21 de febrero de 2020
18 de enero de 2020

Lakuntza considera "grave e inaceptable" que Urkullu sólo escuche a "los privilegiados" y adopte "una posición de parte"

Asegura que en 2020 las huelgas serán nuevamente la apuesta de ELA para lograr sus reivindicaciones porque "no dejan otra vía"

Lakuntza considera "grave e inaceptable" que Urkullu sólo escuche a "los privilegiados" y adopte "una posición de parte"
El secretario general de ELA, Mitxel Lakuntza. - EUROPA PRESS - ARCHIVO

BILBAO, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de ELA, Mitxel Lakuntza, ha mostrado su rechazo a la decisión del Lehendakari, Iñigo Urkullu, de no reunirse con ELA y LAB para abordar la huelga general convocada para el 30 de enero y cree que está adoptando una posición "muy de parte" que es "inaceptable" porque es "autoritaria y antidemocrática". Por ello, considera "grave" que "sólo escuche a la parte privilegiada de la sociedad".

En una entrevista a Europa Press, Lakuntza se ha referido de esta manera a la negativa del lehendakari, Iñigo Urkullu, a mantener la reunión que le habían solicitado los máximos responsables de ELA y LAB para abordar la huelga general. El presidente del Gobierno Vasco, en su respuesta, les pidió que reconsiderarán la convocatoria porque es "desproporcionada" y, ante su convencimiento de que no iba a ser así, les comunicó que no se reuniría con ellos.

Lakuntxa ha calificado de "inaceptable" la postura de Urkullu, aunque "no es nueva". "Por mucho que sea una posición reiterada, no deberíamos acostumbrarnos o dar por bueno que un lehendakari sólo escuche a una parte de la sociedad, que es la parte más privilegiada, que generalmente es la patronal y los intereses económicos y empresariales", ha agregado.

El dirigente de ELA, que ha indicado que "no es la primera vez que ocurre", ha señalado que "lo mismo que se vio con motivo del convenio del Metal de Bizkaia cuando prácticamente se erigió como portavoz de la patronal, es muy evidente cuál es la posición del Lehendakari, una posición muy de parte que es inaceptable porque es autoritaria, antidemocrática y, en el fondo, hay una concepción de no aceptar que hay una parte de la sociedad organizada".

Lakuntza ha afirmado que es "evidente" que Urkullu sólo cree "en un modelo de élites" que "tiene una visión cada vez más alejada de una parte de este país". "Se habla mucho de diálogo pero sólo es retórica porque cuando tiene que llevarlo a cabo con agentes sociales, que somos los que planteamos un cambio de las políticas públicas, se niega a estar con nosotros", ha dicho.

Por ello, considera "grave" que la mayor figura institucional del país "se niegue a aceptar -en este caso, ni siquiera escuchar- a una parte esta sociedad". En su opinión, es "inadmisible" que el diálogo se condicione a "retirar una huelga", algo que es "muy propio del Lehendakari y de su Gobierno".

A su juicio, lo que "entra en la normalidad" es lo que ha hecho la presidenta navarra, María Chivite, que ha aceptado reunirse con los sindicatos para abordar la huelga, también convocada en Navarra. Lakuntza ha indicado que seguramente les trasladará su "disconformidad" con la huelga, pero tendrán ocasión de "rebatir" y de que se les escuche.

Lakuntza cree que el Lehendakari se está "escondiendo ante esta huelga" y "no quiere dar la cara" y considera "increíble" que, en su respuesta a los sindicatos, "diga que no tiene competencias donde tiene". En concreto, ha indicado que tiene competencia para "complementar pensiones y hacer frente a la reivindicación de la pensión mínima de 1.080 euros".

"También dice que no tiene competencia en materia laboral cuando el Lehendakari es el mayor empleador del país. Nos dicen que nos hemos confundido de ventanilla y que vayamos a Madrid, pero nosotros sabemos en qué ventanilla estamos y tienen competencias pero no quieren. Cuando las competencias tienen carácter social, más que tener interés, parece que al Gobierno le estorban", ha agregado.

Lakuntza ha recordado que la huelga pretende "un cambio de las políticas" en tres materias, en pensiones, en derechos laborales y sociales, y la tabla reivindicativa está dirigida, además de a los Gobiernos vasco y navarro porque hay cuestiones "directamente relacionadas" con las políticas que desarrollan, también a la patronal.

El Gobierno español, según ha explicado, también es destinatario de sus reivindicaciones porque hay competencias que, "por desgracia, tiene el Estado" y en el acuerdo de Gobierno cerrado por PSOE y Unidas Podemos "la música y la letra son cosas diferentes".

"Hay una música que puede parecer atractiva, hay algunos avances parciales, pero, en su conjunto, lo que se presenta es muy ambiguo", ha señalado.

Lakuntza cree que se mantiene una "línea continuista en lo económico y presupuestario", mientras en el tema fiscal no se plantean "medidas de calado" y no se comprometen "abiertamente a derogar la reforma laboral y de pensiones".

Por otra parte, se ha referido a las palabras del secretario general de Podemos Euskadi, Lander Martínez, en las que lamentaba que no se diera al Gobierno central un "margen de confianza" y Lakuntza ha afirmado que se queda con unas recientes declaraciones del vicepresidente, Pablo Iglesias, después de prometer su cargo, en las que animó a sindicatos y movimientos sociales a que "apretemos, critiquemos y les interpelemos para hacer más incluso de lo que estén dispuestos a hacer".

Tras asegurar que Lander Martínez hace una "lectura errónea" de la "importancia que tiene una sociedad organizada y los propios sindicatos", cree que las palabras de Iglesias refuerzan la opinión de que ahora "hay más condiciones, incluso, para presionar y sacar adelante las reivindicaciones" que están detrás de la huelga.

En concreto, ha puesto de relieve que hay fuerzas políticas en el Estado que "marcan unas mayorías necesarias" para poder sacar adelante algunas reformas y los sindicatos "deben interpelar a estos partidos, algunos de ellos vascos como el PNV o EH Bildu, que van a tener un peso en la conformación de unas mayorías, para presionar" de cara a que se avance en reformas.

CONTRADICCIONES DE CC.OO Y UGT

Ante las críticas de CC.OO. y UGT Euskadi a esta convocatoria, Lakuntza ha afirmado que su postura "es preocupante" y tienen unas "contradicciones importantes". "En una situación en la que incluso un vicepresidente de un Gobierno está llamando a que presionemos para poder sacar cosas, que haya sindicatos que se sitúen por detrás, en este caso, del Gobierno, da buena muestra de su posición de descrédito", ha dicho.

El dirigente de ELA cree que la convocatoria del 30-E tendrá un seguimiento masivo, y ha asegurado, ante las acusaciones de dividir al movimiento pensionista, que las organizaciones "más potentes" de este colectivo, apoyan la convocatoria.

Según ha destacado, ELA trabaja para que los ciudadanos tengan "unas mejores condiciones de vida" y, "por desgracia, no hay mejor instrumento que la huelga". "Ojalá fuera tan sencillo como sentarse en una mesa, pero no nos hacen caso en ninguna de esas mesas", ha añadido.

Por lo tanto, cree que la huelga es un "instrumento de activación social incomparable" y en 2020 será nuevamente la apuesta de ELA para lograr las reivindicaciones porque "no nos dejan otra vía". "La huelga es el último recurso pero es nuestra única oportunidad porque hay una posición patronal que tiene el amparo, en este caso del Gobierno vasco. Algunas cosas sin la huelga no son posibles", ha dicho.

BALANCE

Precisamente, en su balance del ejercicio 2019 en materia de negociación colectiva, ha señalado que ha sido un "año muy interesante en términos de incremento de huelgas y de intensidad sindical".

Lakuntza cree que se está en una fase de crecimiento económico pero la precariedad laboral y social "aumenta" pese "a que lo intente esconder la propaganda institucional". Por ello, ELA incide en la organización de los trabajadores y la defensa de la huelga "como instrumento que permite conseguir cosas que, de otra manera, no son posibles".

Por otra parte, sobre la relación con el sindicato LAB, ha indicado que es "un aliado preferente" y que, aunque comparten "cosas", les "diferencian otras" en relación a la negociación colectiva" y la manera de ejercer la interpelación política.

Para leer más