23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 3 de enero de 2009

    Irujo asegura que EA garantizará que el derecho a decidir esté presente en las urnas el 1 de marzo

    Confía en que la política sea la única protagonista de los comicios y que ETA "no se haga presente de la única forma que sabe, asesinando"

    BILBAO, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz de la Ejecutiva Nacional de Eusko Alkartasuna, Mikel Irujo, aseguró hoy que su formación garantizará que el derecho a decidir estará presente en las urnas en las elecciones autonómicas vascas del 1 de marzo.

    Asimismo, en un comunicado, se reafirmó en la necesidad de la creación de "un polo soberanista basado en el respeto a los derechos humanos que garantice dar un paso adelante en la superación del actual marco político, puesto que, según Irujo, "una parte importante de la sociedad vasca apuesta por un marco político que va mucho más allá del Estatuto de Gernika".

    Tras insistir en que "el derecho a decidir estará presente en las urnas el día 1 de marzo por medio de Eusko Alkartasuna", Irujo añadió que "es el momento de apostar por superar el actual marco político".

    El portavoz de EA se mostró convencido de que la constitución de un polo soberanista "daría respuesta a la necesidad que tenemos como pueblo en todos los ámbitos, en el cultural, el político y también, muy importante en esta época de crisis, el económico".

    "MEJORES OPORTUNIDADES"

    Irujo agregó que "para Euskal Herria, mantenerse en el actual estatus, dentro del Estado español, supone perder oportunidades para seguir creciendo en el ámbito económico y en el del bienestar social". Desde este punto de vista, consideró que el derecho a decidir "responde al derecho de la ciudadanía vasca a vivir mejor, tener una mayor calidad de vida y mayores y mejores oportunidades".

    Respecto a la campaña electoral, Mikel Irujo deseó que "la política sea la única protagonista y que esa lacra anacrónica que es ETA no se haga presente de la única forma que sabe, asesinando a un empresario con el pretexto de parar una obra pública avalada por la mayoría del Parlamento o atentando contra un medio de comunicación".