19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 19 de mayo de 2014

    Casi 46.700 vehículos usan a diario los nuevos accesos de San Mamés

    Casi 46.700 vehículos usan a diario los nuevos accesos de San Mamés
    EUROPA PRESS

    BILBAO, 19 May. (EUROPA PRESS) -

    Una media de 46.673 vehículos han utilizado a diario los nuevos accesos a Bilbao por San Mamés durante su primer año en servicio, según datos de la Diputación foral de Bizkaia.

    En los doce meses transcurridos desde el 18 de mayo de 2013, el número de tránsitos supera los 17 millones, cifra que convierte a esta infraestructura en la más utilizada por los conductores para entrar o salir de la ciudad.

    Además, a lo largo de este período, han contribuido de manera significativa a la redistribución del tráfico por el conjunto de accesos a la capital. Su entrada en servicio fue el paso previo al derribo de los viaductos de la Avenida de Sabino Arana, que durante cuarenta años habían formado parte de la fisonomía de la ciudad, hasta su completa retirada en la primera semana de marzo de 2014.

    La construcción de los nuevos accesos a Bilbao por San Mamés se desarrolló a lo largo de cuatro años y medio de obras y una inversión de 215 millones de euros. La apertura de las nuevas entradas y salidas de la capital vizcaína tuvo lugar a primera hora de la mañana del sábado 18 de mayo, pocas horas después del cierre definitivo de los viaductos de Sabino Arana.

    La infraestructura está compuesta por cuatro falsos túneles, de 110 a 340 metros de longitud (Santa Ana, Santiago, San Nicolás y Bentazarra), cuatro viaductos, entre 57 y 323 metros, y un túnel en mina excavado bajo Altamira, con una longitud de 351 metros.

    La remodelación de los accesos a Bilbao supuso un gran reto técnico y humano, con la dificultad añadida del mantenimiento de la circulación en el tronco de la A-8 durante el desarrollo de las obras, ha destacado Diputación.

    El soterramiento de esta infraestructura a su paso por el barrio de Lezeaga, para permitir la unión con Bentazarra y Altamira, ha facilitado la liberación de decenas de miles de metros cuadrados para nuevos usos urbanos, al igual que en la Avenida de Sabino Arana tras la desaparición de los viaductos.

    La diputada de Obras Públicas y Transportes, Itziar Garamendi, ha asegurado que "la mejor noticia es la normalidad con la que los conductores han asumido este gran cambio en las vías de entrada y salida diaria de Bilbao".