29 de noviembre de 2020
27 de diciembre de 2006

El Plan de Vivienda incorpora la reducción de desgravaciones a los pisos protegidos y un recargo del IBI para los vacíos

Tripartito y PSE acuerdan impulsar un pacto por la vivienda, a iniciar en septiembre de 2007, con los nuevos ayuntamientos

VITORIA, 27 Dic. (EUROPA PRESS) - CANAL PARLAMENTARIO

La Comisión de Ordenación Territorial, Transportes y Medio Ambiente del Parlamento vasco acordó hoy, pese a los votos en contra de PP y PNV, la incorporación de una serie de enmiendas de transacción al Plan Director de Vivienda 2006-2009, entre las que destacan la reducción de las desgravaciones de las viviendas protegidas y el establecimientos de un recargo para el IBI de las viviendas que se encuentren vacías.

Asimismo, aprobó -con los votos a favor del tripartito y PSE- que se impulse en septiembre de 2007 un pacto por la vivienda con los nuevos ayuntamientos que se conformen tras las elecciones municipales, que incluirá "las actuaciones a realizar por cada una de las instituciones firmantes para profundizar en lo previsto en el Plan", así como "las modificaciones presupuestarias precisas para llevarlas a cabo".

La sesión monográfica de ocho horas de duración comenzó con la presentación por parte del consejero de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno vasco, Javier Madrazo del Plan Director de Vivienda 2006-2009, que ya fue expuesto el pasado 30 de octubre ante esta misma comisión. El 29 de noviembre, sin embargo, este órgano parlamentario aprobó por unanimidad la celebración del pleno monográfico de hoy por entender la mayoría de los grupos que "se había hurtado el debate del Plan al Parlamento".

En su texto, el Ejecutivo autonómico planteaba, entre otros aspectos, promover 27.000 pisos protegidos (de los que 18.500 se destinarían a la venta y 8.500 a alquiler), un 67% más que lo establecido en el plan 2002-2005, para lo cual el Gobierno vasco preveía invertir 2.815 millones de euros en los cuatro próximos años, con el fin de garantizar el acceso a una vivienda protegida a 33.250 personas.

Sin embargo, tras un arduo debate, los grupos -algunos de los cuales reclamaron la devolución del texto (PP y EHAK)- aprobaron una serie demodificaciones que serán incorporadas al texto original y entre las que destacan las medidas relacionadas con la fiscalidad. De este modo, el Parlamento insta al Gobierno vasco y a las diputaciones a que "impulsen las medidas necesarias para favorecer el acceso a la vivienda de los sectores con mayores dificultades".

Para ello, emplaza a "propiciar la transición progresiva del gasto fiscal a gasto directo", esto es, devolver menos dinero a los dueños de pisos protegidos y destinar este montante a invertir en vivienda. Asimismo, se anima a "impulsar medidas para la movilización de las viviendas vacías y, en concreto, estableciendo un recargo para el IBI", así como a "rebajar la fiscalidad de las viviendas de protección pública".

Además, se insta a "favorecer el alquiler, y en especial el de las viviendas acogidas al programa de vivienda vacía Bizigune", y a "incrementar las deducciones para los inquilinos". Estas iniciativas fueron aprobadas con los votos en contra de PP y PNV.

PACTO DE VIVIENDA

La Comisión también aprobó, gracias al apoyo del tripartito y PSE, que el Gobierno vasco impulse "un pacto por la vivienda, a iniciar en septiembre de 2007 con los nuevos ayuntamientos, utilizando para su preparación el Foro de Suelo y Vivienda.

Este pacto incluiría las actuaciones a realizar por cada una de las instituciones firmantes para profundizar en lo previsto en el Plan de Vivienda e incluiría las modificaciones presupuestarias precisas para llevarlas a cabo.

Asimismo, se aprobaron otras siete enmiendas de transacción, una de las cuales recoge "que se destine a alquiler un mínimo del 50% de las viviendas protegidas que se inicien durante la vigencia del plan, y que ellas, almenos un tercio, sean viviendas sociales y alojamientos rotacionales. En el Pacto de Vivienda ya mencionado se establecerá el porcentaje de dichas viviendas a realizar por los ayuntamientos.

El plan también trabajará para que se habiliten recursos destinados a inspeccionar la totalidad de las viviendas protegidas, y para elaborar estudios sistemáticos sobre la evolución del mercado de suelo. Asimismo, se establecerá una línea de ayudas dirigidas al conjunto del sector, que promuevan la edificación sostenible y, en especial, la eficiencia energética y el uso eficiente del agua.

Además, se reforzará la apuesta por el programa Bizigune, adaptándolo a las necesidades de sus usuarios, y se estudiará el modo de "hacer más eficiente el uso de las viviendas adaptadas".

PROPUESTAS ORIGINALES

El Plan Director de Vivienda incorporará también 15 propuestas de resolución originales presentadas por los grupos, de las que tres corresponden al tripartito, cinco al PSE, cinco al PP y dos a EHAK. El resto de iniciativas, o bien fueron retiradas al haber sido "absorbidas" por las transaccionales, o bien resultaron rechazadas.

De las 15 aprobadas destacan una de EHAK, en la que se insta al Gobierno a presentar en el plazo de seis meses el proyecto de Ley de Vivienda; dos del PSE sobre la apertura de negociaciones con Fondos de Pensiones y Fondos de Inversión y de pactos con las Cajas de Ahorro Vascas, y una de PP sobre la creación del Servicio Público de Inspección de Viviendas Protegidas para evitar el fraude.