17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 19 de octubre de 2019

    PNV defiende una "consulta habilitante" para dar validez al nuevo Estatuto para Euskadi antes de negociarlo con Madrid

    PSE y PP no participarán "de nada que supere la legalidad" y EH Bildu dice que "mientras el Estado no acepte la plurinacionalidad, va a ser conflictivo"

    BILBAO, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar, ha defendido la celebración de una "consulta habilitante", que "no es ilegal", para dar validez al nuevo Estatuto para Euskadi, antes de "negociarlo en las Cortes Generales", mientras que PSE y PP han asegurado que no participarán "de nada que supere la legalidad" y EH Bildu ha advertido de que "mientras el Estado español no acepte la plurinacionalidad y que hay otros pueblos dentro del Estado que tienen derecho a decidir su futuro, todo esto va a ser conflictivo".

    En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, los parlamentarios vascos se han referido al texto articulado que los expertos designados por los grupos políticos parlamentarios están elaborando para el documento del nuevo estatus.

    Joseba Egibar ha destacado que, entre las bases aprobadas en el Parlamento vasco por PNV y EH Bildu en la ponencia de autogobierno, "que ahora tendrá su reflejo en el texto articulado", se habla de "una consulta habilitante, que no es ilegal, que se puede celebrar". Sería una "consulta habilitante", ha precisado, "que vendría, en su caso, a sancionar el texto que surgiera del Parlamento antes de negociarlo en Cortes Generales".

    Tras insistir en que "eso es posible" y "también es objeto de debate", ha reconocido que "no a todo el mundo gusta", pero ha señalado que "las consultas que sean pactadas con el Estado es una vía que garantiza que el resultado tenga que ser respetado". "El asunto es si esa consulta legal, establecida dentro del actual marco a través del diálogo, puede contemplar alguna alteración menor o mayor del actual marco", ha subrayado

    Desde EH Bildu, el parlamentario Iker Casanova ha afirmado que "el día 30 de noviembre, si depende de EH Bildu, va a haber un texto articulado que refleje las bases aprobadas en el Parlamento", que según ha precisado, "no proponen un nuevo estatuto en el mismo marco y conceptualmente idéntico al actual actualizado formalmente, sino que proponen un nuevo estatuto, y, además, esa era la oferta del propio lehendakari desde hace años".

    "Un nuevo estatus que significa un cambio en el modelo de relaciones con el Estado para pasar del actual modelo de supeditación, en el que el Estado está por encima y nosotros por debajo, a un modelo de relación en igualdad, que incluya la posibilidad de seguir o no seguir formando parte de este Estado y que, en todo caso, si se decide seguir formando parte de este Estado, que blinde un amplio corpus de derechos sociales y políticos para este país", ha explicado.

    Tras reiterar que "en todo lo que dependa de EH Bildu eso va a salir adelante", Casanova ha dicho que "hay otros que no sabemos si van a cumplir su palabra, pero si la cumplen, efectivamente ya existe mayoría suficiente para que eso salga adelante".

    "Lamentablemente, a pesar de ser un proceso impulsado dentro del marco jurídico actual, proceso para transformar pero reglado y absolutamente adaptado a las exigencias del marco actual, me temo que se va a encontrar con el mismo problema que se están encontrando en Cataluña", ha augurado.

    A su entender, "el problema de fondo no son las formas, sino que el Estado español no acepta la plurinacionalidad, no acepta que hay otros pueblos dentro del Estado que tienen derecho a decidir su futuro, y, mientras no lo acepte, todo esto va a ser conflictivo".

    RESPALDO MAYORITARIO

    Por su parte, el parlamentario de Unidas Podemos Jon Hernández ha dicho no ver "ningún problema" si "lo que sale de la ponencia es una reforma del estatuto y tiene el respaldo mayoritario". En ese sentido, ha advertido de que "si de lo que estamos hablando es de un cambio de relaciones con el Estado, vamos a estar ante el mismo problema político" que en Cataluña, por lo que ha insistido en la necesidad de "abordar conjuntamente" la reforma constitucional, "con profundidad y con todos los partidos".

    "Lo que salga del Parlamento vasco va a tener un importante respaldo, pero no podemos ponernos la venda y pensar que esto se pueda arreglar solamente si lo que se busca es ese cambio de modelo, porque esto no se va a arreglar si no abordamos la crisis, el final del modelo del 78 que se tiene que abordar", ha concluido.

    MARCO LEGAL

    Por su parte, el parlamentario del PSE, Eneko Andeuza ha afirmado, "desde el máximo respeto al trabajo que están haciendo los expertos", que analizarán el texto y realizarán la valoración correspondiente, a la vez que ha asegurado que los socialistas tienen "muy claro" que no vamos a participar "de nada que esté al margen de la ley o de una propuesta que trasgreda el marco legal vigente" porque "eso no aportaría absolutamente nada".

    "Nosotros estamos por mejorar nuestro marco de convivencia, por actualizarlo, por incorporar los derechos sociales que ya hemos conquistado y por abrir una puerta a incorporar los que puedan venir. Nosotros todo lo que esté al margen de la ley no lo vamos a respaldar de ninguna de las maneras", ha reiterado.

    Por último, la portavoz del PP vasco en el Parlamento, Laura Garrido, ha dicho que "habría que preguntarse de qué estamos hablando, si estamos hablando de una reforma de un estatuto de autonomía siguiendo el procedimiento establecido y de los consensos amplios como se ha hecho en otras comunidades autónomas".

    En ese sentido, ha señalado que en otras comunidades autónomas donde se han reformado los estatutos "ahí ha estado el PP y no ha pasado nada" porque "se ha hecho conforme a la ley y no vulnerando la ley, ni trasgrediendo la ley".

    Sin embargo, ha dicho tener la sensación de que en Euskadi "los partidos nacionalistas lo que quieren hacer es otra cosa, quieren utilizar esto del nuevo estatus simplemente para satisfacer sus reivindicaciones históricas en relación con la independencia y el derecho a la autodeterminación, y, obviamente, esas son cuestiones que no tienen encaje en nuestro ordenamiento jurídico".

    Por tanto, ha asegurado que el PP "no va a ser compañero de viaje en todo aquello que vulnere la ley y que supere la legalidad". "El PP lo dice alto y claro no vamos a estar", ha reiterado, para censurar que "lo que se quiere hacer es un estatuto simplemente para nacionalistas" y advertir de que "cuando se aprieta mucho con los temas del nacionalismo siempre se va al enfrentamiento". "Vemos el ejemplo de Cataluña, vimos lo que paso con Ibarretxe, con una sociedad dividida, y espero que Urkullu ahora no se contagie con lo que esta pasando en Cataluña", ha concluido.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en País Vasco