22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 1 de noviembre de 2009

    Pastor espera aprobar en esta legislatura la Ley Municipal, una "pequeña revolución" del entramado institucional vasco

    Dice que la iniciativa de acuerdo institucional y presupuestario del PNV "escondía" la necesidad de salvar las cuentas forales

    BILBAO, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz del PSE-EE, José Antonio Pastor, mostró su esperanza de que la Ley Municipal pueda aprobarse en el Parlamento vasco durante esta legislatura y agregó que la misma supondrá "una pequeña revolución" en el entramado institucional.

    En una entrevista en la Cadena SER, recogida por Europa Press, Pastor dijo que la iniciativa del PNV para buscar el acuerdo de estabilidad institucional y presupuestaria "escondía una necesidad acuciante y perentoria para el nacionalismo", que consistía en la salvación de los presupuestos de las diputaciones forales.

    Preguntado por la Ley Municipal vasca, cuya aprobación es una exigencia de la mayoría de los dirigentes municipales, encabezados por el presidente de Eudel, Jokin Bildarratz, Pastor se mostró esperanzado de que pueda materializarse durante este legislatura.

    "En estos 30 años de autonomía vasca esta ley ha estado siempre teóricamente en el calendario legislativo y jamás se ha llegado a plantear por el PNV nunca en el Parlamento", dijo.

    Sin embargo, señaló que Bildarratz no tuvo "la misma urgencia" en este asunto cuando gobernaba el PNV. "Parece que las urgencias aparecen de repente", añadió.

    A su entender, esta ley supondrá una pequeña "revolución" en Euskadi, puesto que establecerá "qué competencias van a tener los ayuntamientos y con qué recursos las van a acometer".

    "A lo mejor, de una forma u otra, se empieza a tocar también un poquito este entramado institucional vasco que ha sido una especie de fetiche intocable en estos últimos 30 años. Hablo de la famosa Ley de Territorios Históricos que ha sido siempre una especie de vudú para los nacionalistas, jamás han querido ni hablar ni tocarla... pero, en fin, algo habrá que tocar para que los ayuntamientos tengan el papel institucional que les corresponde", concluyó.

    LÓPEZ

    En cuanto al primer medio año de legislatura de Patxi López al frente del Gobierno vasco, dijo que "pesan más las luces que las sombras" y destacó "la absoluta normalidad" con que ha sido recibido el nuevo Ejecutivo "de cambio" por parte de la ciudadanía vasca.

    A su entender, se han puesto ya los cimientos para hacer "cosas importantes" en, por ejemplo, materia antiterrorista, crisis económica, diálogo social o transferencias para el autogobierno.

    Además, destacó que "se han normalizado también, contra lo que podría esperarse, las relaciones entre las distintas instituciones que conforman el entramado institucional vasco" que ha permitido, esta semana, cerrar un acuerdo PSE-PNV que "marca un horizonte de estabilidad presupuestaria que supone una noticia magnífica para toda la Comunidad Autónoma".

    Pastor también recordó el pacto presupuestario con el PP que "da mucha más estabilidad a este Gobierno de la que han tenido los anteriores gobiernos de Ibarretxe".

    De igual forma, explicó que el pacto de estabilidad se extiende a diputaciones y ayuntamientos y "traslada a la ciudadanía una imagen de confianza" en que "es posible arreglar las cosas entre todos".

    En cuanto a los errores del Ejecutivo de Patxi López, señaló que en este asunto también ha habido "novedades", ya que se han reconocido y corregido cuando se han detectado.

    Para Pastor, a pesar de dificultades como la inesperada "bajada espectacular de la recaudación" de las haciendas forales, "se ha sabido navegar bastante bien".

    El dirigente socialista dijo también que el PNV ha desarrollado "una política de bandazos desde el radicalismo a la racionalidad" y que su propuesta para la estabilidad institucional y presupuestaria, que finalmente ha supuesto el acuerdo con los socialistas, se debió a un intento de "sacar un poco la cabeza del hoyo en el que la habían metido ellos mismos con esa especie de deslegitimación permanente del Gobierno".

    "No le quito el mérito de que lo hubieran propuesto --el pacto de estabilidad institucional y presupuestaria--, pero eso se ha podido poner en marcha gracias al compromiso del Partido Socialista", añadió.

    Asimismo, incidió en que la iniciativa jeltzale para buscar este acuerdo "escondía una necesidad acuciante y perentoria para el nacionalismo", que consistía en la salvación de los presupuestos de las diputaciones forales.

    El portavoz del PSE subrayó que el PNV no pudo coger a su formación "con el pie cambiado" porque los socialistas llevan "años haciendo ese ejercicio de responsabilidad" para permitir aprobar los Presupuestos de las diputaciones y del anterior lehendakari, Juan José Ibarretxe, "a pesar de las enormes diferencias políticas" que mantenían respecto a su gestión.

    En cuanto a la posición en la que queda "el socio preferente" que es el PP después del acuerdo PSE-PNV, Pastor recordó que el Presupuesto autonómico se ha pactado con la formación que preside Antonio Basagoiti y "con nadie más".

    Además, pidió al PNV que entre en el Parlamento vasco a negociar otros asuntos al margen de los presupuestarios, puesto que los socialistas en pasadas legislaturas pactaron con los jeltzales "muchas leyes importantes".