24 de mayo de 2019
  • Jueves, 23 de Mayo
  • 7 de noviembre de 2010

    López cree que, si la IA se "mueve", es porque sabe que "sólo tiene un camino" y dice que ahora "la exigencia es mayor"

    Afirma que "no se puede poner fecha al fin de ETA" y que la política del gobierno no puede basarse "en esperanzas, sino en la realidad"

    López cree que, si la IA se "mueve", es porque sabe que "sólo tiene un camino" y dice que ahora "la exigencia es mayor"
    EP

    BILBAO, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El lehendakari, Patxi López, considera que "no se puede poner fecha al fin de ETA" y afirma que la izquierda abertzale (IA) se "mueve" porque "les hemos hecho ver que, si de verdad quieren hacer política, sólo tiene un camino", que es "romper amarras con la violencia". Asimismo, advierte de que ahora "las exigencias son mayores" porque, "en demasiadas ocasiones, han burlado a la propia democracia".

    En una entrevista publicada por el diario El País, recogida por Europa Press, el presidente vasco aboga por no "entrar en especulaciones" sobre la banda terrorista y añade que, por su parte, "siempre soy optimista pero sobre todo soy realista, en el sentido de que no se puede poner fecha al fin de ETA".

    Asimismo, advierte de que "si no nos han impuesto nunca sus posiciones, tampoco nos van a contagiar sus prisas". "Tenemos muy claro cómo hemos llegado a esta situación, gracias a una firmeza democrática de tolerancia cero, de exigencia democrática a ese mundo, y de estar al lado de las víctimas. Eso nos ha traído al momento en el que todos decimos que ETA está más débil que nunca, en el que el mundo de Batasuna se mueve porque ya le hemos hecho entender que sólo hay un camino para hacer política: romper definitivamente amarras con la violencia y que trabaje para que ETA lo deje", subraya.

    López también afirma que es preciso que "nos lo demuestren con hechos" porque "hemos tenido demasiados espíritus de Anoeta o declaraciones de no sé dónde, y siempre han acabado en frustración". El lehendakari advierte de que "hemos vivido casi un mes entero en una especie de burbuja sobre el mundo de Batasuna, lo que podrían hacer o no y lo que esperamos o no esperamos de ETA", pese a que se trata de "un asunto lo suficientemente delicado como para que no exista burbuja sino para que vayamos dando pasos según los hechos".

    A su entender, "hay gente que se ha situado ya en la fase post-ETA, buscando cómo situarse políticamente o cómo obtener réditos electorales", pero el Gobierno "tiene la obligación de no jugar en ese terreno". Según indica, "es una evidencia que algo se está moviendo en ese mundo, pero no lo suficiente".

    Tras reconocer que "es difícil imaginarse una banda terrorista, después de 40 años, diciendo que han sido un fracaso absoluto", expresa su deseo de que "ese mundo del abertzalismo radical obligue a ETA a desaparecer, no sé si reconociendo el fracaso o no".

    Preguntado por la posición del presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren, apunta que el presidente socialista mantiene la "esperanza de acabar con la violencia cuanto antes y piensa que esta vez la apuesta del mundo de la izquierda abertzale va en serio y lo verbaliza", pero la política del Gobierno vasco no puede basarse "en una esperanza", sino "en la realidad".

    López se felicita, además, de la "unidad" existente entre PNV, PP y PSOE en esta materia, mientras "otros están en declaraciones de Gernika intentado echar una mano a un mundo que no necesita que se les eche ninguna mano".

    En esta línea, reitera que los movimientos de la izquierda abertzale se producen porque "les hemos hecho ver que si de verdad quieren hacer política, y parece que quieren, sólo tienen un camino: el de la democracia y la legalidad, que es el camino de romper amarras con la violencia".

    BURLAR LA DEMOCRACIA

    Asimismo, indica que ahora las "exigencias" hacia la izquierda abertzale ilegalizada son "mucho mayores", de manera que "ese mundo tiene que demostrarnos a todos los demás que no vuelven a buscar un subterfugio para presentarse a unas elecciones, para estar en las instituciones y seguir siendo tapadera de una banda terrorista".

    Tras insistir en que "la suficiencia o no está marcada en la ley", reconoce que "no lo tienen fácil, porque en demasiadas ocasiones han burlado a la propia democracia".

    Por otro lado, cuestiona a quienes le reclaman liderazgo "¿Liderar, qué es? ¿Abanderar elucubraciones o posibilidades, o es tener los pies en el suelo?". "¿Quién ha liderado la política que nos ha traído hasta aquí? ¿Quién desde el primer día puso como objetivo prioritario la lucha contra el terrorismo? ¿Quién ha buscado la cercanía con las víctimas? Este Gobierno", subraya.

    En su opinión, "cuando otros dicen que hay que liderar el camino de la pacificación para tender manos al mundo del abertzalismo radical, me parece que eso no es liderar el camino hacia la paz sino algunas posiciones que, posiblemente, buscan otro tipo de cosas".

    Por otra parte, López asegura que no le preocupan las relaciones del PNV con el PSOE porque "son buenas para todos". No obstante, censura a la formación jeltzale que "ha tenido desde un inicio el objetivo de desgastar a este Gobierno y utilizará todas las herramientas a su alcance para hacerlo", pero le advierte de que "a veces él cree que nos desgasta haciendo algunas cosas y lo único que hace es ponernos en valor".

    Para leer más