17 de junio de 2019
18 de febrero de 2010

Más de un centenar de jóvenes donostiarras y del País Vasco francés intercambian impresiones sobre sus ciudades

SAN SEBASTIAN, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

Más de un centenar de jóvenes de San Sebastián y localidades del País Vasco francés se dieron cita hoy en la Tabakalera de la capital guipuzcoana, futuro Centro Internacional de Cultura Contemporánea, para intercambiar impresiones sobre su visión de Europa y sobre la vida en sus respectivas ciudades.

En un comunicado, el área de Participación Ciudadana del Ayuntamiento donostiarra, que encabeza la concejala, Duñike Agirrezabalaga, explicó que desde el pasado mes de noviembre alrededor de 130 jóvenes, con edades comprendidas entre los 13 y los 17 años, han reflexionado sobre su visión de Europa, qué conocen, que les interesa, que tienen en común y qué de diverso.

Durante este proceso los jóvenes donostiarras han manifestado su interés por compartir experiencias, dudas y cuestiones diversas con otros chicos y chicas de su edad que viven su juventud y sus inquietudes en otros países, explicó.

Además, se ha trabajado codo con codo con centros educativos integrados en la 'Eurociudad', para lo cual han tomado parte en esta experiencia en torno a 65 escolares del País Vasco francés, con los que hoy se mantuvo un encuentro en Tabakalera para hacer llegar y recibir aportaciones, inquietudes y propuestas en torno a Europa.

En esta Audiencia Pública tomaron parte, además, jóvenes Erasmus de las universidades que tienen presencia en nuestra cuidad, Polonia, Bélgica, Italia, Finlandia y Alemania.

El Consistorio donostiarra da continuidad así a una iniciativa que, en esta edición, ha respondido a una demanda de la oficina de la Capitalidad 2016, ya que, según destacó, "para que Donostia sea Capital Cultural Europea en 2016 las reflexiones de los jóvenes resultan imprescindibles, ya que sus aportaciones son fundamentales para que dicha candidatura responda a todas las expectativas".

Los chicos reunidos hoy en Tabakalera trabajaron en una decena de mesas, hablando y compartiendo las realidades que tienen en común y aquellas otras que, pese a la proximidad geográfica, no comparten, reflexionando sobre la seguridad, el modo de vida, la cultura, los estudios o la participación en sus centros escolares.

Finalmente, el Ayuntamiento se mostró convencido de que este intercambio de impresiones servirá para "contrastar realidades, percepciones y formas de ver y vivir la ciudad, el entorno" y podrá utilizarse "como materia prima para elaborar propuestas e iniciativas que contribuyan a configurar una realidad mejor para todos".