Otegi no ve "acercamiento real" en los Presupuestos

Destaca que sí se ha dado el "paso" de dejar de "hablar de ese Disneyland que pinta el Gobierno vasco"

Otegi no ve "acercamiento real" en los Presupuestos
5 de diciembre de 2018 EUROPA PRESS - ARCHIVO

BILBAO, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha asegurado que no ha habido "un acercamiento real en términos estructurales" con el Gobierno Vasco en la negociación de los presupuestos de 2019 y ha advertido de que el Ejecutivo estará cometiendo "un grave error político" si opta por "el planteamiento irresponsable" de "dar la espalda" a los ciudadanos para "priorizar otro gasto".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, ha reiterado que el hecho de que finalmente se aprueben las cuentas vascas de 2019 "va a depender fundamentalmente de cuál es la actitud" del Gobierno Vasco.

Por su parte, ha explicado, EH Bildu está haciendo "un esfuerzo por intentar conectar las necesidades sociales" y no entendería que, en una situación como la actual en la que se ha incrementado la recaudación y el Ejecutivo "dispone de 500 millones no ejecutados de la partida anterior de presupuestos", no hiciera "un esfuerzo por entender que no se pueden construir unos presupuestos dando la espalda a los pensionistas, a las mujeres, a los jóvenes".

"Nos tememos que el Gobierno Vasco todavía está en una posición en la que piensa que eso se puede hacer así y, si se mantiene en esa posición, no habrá presupuesto", ha asegurado Otegi.

En este sentido, ha señalado que EH Bildu plantea "dos condiciones", que haya "suficiencia financiera" para complementar pensiones, impulsar el empleo y luchar contra la brecha salarial, y que "hace falta tomar medidas estructurales, hace falta cambiar las políticas económicas y sociales para que haya pensiones dignas". Según ha insistido, "si no se producen estos esfuerzos en estos sentido", EH Bildu no aprobará el presupuestos.

En esta línea, se ha referido a las manifestaciones del portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, en las que aseguraba que se han "aproximado" posiciones en materia presupuestaria, aunque de momento sigue sin existir un grado de entendimiento "suficiente" para cerrar un pacto. Otegi ha precisado que "los conceptos de acercamiento y distanciamiento siempre son muy subjetivos".

De cualquier modo, ha destacado que este año el debate presupuestario "se ha hecho sobre los temas reales, los temas sociales candentes en el país", de manera que se ha dejado de "hablar de ese Disneyland que pinta el Gobierno vasco" y se "ha puesto sobre la mesa la realidad del país".

"En esto hemos dado un paso, pero no ha habido un acercamiento real en términos estructurales a lo que estamos demandando. Dijimos, de inicio, que hacíamos una propuesta para conectar las necesidades sociales del país con el gasto presupuestario y esto significa que hay que atender a esta gente con suficiencia financiera y con medidas estructurales que permitan decirnos que este es un país que construye un modelo social que protege a la gente", ha señalado.

En este sentido, ha advertido de que "luego nos llevamos las manos a la cabeza cuando vemos lo que vota determinada gente en el mundo, en Europa e incluso en Andalucía" y ha incidido en que "la clase política no puede estar dando la espalda a los problemas de los ciudadanos".

Según ha apuntado, EH Bildu da "una oportunidad a que empiece a corregirse eso" y, si el Gobierno Vasco "decide no hacerlo, será su responsabilidad".

El coordinador de EH Bildu ha criticado también que la patronal Cebek haya "salido a presionar" diciendo que "no le gustaba nada" la propuesta de su formación y que "es mejor la prórroga presupuestaria que el acuerdo con EH Bildu".

Otegi ha precisado que su formación no plantea "un gasto en términos que no pueda ser sostenible" ya que, según ha destacado, hay una partida de 500 millones sin ejecutar del presupuesto anterior y el Gobierno destina casi 300 millones a amortización de la deuda e "infla" algunas partidas que "sabe que no va a ejecutar porque "le gusta el superávit". "A nosotros lo que nos gusta es el superávit en derechos sociales", ha manifestado.

Por ello, ha remarcado que "el dilema" ante el que se encuentra el Gobierno Vasco es si "estos presupuestos se van a hacer otra vez, como los del año pasado con el PP, para satisfacer los intereses de las élites empresariales y económicas del país, o para satisfacer los intereses de las mujeres, los jóvenes y los pensionistas".

"GOBIERNO DÉBIL"

Asimismo, ha apuntado que "llama la atención" que el Gobierno diga que hace "grandes esfuerzos" en la negociación presupuestaria. "Es que el Gobierno tiene que hacer esfuerzos porque necesita unos presupuestos porque es un gobierno débil", ha añadido.

En este sentido, ha recordado que el Ejecutivo "está en minoría" en el Parlamento vasco y "le han estallado casos de corrupción" como el 'caso De Miguel' y "escándalos" como la OPE de Osakidetza. "Y, además, todo el balance que puede hacer de su negociación con el Gobierno de Madrid es un tramo ferroviario de 13 km después de 40 años de un Estatuto que no se ha cumplido", ha señalado.

Otegi ha advertido de que, si el Ejecutivo "opta por un planteamiento irresponsable de decirle a la gente que prioriza otro gasto", en vez de el que "le plantea la gente en la calle", estará cometiendo "un grave error político". "No hablo en términos electorales o que vaya a favorecer más nuestras posiciones, hablo en términos de cohesión social y nacional", ha precisado.

En su opinión, "tenemos la gran oportunidad, porque hay suficiencia financiera y hay instrumentos, de que este Gobierno, junto a la izquierda independentista, pueda hacer unos presupuestos que satisfagan, al menos, parcialmente pero de manera digna los problemas de la gente. Si no se hace es una terrible irresponsabilidad".

Contador

Últimas noticias