19 de noviembre de 2019
  • Lunes, 18 de Noviembre
  • 1 de julio de 2014

    Los municipios vascos podrán participar "activamente" en la leyes o normas que les afecten

    Tendrán, por primera vez, "voz y voto" en el Consejo vasco de Finanzas y en el Órgano de Coordinación Tributaria

    Los municipios vascos podrán participar "activamente" en la leyes o normas que les afecten
    EUROPA PRESS

    VITORIA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El anteproyecto de Ley Municipal vasca recoge el derecho de los municipios a participar "activamente" en el proceso de elaboración de leyes o proyectos de normas forales de diputaciones que les puedan afectar e incluye un "exhaustivo" listado de 37 puntos con las competencias que podrán ejercer.

    En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha informado de que este martes se ha abierto la fase de exposición pública del anteproyecto de ley municipal que consta de nueve títulos, 110 artículos, seis disposiciones adicionales, seis transitorias, una derogatoria y cuatro disposiciones finales.

    Erkoreka ha indicado que los seis primeros títulos conciernen a los municipios y ha destacado que se concibe la futura ordenación de los municipios de Euskadi como una ley integral que define el "escalón" municipal en el ámbito de la acción publica y también en el de la financiación.

    En concreto, ha destacado que en el artículo 5 del título Primero se recogen los derechos de los municipios a participar activamente en el proceso de elaboración de leyes o proyectos de normas forales de diputaciones que les puedan afectar. Por otra parte, el artículo 17, incluye, por primera vez, un "exhaustivo" listado con 37 puntos con las competencias que podrán ejercer.

    Según ha explicado, la ley incluye un lista "más ambiciosa" y que "excede con mucho" a las competencias de la Ley de ámbito estatal de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración local, pero que cuenta con un "aval administrativo".

    Al respecto, ha recordado que entre los contenidos del acuerdo alcanzado en Madrid entre el grupo parlamentario PNV con el PP para aprobar esa ley, se incluyó en una disposición adicional la posibilidad de atribuir a los municipios vascos por vía administrativa más competencias que las reflejadas en la ley estatal. "Existe una cláusula foral que lo permite", ha indicado.

    En el texto se establece también que los municipios tendrán, por primera vez, "voz y voto" en el Consejo vasco de Finanzas cuando se acuerde de la participación de los municipios en los ingresos generados por los tributos concertados), y en el Órgano de Coordinación Tributaria (cuando se trata del debate de propuestas del OCT sobre tributos de carácter local).

    Con esta participación de los municipios en el CVF, el Gobierno vasco propone una modificación de la Ley de Territorios Históricos (LTH) ya que este órgano se encuentra regulado en esta ley. "Es una reforma de la LTH recogida en el anteproyecto en lo que el Gobierno cree que hay que incorporar al ordenamiento jurídico en este momento", ha indicado.

    Respecto a una reforma "más general" de la LTH, Erkoreka ha recordado el trabajo que se encuentra realizando la Ponencia parlamentaria sobre duplicidades para recordar que este decidirá, en su caso, "la posible formulación de proyectos normativos destinados a modificar las piezas legislativas necesarias para corregir las disfunciones que eventualmente se puedan detectar", entre las que ha citado la LTH.

    FORO DE ENCUENTRO

    Por otra parte, ha subrayado, como novedades, la creación del Consejo de políticas publicas locales, que nace como "foro de encuentro compartido" por los tres niveles institucionales de Euskadi para abordar las políticas que se vayan a diseñar. Además, también prevé la constitución de un Órgano de alerta temprana que servirá para analizar y diagnosticar el impacto de las disposiciones normativas sobre la autonomía local.

    Erkoreka ha querido poner en valor el "compromiso y trabajo" de gobierno, las tres diputaciones y Eudel en la elaboración de este anteproyecto. Según ha indicado, aunque tiene que ser elaborado por el Ejecutivo, el texto incorpora una "aportación efectiva" de los tres niveles de gobierno que conviven en Euskadi.

    Según ha destacado, el texto constituye un ejemplo de "responsabilidad institucional, de lealtad y colaboración y de trabajo efectivo" para completar el marco jurídico que regule la arquitectura institucional vasca. A su juicio, es un "muy buen texto de partida" y "enormemente positivo", fruto de la "aportación integradora" de las instituciones.

    LAS DIPUTACIONES

    En este sentido y preguntado por el recurso que presentaron las diputaciones forales al anteproyecto de ley municipal que presentó el gobierno del PSE en la anterior legislatura, Erkoreka ha defendido que serán las diputaciones quienes decidirán si quieren presentar un recurso en contra cuando se presente el texto en la Cámara.

    Sin embargo, ha defendido que el Gobierno , con este proceso de elaboración "compartido" de la ley que las "aspiraciones" de todos los niveles institucionales estén "reconocidas".

    Al respecto, ha recordado que la ley "acota, define y reconoce un listado amplísimo de ámbitos materiales en los que los municipios podrán ejercer competencias", y por tanto, es una "clara apuesta por reforzar la autonomía municipal y reconocer un espacio en el que los municipios puedan adoptar decisiones, pero sin menguar el respeto que debe al resto de niveles institucionales, tanto al foral como el autonómico.

    Asimismo, ha señalado que en esta ocasión, ha habido un trabajo "conjunto" con las Diputaciones forales que "en ocasiones precedentes no ha existido".

    El Gobierno vasco estima que en septiembre se pasará a la fase de informes preceptivos y para otoño estiman que el Consejo de Gobierno aprobaría el proyecto de ley para remitirlo al Parlamento.

    Euskadi es la única comunidad autónoma que no cuenta con una Ley municipal propia, ya que ningún Gobierno vasco ha conseguido aprobar el texto normativo desde la aprobación del Estatuto de Gernika en 1979.