salvamento Marítimo ha procedido a avisar a las embarcaciones que naveguen en la franja comprendida entre Bermeo y Lekeitio para evitar posibles colisiones.

    En concreto Interior, advierte del riesgo de colisión que pueden sufrir las de recreo, de menores dimensiones, ya que los cilindros flotan a un metro de la superficie, aproximadamente, lo que dificulta su visibilidad.