16 de octubre de 2019
4 de septiembre de 2009

Olano advierte de que la caída de recaudación conllevará "medidas drásticas" y aboga por buscar acuerdos institucionales

Censura "el rifi-rafe político e insterinstitucional" y dice que "lo importante es qué pasos damos, no quién se pone la medalla"

BILBAO, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, afirmó hoy que "la caída presupuestaria" experimentada conlleva la necesidad de adoptar "medidas drásticas", por lo que emplazó a los responsables de las instituciones vascas a trabajar en "la búsqueda de consensos" y dar "pasos efectivos". Tras asegurar que confía en que pueda lograrse un acuerdo de estabilidad presupuestaria, destacó que "lo importante es a qué acuerdos llegamos" y no "quién se pone la medalla".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Olano señaló que los últimos datos sobre la caída de la recaudación en los tres territorios vascos, hechos públicos ayer, constituyen "la confirmación de una tendencia muy negativa, producto de la marcha de la economía vasca en general".

Ante esta situación, insistió en que no debe plantearse la responsabilidad institucional "desde el cortijo de cada uno", sino afrontar "los retos" con un "liderazgo compartido" del conjunto de instituciones y trabajar en "la búsqueda de consensos con el conjunto de instituciones", así con "la sociedad organizada y la ciudadanía".

Olano destacó que "la merma de recaudación influye proporcionalmente, de un modo muy parecido al conjunto de las instituciones", aunque reconoció que "otra cosa sea cuál es el punto de partida desde el punto de vista del saneamiento" y puede haber "muchos ayuntamientos que no tienen una situación económica tan saneada".

Por ello, defendió la propuesta aprobada por las Juntas de Gipuzkoa, "con una mayoría política importante", para "abrir la posibilidad de financiar a los ayuntamientos de un modo coyuntural y sin modificar el sistema" mediante una bolsa de compensación. Desde la Diputación guipuzcoana, está previsto "contactar" con el resto de instituciones vascas para "ver si tienen una disposición parecida de apoyo a los municipios" y "si realmente tiene recorrido a nivel de país".

Preguntado por la posibilidad de que el Gobierno vasco colabore en esa bolsa, explicó que "todavía no tenemos una constancia pública en ese sentido". En cualquier caso, advirtió de que "no podemos andar lanzándonos mensajes públicos en los medios de comunicación sin hacer un esfuerzo previo de cocina, un trabajo previo de relación y de coordinación", una tarea en la que "en este momento estamos entrando".

De cualquier modo, confió en que "iremos dando pasos muy importantes en lo político, porque existen ya propuestas políticas para llegar a acuerdos en el ámbito fiscal y financiero, y en lo institucional, porque ya se han puesto en marcha Comisiones de Trabajo entre responsables de Gobierno vasco y de las diputaciones".

CIRUGIA

En cuanto a la posibilidad de alcanzar un acuerdo de estabilidad presupuestaria en las distintas instituciones, indicó que, tras la propuesta del PNV al conjunto fuerzas políticas para hacer frente a la crisis y la "primera reunión", es "optimista" en relación al "recorrido que pueda tener esa iniciativa de llegar a acuerdos en lo político, pero también evidentemente nos tiene que llevar a lo institucional".

"Y en las instituciones en este momento tenemos abierto el frente de los presupuestos de 2010, es un reto muy importante. A nivel de comunidad autónoma vasca, parece que PSE y PP han avanzado en un acuerdo, pero creo que es muy importante la filosofía de aprobación de presupuestos y de llegar a acuerdos en lo fiscal y en lo económico en general al conjunto del sistema institucional vasco, que es endiabladamente complejo desde el punto de vista político", añadió.

En este contexto, dijo "confiar" en que se pueda alcanzar un acuerdo de estabilidad presupuestaria teniendo en cuenta que, en el actual momento económico, todas las instituciones deben tomar "medidas drásticas" porque "una caída presupuestaria del 20-25% significa que ya no estamos para aspirinas", sino que se entra "en un terreno que necesita cirugía".

Según indicó, "se tienen que tomar medidas duras" que, si se enfocan "desde perspectiva electoralista y cortoplacista", pueden tener "una rentabilidad a corto plazo" pero "hacen un daño al país muy importante". Por ello, pidió "no entrar en un debate de ese tipo" y exigió al conjunto de responsables institucionales y políticos que se den "pasos efectivos" para que se aborde "la situación presupuestaria muy grave con responsabilidad".

Preguntado sobre si la base de ese acuerdo debe ser la propuesta del PNV o el acuerdo entre PSE y PP, lamentó que se produzca "una pugna por liderazgo" y censuró que "es un poco patético que demos importancia al quién, en vez de al qué". "Lo importante es a qué acuerdos llegamos, qué pasos damos, y quién se pone la medalla me parece secundario", agregó.

Por otro lado, afirmó que la Diputación de Gipuzkoa está "abierta al debate" sobre la fiscalidad, "imprescindible" para "responder" a la actual situación económica, si bien afirmó no saber "si realmente tiene mucho recorrido a corto plazo esa reflexión y si vamos a poder llegar a acuerdos para una modificación estructural del sistema de impuestos".

En cualquier caso, apostó por "estar atentos a cuál es el debate en nuestro entorno" y plantearlo "con responsabilidad, de modo discreto con el objetivo de llegar a acuerdos en lo político y en lo institucional que luego traslademos a la sociedad".

En este sentido, advirtió de que "el rifi-rafe político e interinstitucional no conduce a nada, es un muy electoralista, muy cortoplacista, seguramente responde al deseo de echar balones fuera", mientras que "lo que tenemos que hacer es cada institución asumir su propia responsabilidad, poner en marcha iniciativas y todos los mecanismos posibles para que el conjunto de instituciones lleguemos a acuerdos". "Esa es la única receta que nos puede llevar a una solución", subrayó.

COMPETITIVIDAD DE LAS EMPRESAS

Por otra parte, el diputado general de Gipuzkoa consideró que, aunque la situación económica es "muy delicada", se están dando "signos de esperanza" en los países del entorno, por lo que se debe tener "una visión pragmática" y "dar todos los pasos posibles no sólo para hacer frente a la situación actual, sino para posicionarnos de un modo adecuado de cara a futuro".

En este contexto, anunció que el plan contra la crisis que se tiene previsto aprobar en este territorio histórico "a mediados de este mes" contempla un paquete de medidas específicas para "fortalecer la competitividad" de las empresas guipuzcoanas en materia de innovación tecnológica, gestión e internacionalización.