10 de abril de 2020
29 de septiembre de 2008

La negociación con CC.OO. para la fusión de BBK y Kutxa no experimenta avances y se mantiene sin acuerdo

BILBAO, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las negociaciones que mantienen las cajas con CC.OO. para recabar su apoyo a una operación de fusión entre BBK y Kutxa no ha experimentado avances y, por el momento, no hay cerrado ningún acuerdo, a pesar de las reuniones mantenidas la pasada semana, según informaron a Europa Press fuentes conocedoras de la negociación.

La postura de CC.OO. es clave en este proceso, ya que, con su apoyo, la operación contaría con el visto bueno de la asamblea de BBK. En el caso de la Kutxa, se precisan más apoyos de los recopilados hasta el momento e incluso, contando con el de ELA y CC.OO., la posición final en la asamblea dependería también de la postura de otros, como la plataforma Banatuz, EB o Aralar.

En concreto, durante la pasada semana se produjeron varias reuniones con CC.OO., en las que no se registraron avances, por lo que, "a día de hoy, no hay acuerdo".

Las mismas fuentes indicaron que las fechas están "corriendo" y los plazos "se van agotando", sin que, por el momento, se hayan dado avances. Además, agregaron que si hoy se planteara el apoyo o no a la fusión, la central "no estaría en condiciones de apoyarla".

Por el momento, no están cerradas nuevas reuniones y en los contactos que se han mantenido hasta ahora el sindicato ha trasladado su planteamiento a las cajas.

En concreto, en el proceso negociador, el sindicato está insistiendo en cuestiones como que se garantice el empleo, la pluralidad y que se mantenga y refuerce la Obra Social. También reclama un acuerdo de homologación de las condiciones laborales, en el que incluyan aspectos como la jornada laboral, la previsión social o el reconocimiento del papel de los sindicatos en la empresa.

Las mismas fuentes precisaron que CC.OO. insiste en que no firmarán una "mera declaración de intenciones" sino acuerdos concretos. Por el momento, a su juicio, no existe "un problema específico" que esté impidiendo avanzar en la negociación, sino que "son cuestiones más de filosofía".