6 de agosto de 2020
15 de febrero de 2014

Kutxabank cierra 2013 con un Core Capital del 12% y un "sólido liderazgo" en solvencia

Kutxabank cierra 2013 con un Core Capital del 12% y un "sólido liderazgo" en solvencia
KUTXABANK

El Grupo supera ya con el 10,8% las "duras exigencias" de capital ('fully loaded') previstas por 'Basilea III' para finales de 2019

BILBAO, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

Kutxabank ha cerrado 2013 con un Core Capital del 12% y un "sólido liderazgo en solvencia", superando ya con el 10,8% las "duras exigencias" de capital ('fully loaded') previstas por 'Basilea III' para finales de 2019.

El presidente de Kutxabank, Mario Fernández, y el director general corporativo, Ignacio Sánchez Asiaín, han señalado, en el encuentro anual que han mantenido con su equipo directivo este sábado en Bilbao, que, tras dos ejercicios "extremadamente difíciles", Kutxabank es "la única entidad del sistema financiero en la que las Cajas de Ahorros mantienen el 100% del capital y que no ha recibido un sólo euro en forma de ayudas públicas por parte del Frob".

Mientras que el proceso de reestructuración ha conllevado la desaparición total o parcial de las Cajas de origen del accionariado de los grupos resultantes, la alta dirección de Kutxabank ha recalcado que, "gracias a los importantes esfuerzos de capitalización que realizaron BBK, Kutxa y Vital antes de la crisis, el grupo vasco mantiene tanto la propiedad de sus accionistas como la capacidad de decisión".

Según ha explicado Mario Fernández a los directivos de la entidad, el Grupo Kutxabank ha continuado reforzando su solvencia durante el ejercicio 2013, "generando capital orgánicamente, sin haber recibido ningún tipo de ayudas públicas, sin haber realizado operaciones significativas de carry trade, ni vendiendo unidades de negocio a terceros".

La nueva regulación europea conocida como Basilea III, que exige a las entidades financieras más capital y de mayor calidad, contempla tres indicadores de solvencia que deben ser atendidos por las entidades: el Core Capital, el Ratio de Apalancamiento y el ratio de Bail-in. En todos ellos destaca Kutxabank, que muestra "una excelente mejora en 2013, lo que le sitúa como una de las entidades más solventes del sistema", ha subrayado.

El grupo financiero vasco ha reforzado mediante generación interna su solvencia de manera "muy notable", al incrementar en 184 puntos básicos el capital de máxima calidad, y cerrar el pasado ejercicio con un Core Tier I del 12% y con una Solvencia total del 12,4%. Además, Kutxabank supera ya, con un 10,8%, las "duras" exigencias de capital para finales de 2019 (Core Tier I 'fully loaded') fijadas por Basilea III.

Un segundo indicador que apuntala la "creciente solvencia" de Kutxabank es su Ratio de Apalancamiento, situado en el 7,02% a finales de 2013, más del doble del mínimo exigible (3%). Este índice, que mide los fondos propios entre los riesgos totales y que será fundamental en la futura evaluación de los supervisores bancarios europeos, es el más alto de las entidades financieras del Estado y uno de los más elevados de Europa.

En tercer lugar, el Bail-in, ratio que mide la capacidad de absorción de pérdidas ante eventuales problemas futuros del banco, se sitúa en el 8,4%, por encima del 8% que, se estima, fijará la Directiva de resolución. El indicador de Kutxabank transmite "una total seguridad a sus clientes" y sitúa de nuevo al Grupo financiero que preside Mario Fernández entre las entidades del Estado con un mayor coeficiente.

Todo lo anterior sitúa a Kutxabank en una posición "confortable" ante los próximos test de estrés que realizará el Banco Central Europeo en 2014, orientados a mejorar la transparencia y a devolver la confianza en un sistema financiero solvente y saneado.

2014, UN PUNTO DE INFLEXIÓN

Desde la mejora de los mercados de financiación y tras los ajustes realizados en los últimos años, la economía real muestra síntomas de recuperación. Las perspectivas de cara a 2014 han mejorado y los indicadores de la demanda interna anticipan un mayor dinamismo. Por todo ello, será un año que marcará, según la alta dirección de Kutxabank, "un punto de inflexión" tanto para la economía, como para el entorno financiero y el propio Grupo.

En opinión del director general corporativo, Kutxabank debe aprovechar el contexto favorable para crecer en volumen de negocio y seguir apoyando el desarrollo económico de su entorno a través de la inversión. Puesto que "crecer" es uno de los principales retos del grupo en 2014, Sánchez Asiaín ha animado a toda la organización a que ponga en valor "la forma de hacer de Kutxabank, basada en la prudencia, el rigor y la cercanía".

Mario Fernández ha concluido afirmando que "los resultados que hemos visto hoy son muy positivos y más en un entorno de graves dificultades, pero no deben hacernos olvidar los retos que tenemos por delante. Este año, tendremos nuevas pruebas que superar y la nueva normativa europea que nos conducirá a transitar por caminos nuevos. Estoy seguro de que, como siempre, sabremos hacerlo con profesionalidad, rigor y compromiso con nuestros clientes. Nuestro futuro pasa en el día a día por poner al servicio de nuestros clientes nuestra solidez bancaria y, por otro lado, activar los mecanismos que sean necesarios para, en el marco de la nueva regulación europea garantizar nuestro ineludible compromiso con la obra social."