15 de octubre de 2019
24 de enero de 2009

López espera que Ibarretxe "acepte el debate a dos" pese a que PNV quiera que "ponga la cara y cierre la boca"

Afirma que "en este país no se cree nadie" que PSE y PP hayan creado un frente 'antivasco' para desalojar al PNV de Ajuria Enea Censura que EA mantenga una ética "con límites geográficos" y le acusa de actuar de forma "denigrante" en Busturia

BILBAO, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, expresó hoy su esperanza en que, finalmente, Juan José Ibarretxe acepte celebrar un debate 'a dos' entre ambos, pese a que el PNV quiera que su candidato "ponga la cara y cierre la boca" para evitar "alejar hasta a sus electores más fieles".

En una entrevista a Europa Press, el dirigente de los socialistas vascos expresó su convicción de que la formación jeltzale se encuentra "inquieta" ante la posibilidad de que los socialistas venzan en los próximos comicios y le advirtió de que "en este país no se cree nadie" que PSE y PP hayan creado un "frente 'antivasco'" para desalojar al PNV de Ajuria Enea.

Por otra parte, se mostró muy crítico con EA, al que censuró que mantenga una ética "con límites geográficos" y le acusó de actuar de forma "denigrante" en Busturia, al ceder la Alcaldía a ANV.

López reivindicó un cara a cara con Ibarretxe porque, a su juicio, la sociedad vasca desea que los dos candidatos con posibilidad de presidir el Gobierno vasco "expongan y contrasten, públicamente, sus programas y proyectos del país". En su opinión, al rechazar esta posibilidad, Ibarretxe "se escuda en fuegos de artificio", algo que, a su juicio, "representa miedo a tener el debate".

Aclaró que aunque los socialistas han aceptado todos los 'cara a cara' propuestos, admitirían también otros con "todos los candidatos". Sin embargo, deseó que el enfrentamiento dialéctico con el lehendakari se lleve a cabo y agregó que "por parte del PSE no va a quedar". "Espero que Ibarretxe acabe aceptando. Lo contrario, sería, una vez más, esconderse", manifestó.

Además, explicó que no puede asumir un 'debate a tres' "con alguien que ha renunciado a ser alternativa y aspira exclusivamente a que otro partido le ceda tres consejerías". "O el debate es entre quienes tenemos posibilidad de ser lehendakari, o lo es entre todos los partidos que se presentan a las elecciones", enfatizó. "Lo contrario es una triquiñuela barata para entrar por la puerta de atrás en un debate que, sinceramente, no interesa a la sociedad", indicó.

López arremetió contra el candidato del PP y sus "frases ocurrentes" que "esconden la falta de proyecto y propuestas y, sobre todo, la falta de confianza en sí mismo". En su opinión, los populares saben que en estos comicios "no tienen nada que hacer" y se dedican a "la ocurrencia permanente y el chascarrillo".

"El PP, en vez de dedicarse al insulto permanente en la campaña, nos debería contar qué quiere hacer en Euskadi. Pero de eso no conocemos nada, sino estas ocurrencias que Antonio Basagoiti cree graciosas, pero que sólo le divierten a él", precisó.

REPETIR 2001

Por otra parte, acusó a los jeltzales de querer "repetir el escenario de 2001 que tan bien les fue", afirmando que "aquí hay un frente entre el PP y el PSE para desalojarlos a ellos del poder, un frente 'antivasco'". "Eso ya, en este país, no se lo cree nadie", afirmó. A juicio de López, Ibarretxe "juega a esa política" para "interpretar el papel de víctima". "Pero -prosiguió- ya no es en absoluto creíble".

El dirigente del PSE consideró "evidente" que el PNV "no está acertando mucho en esta campaña" porque "primero elige a un candidato al que luego trata de ocultar" y, más tarde, "repite un guión de campaña, que podía ser válido hace siete años, pero ahora no se cree nadie".

El líder socialista consideró que "flaco favor" hacen los dirigentes del PNV al lehendakari, al decirle "tú pones la cara, pero cierras la boca y no hables para nada de todo aquello a lo que te has dedicado en los últimos diez años". "Y lo hacen porque saben que todo eso es capaz de alejar hasta a sus electores más fieles", afirmó.

López cree que el PNV esta "muy nervioso" porque ve que "se pone fin a 30 años de lehendakaris nacionalistas" y "no saben qué proyecto de país poner encima de la mesa, porque cuando van por esa vía, vuelve Ibarretxe a hablar de lo mismo, de lo que nos ancla en el pasado", indicó.

Reiteró que el PSE pretende "el cambio" en Euskadi y que éste "sólo tiene una visualización", que es "que el lehendakari sea socialista", para luego poner en marcha un gobierno "con un amplio apoyo". "Puede ser, perfectamente, un gobierno con un lehendakari socialista, en minoría, pero con apoyos externos", apuntó.

IZQUIERDA ABERTZALE

Por otra parte, López censuró que el PNV vincule la anulación de las candidaturas de la izquierda abertzale con los cálculos electorales del PSOE. "Ésa es una declaración indigna. Sabe perfectamente el PNV que quien adopta esa decisión es la Justicia", señaló.

Además, emplazó a la formación que preside Iñigo Urkullu a manifestar si desea que en Euskadi exista una formación política "para dar cobertura a ETA, financiarla y buscarle respaldo social" o si cree que "eso, en una democracia y en un Estado de Derecho se tiene que impedir".

"Ya vale de demagogia. En Euskadi no hay ni una sola idea ilegalizada, lo que se combate es a aquellos que hacen de la violencia un mecanismo para obtener objetivos políticos. Que digan ellos si están de acuerdo con eso o no. No somos los demás los que tenemos que pasar constantemente el examen de la ambigüedad del PNV", agregó.

López consideró que "alguno de los intentos" de la izquierda abertzale por concurrir a estos comicios estaban "hechos claramente para que no se les permitiera presentarse a las elecciones, sabiendo que no iban a pasar la criba legal y democrática". No obstante, aseguró que el Estado de Derecho impedirá que haya formaciones que sean "meras tapaderas de una banda terrorista".

EA

López arremetió contra la actitud que EA ha mantenido en el Ayuntamiento de Busturia --al entregar la alcaldía a ANV para cumplir un pacto municipal--, o en el de Azpeitia, donde sólo apoyó el desalojo de la izquierda abertzale del Gobierno el concejal independiente de la formación.

"Me parece denigrante la posición de EA. Me parece que, en absoluto, ha habido un compromiso de EA con la defensa de las libertades en este país", acusó.

Criticó que apoyara la moción de censura en Azpeitia, "a regañadientes", a través, "no del concejal afiliado, sino el independiente" y que, más tarde, en Busturia "haya cedido la Alcaldía a ANV". "Eso quiere decir que la ética de EA tiene límites geográficos. Que en Azpeitia sí, con reparos, y en Busturia no", dijo.

Se preguntó si hace falta que en Busturia "asesinen a alguien" para que la formación que preside Unai Ziarreta "adopte la decisión de desalojar de una institución democrática a quien no tiene la dignidad para estar al frente". "Me parece terrible, tremendo y que descalifica por sí solo, la actuación de EA", precisó.

Consideró que, "dentro de EA" parece "haber un conflicto" porque "no entiende cómo se parcela la ética". "Pero -agregó- me da igual si le pasa factura interna o externa. Creo que retrata muy bien lo que quiere EA y cómo, por encima de la dignidad democrática, pone una conveniencia electoral".

TAV

Por otra parte, expresó su apoyo a los empresarios vascos implicados en los trabajos del TAV y recordó que ETA ha intentado "condicionar" varias de las infraestructuras del País Vasco. "Empezó con Lemóniz y siguió con Leizarán", dijo. Sin embargo, se mostró seguro de que, "en este momento" no se dará "un paso atrás" y la Y vasca se hará "porque es bueno para Euskadi".

"Y se hará también -agregó- de alguna manera, como homenaje a la libertad y a uno de los empresarios que querían llevarlo adelante, Inaxio Uria, asesinado vilmente", concluyó.