25 de junio de 2019
  • Lunes, 24 de Junio
  • 20 de junio de 2008

    Lokarri presenta una propuesta a Gobierno vasco para promover una campaña de información y debate sobre la consulta

    Asegura que la consulta sirve para "unir a la sociedad" y que lo que "divide" es "la ausencia de diálogo y acuerdo"

    BILBAO, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Lokarri, Red ciudadana por el acuerdo y la consulta, enviará hoy a Gobierno vasco y partidos políticos una propuesta que tiene como objetivo promover una campaña de información y debate sobre los contenidos de la consulta planteada por el lehendakari, Juan José Ibarretxe.

    El rueda de prensa, el coordinador de Lokarri, Paul Ríos, señaló, ante el debate del próximo 27 de junio de la propuesta de Ley de convocatoria de una consulta popular para conocer la opinión ciudadana sobre la apertura de un proceso de negociación para alcanzar la paz y la normalización política, que la consulta "sirve para unir a la sociedad" y es "integradora".

    A pesar de que la propuesta de consulta "no ha generado un amplio consenso en los partidos políticos" y de que "hubiese sido deseable un acuerdo previo sin exclusiones que posteriormente fuese ratificado en una consulta", Ríos insistió en que "la consulta no divide, sino que es la ausencia de diálogo y acuerdo lo que nos impide superar nuestras divisiones".

    Para Lokarri, el objetivo de lograr que la consulta sea integradora, "que sirva para unir", exige que la participación "sea alta el día de celebración de la consulta" y que la respuesta de la ciudadanía a las preguntas planteadas "sea resultado de un proceso de reflexión y responsabilidad.

    Ríos precisó que lograr que la participación sea alta y que la respuesta ciudadana sea reflexionada y responsable exige que, previamente a la celebración de la consulta, se desarrolle "una intensa actividad de información y de facilitación del debate y la reflexión ciudadana sobre los contenidos de la propia consulta".

    En este sentido, el representante de Lokarri dijo percibir un "déficit" en la propuesta de Ley presentada por el Gobierno vasco, "ya que sólo contempla la entrega de subvenciones a los partidos políticos para hacer campaña, como si esta consulta se tratase de un proceso electoral más". En cambio, subrayó, esta consulta supone "una responsabilidad y un reto mayor para la ciudadanía al tener que expresar su voluntad sobre cuestiones tan importantes como la paz y la normalización política".

    EJERCICIO NOVEDOSO

    Además, destacó que es "un ejercicio novedoso de democracia directa, al que estamos poco acostumbrados", por lo que Lokarri quiere proponer al Gobierno, al Parlamento y a los partidos políticos vascos un plan de información y fomento de la participación en la consulta.

    Ríos explicó que la propuesta contempla tres líneas de actuación y diez acciones concretas, "que deberán ir acompañadas de una partida presupuestaria especial para su puesta en marcha y desarrollo".

    La primera línea de actuación, denominada 'Información directa', tiene como objetivo ofrecer una información directa sobre el contenido de la consulta (preguntas y mecanismo de celebración) a toda la ciudadanía. Así, se propone la edición y buzoneo de un folleto explicativo sobre la consulta en todos los hogares de Euskadi; y una campaña de difusión en medios de comunicación, consistente en la inserción de anuncios tanto en prensa, radio, televisión e internet.

    También se plantea la difusión de los contenidos de la consulta a nivel estatal e internacional, desarrollando una campaña de información objetiva sobre los contenidos de la consulta y la organización de debates en los medios de comunicación públicos con el formato "tengo una pregunta para usted", en los que toda la ciudadanía tenga la oportunidad de formular sus dudas a los representantes de todos los partidos políticos. Además, se propone la creación de una página web específica para explicar los contenidos de la consulta.

    DEBATE Y PARTICIPACION

    La segunda línea de actuación, 'Debate y participación', tiene como objetivo dar las herramientas a toda la ciudadanía para que pueda reflexionar, compartir y decidir su respuesta a las preguntas planteadas en la consulta. En este apartado, se contempla la puesta en marcha de foros municipales dedicados "al debate y el contraste de opiniones sobre las preguntas", aprovechando la experiencia desarrollada hasta ahora por Konpondu, y la edición de una publicación sobre la consulta en la que también se proponga un método para generar un debate en grupo.

    Además, se plantea la celebración de 100 charlas sobre la consulta, contando con la participación de partidos políticos, sindicatos, asociaciones y expertos en democracia directa y participativa, en las que tendrá gran importancia generar un debate constructivo entre los asistentes, así como la puesta en marcha de foros de debate en la página web dedicada a la consulta, "donde toda la ciudadanía tenga la oportunidad de debatir abiertamente sobre la consulta y sus contenidos".

    Por último, la tercera línea de actuación, 'Evaluación y seguimiento', propone, en previsión a futuras consultas, que esta convocatoria sea evaluada y, por ello, plantean la creación de un comité de expertos internacionales de seguimiento y evaluación de esta iniciativa de información y participación ciudadana, así como de la celebración de la consulta. Su misión principal, explicó Ríos, sería presentar un informe con recomendaciones para la convocatoria y celebración de otras consultas populares.

    Lokarri enviará hoy mismo esta propuesta a partidos e instituciones para su estudio y desarrollo tras el verano. Asimismo, apuesta por su puesta en marcha aún en el caso de que se presente un recurso de inconstitucionalidad contra la ley presentada en el Parlamento, "porque este ejercicio de información y participación ciudadana es un instrumento necesario en cualquier circunstancia para defender la no violencia, el diálogo, el acuerdo y la consulta popular como principios que permitan abrir el camino a la paz y a la normalización política".