13 de agosto de 2020
19 de julio de 2008

Movimiento pro Amnistía cree que se intenta "legalizar el poder castigar a los presos una vez cumplida la condena"

Movimiento pro Amnistía cree que se intenta "legalizar el poder castigar a los presos una vez cumplida la condena"
REUTERS

 

 

   SAN SEBASTIAN, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Movimiento pro Amnistía denunció hoy la "grave persecución" a la que se está "sometiendo a los presos políticos vascos" y consideró que el Estado pretende "condenarlos de por vida y para ello no escatima en medios". 

   A su juicio, "se está asistiendo al intento de legalizar la opción de poder castigarlos incluso después de haber cumplido las condenas impuestas".

   En una rueda de prensa en San Sebastián, en la que comparecieron familiares de presos -entre los que se encontraba la esposa de Iñaki de Juana, Irati Aranzabal-, el portavoz del colectivo Juanito Trecet criticó la "grave campaña de intoxicación que se está desarrollando en las últimas semanas" y responsabilizó al Gobierno del PSOE de esta "gravísima situación de excepción, con la inestimable colaboración del resto de fuerzas políticas estatales y de la mayoría de las regionalistas de Euskal Herria".

   En su opinión, "la persecución que viven los presos políticos vascos parece no tener fin". En ese sentido, acusó a los gobiernos español y francés de tomar "con total impunidad medidas de excepción" contra este colectivo, que "en un Estado democrático serían impensables", con el objetivo de "imponer unas condiciones de vida extremas" a los reclusos y "conseguir doblegarlos y dividir al colectivo".

   Trecet denunció que la política penitenciaria del Estado español "se basa en la sed de venganza" y tiene un "marcado caracter fascista". En esa línea, aseguró que en las últimas semanas se está desarrollando una "auténtica persecución" contra los presos y sus familiares. "Están tomando medidas para poder seguir vengándose de ellos incluso después de que salgan de prisión".

   Para el Movimiento pro Amnistía, un ejemplo de ello es lo ocurrido con Iñaki de Juana y sus familiares a los que, según dijo, se les está "sometiendo a un castigo y linchamiento con alarmantes niveles de impunidad" por parte del "Gobierno español, medios de comunicación, instancias judiciales", que "creen que pueden hacer cualquier cosa". Trecet se refirió también al caso del ex preso de ETA Kandido Azpiazu, al que la Audiencia Nacional "le ha usurpado sus bienes tras haber cumplido íntegramente su condena".

   "Es una estrategia planificada: periodistas intoxicadores de medios de comunicación que trabajan a las órdenes de criterios represivos y que encienden la alarma social innecesaria mediante la manipulación y la mentira, colocando dianas para poder justificar ante la opinión pública las violaciones de derechos que realizarán posteriormente jueces y políticos", aseguró.

   Por último, el Movimiento pro Amnistía realizó un llamamiento a la sociedad vasca a movilizarse para denunciar esta situación y a participar en los actos que se convoquen en las próximas semanas, a la vez que instó al PSOE a que acabe con la actual política penitenciaria.