21 de octubre de 2019
  • Domingo, 20 de Octubre
  • 23 de junio de 2009

    El juzgado de Irún autoriza la venta de las acciones de Bravo en Roza Cabrera cuyo importe embargará "de inmediato"

    SAN SEBASTIAN, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El Juzgado de Instrucción número 2 de Irún (Gipuzkoa) ha acordado autorizar la venta de las 600 acciones de José María Bravo -ex director de la Oficina de la Hacienda foral de Gipuzkoa en Irún y principal imputado en la presunta trama de fraude fiscal detectada en la misma-, en la sociedad mercantil Roza Cabrera, cuyo importe, al menos 4,27 euros por acción, en total mínimo 2.563 euros, embargará "de inmediato".

    En el auto, fechado a 18 de junio de este año y contra el que cabe interponer recurso de reforma o apelación en el plazo de tres días, al que tuvo acceso Europa Press, se ordena, de nuevo, paralizar la ampliación de capital del Spa Túnel del Hada, del que es propietario Bravo, por entenderla "perjudicial para los intereses de los eventuales perjudicados en este procedimiento".

    Respecto a Roza Cabrera -empresa con seis socios, entre ellos, el hermano de Bravo, Víctor- que era propietaria del 100 por cien del capital de otras sociedades que supuestamente sirvieron para desviar el dinero depositado por contribuyentes que pretendían saldar sus deudas tributaria, el titular del Juzgado autoriza la venta de las 600 acciones del principal imputado en esta trama, que tenía un 16 por ciento de la titularidad de mercantil, condicionando la venta a que el precio de cada acción sea "de al menos 4,27 euros".

    Además, en el auto se recoge que, "tan pronto como Bravo perciba el precio de estas acciones", el metálico quedará "embargado a resultas de la presente causa", pudiendo incurrir en "ilícito penal" si esos fondos no son consignados en la Cuenta de Consignaciones y Depósitos de este Juzgado.

    Por otro lado, en lo referido a la ampliación de capital de la mercantil Túnel del Hada, el hotel-spa en el Jerte, del que Bravo y su mujer Rosa Cobos eran propietarios, por el momento, se acuerda paralizar la ampliación de capital, con 70 nuevas acciones de seis euros valor nominal, que propusieron, como medida de aseguramiento de la responsabilidad civil en "protección de los intereses" de los "perjudicados" en esta causa.

    No obstante, se contempla que, "de proponerse otras medidas alternativas a la ampliación de capital con el fin de proteger los intereses" de este negocio, el juez instructor podría replantearse la aprobación de la citada ampliación de capital.