23 de abril de 2019
  • Lunes, 22 de Abril
  • 17 de diciembre de 2010

    Lanbide dará preferencia a las empresas con trabajadores discapacitados en los procesos de contratación pública

    BILBAO, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El viceconsejero de Empleo, Formación e Inserción social, Javier Ruiz, ha asegurado que en los procesos de contratación pública Lanbide dará preferencia a las empresas que tengan en sus plantillas trabajadores con discapacidad.

    Para ello, con la Asociación de empresas de Inserción del País vasco (Gizatea) se estudiará el modo de hacer efectivas las cláusulas sociales destinadas a promocionar el empleo de colectivos desfavorecidos.

    En la inauguración de las terceras jornadas de empresas de inserción que se celebran en Bilbao, Ruiz ha adelantado que, como primera medida, Lanbide contará a partir de enero con un servicio dedicado específicamente a las empresas de inserción, ya que quieren hacer de las empresas de inserción de Euskadi el mayor sector del Estado, "tanto en términos relativos como absolutos".

    En su opinión, esta medida "permitirá al sector ser un referente en la materia y, sobre todo, un aliento para la ciudadanía que sigue observando al empleo como reto y necesidad". Asimismo, Ruiz ha indicado que espera que Lanbide se convierta en otro "referente" y en "un servicio modélico" de gestión.

    Ruiz ha señalado que el Departamento de Empleo y Asuntos Sociales ha potenciado "aún más" su tradicional apuesta por este sector durante el año que ahora concluye, al pasar de nueve a once millones de euros la cuantía de las ayudas.

    El viceconsejero ha señalado que este incremento tiene mucho que ver con el compromiso con el empleo que las empresas del sector han puesto sobre la mesa. "Si hay un dato incontestable es que todas las memorias que reflejan la actividad de las empresas de inserción, incluso las que afectan a un periodo de profunda crisis económica en el periodo 2008-2010, hablan de un sector solvente que sostiene el empleo mejor que la media del mercado normalizado", ha recalcado Ruiz.

    Según ha señalado, ese compromiso no solo es patente en la contabilidad de las empresas, también en la responsabilidad ética con la inclusión laboral de las personas en mayor riesgo de exclusión social y laboral. Por ello, considera que las empresas de inserción son "un indiscutible compañero de viaje en la lucha contra la exclusión, contra el desempleo y contra la pobreza".