27 de enero de 2020
  • Domingo, 26 de Enero
  • 7 de diciembre de 2019

    E-Podemos dice que el acuerdo presupuestario se puede cerrar la próxima semana con un valor final de 217 millones

    EH Bildu acusa a Podemos de convertirse en "apoyo y sostén del régimen político del PNV" y "buscar las tablas como los toros moribundos"

    E-Podemos dice que el acuerdo presupuestario se puede cerrar la próxima semana con un valor final de 217 millones
    La parlamentaria Cristina Macazaga en rueda de prensa - ELKARREKIN PODEMOS - ARCHIVO

    BILBAO, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La parlamentaria de Elkarrekin Podemos Cristina Macazaga ha afirmado que el acuerdo presupuestario con el Gobierno Vasco se puede cerrar a principios de la próxima semana con un valor final de 217 millones de euros, un acuerdo que ha criticado EH Bildu y que convierte a la formación morada en "apoyo y sostén del régimen político del PNV".

    En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, los parlamentarios vascos han analizado el preacuerdo presupuestario alcanzado por el Gobierno Vasco de PNV y PSE con Podemos que permitirá sacar a delante las Cuentas de 2020.

    Según ha defendido la representante de la coalición morada Cristina Macazaga, aunque aún falta por "concretar una serie de cifras", "a principios de la semana que viene se podría tener cerrado un acuerdo que superaría los 200 millones con creces, creo que unos 217".

    Cuestionada por si este acuerdo podría representar una alianza de cara al futuro con el Ejecutivo de Iñigo Urkullu, Macazaga ha sostenido que es "prematuro hablar de eso" y ha defendido que lo que sí tenían claro era "evitar por todos los medios la prórroga de unos presupuestos acordados hace dos años con el PP que no abordaban las necesidades de la sociedad vasca".

    También ha valorado que muchas de las enmiendas de EH Bildu mejoradas estarán en el acuerdo, por lo que "difícilmente veo a EH Bildu oponerse a la reactivación de comarcas desfavorecidas". "Ellos estimaron 5 millones y nosotros hemos propuesto 10 millones. Gracias a que Elkarrekin Podemos ha negociado la RGI subirá un 7,5% interanual, un 8,5% para los pensionistas. Con EH Bildu esta subida sería 0", ha enumerado.

    A su juicio, EH Bildu "se queda en el discurso" y "le falta realidad", al tiempo que también ha lamentado el "discurso de odio y criminalización de la pobreza" que, a su juicio, hace el Partido Popular.

    PNV

    Desde el PNV, el portavoz parlamentario, Joseba Egibar, ha sostenido que alcanzar un acuerdo representa "una buena noticia" para el Gobierno y para el conjunto de la sociedad porque "supone certidumbre, seguridad y paso firme".

    Según ha indicado, la posibilidad de acuerdo hace tres semanas era "una apuesta" y con la discreción debida y la negociación practicada ahora "la posibilidad es real", aunque el acuerdo no esté todavía cerrado.

    En este sentido, ha valorado que el resultado va a ser "notablemente satisfactorio" y ha criticado que a EH Bildu "le entra vértigo real cuando hay que negociar con el PNV, sobre todo en cuestiones socioeconómicas", mientras que ha advertido al PP, partido que tiene "una política neoliberal y un pensamiento de derechas", que "invertir en personas es también inversión".

    EH BILDU

    Desde EH Bildu, el parlamentario Iker Casanova ha señalado que en el proceso negociador de este año "ha habido una decisión previa de Podemos de firmar unos presupuestos al PNV" y luego se ha dado "un proceso de vestir un santo para que sea presentable para las partes".

    "Algunos han comprado las declaraciones, los nombres, ideas y no lo han plasmado en los presupuestos... Son los mismos malos presupuestos que tenemos desde 2016, pero el consejero Azpiazu ha vendido que se ha dado un giro social, verde y feminista", ha denunciado.

    A su juicio, se está intentado además "sobredimensionar la importancia económica y política del acuerdo" y "habrá que ver cuántos años dura este acuerdo para que se llegue a esos 217 millones y para cuántos años se ha atado Podemos al PNV renunciando a ser oposición".

    "Se va a convertir en un apoyo y sostén del régimen político del PNV. Es un problema que Podemos dé legitimidad a las políticas de derechas que dan la espalda a los más necesitados, recortan la RGI o que intentan vender como política verde el TAV", ha criticado, al tiempo que ha considerado que todo ello "le va a pasar factura" a Podemos ya que ha "renunciado a ser alternativa política y ahora está renunciando a ser oposición".

    A su entender, con el acuerdo presupuestario, la formación de Lander Martínez ha realizado una "enmienda a la totalidad a todo lo que ha sido", de tal forma que "quien se iba a merendar al PNV busca las tablas como los toros moribundos". "Por la búsqueda de entrar a gobiernos en el Estado y Euskadi, Podemos renuncia a todo con lo que constituyó un proyecto político", ha criticado.

    Asimismo, ha manifestado que con el PNV es "difícil pactar" por ser un partido "de derechas" que "no está a favor de una fiscalidad progresiva y huye de cláusulas sociales", y aún es "más difícil que cumpla lo pactado".

    PSE-EE

    La parlamentaria del PSE-EE Alexia Castelo ha criticado el "inmovilismo permanente" de EH Bildu y ha subrayado que el giro social de los presupuestos existe desde el año 2016 cuando PNV y PSE alcanzaron un pacto de gobierno que permitió desarrollar "un programa comprometido con el empleo, la innovación y la igualdad". Por ello, ha defendido que lo que se hace ahora es "consolidar políticas que creemos acertadas".

    Asimismo, ha reprobado la actitud de quien solo sabe colaborar cuando se trata de "proposiciones no de ley", pero "no son capaces de ser útiles cuando eso significa comprometerse", en referencia a EH Bildu.

    PP

    Por último, el parlamentario del PP Antón Damborenea ha afirmado que su formación, cuando acuerda algo con el PNV, "como les conocemos, lo ponemos por escrito, aunque así y todo lo suelen incumplir" y ha considerado que el presupuesto "antes de este pacto ya era malo".

    A su juicio, el presentado "no es un presupuesto de derechas" y ha defendido que en el acuerdo alcanzado hace dos años con el PP sí se acordó bajar impuestos, contener el gasto público o incrementar la inversión.

    "Ahora el Gobierno vasco presenta un presupuesto inferior al que se ejecutó en 2018 y el menos inversor de toda la legislatura en un momento de desaceleración", ha criticado, para añadir que si el proyecto sale adelante serán unos presupuestos en que "saldrán muy bien los que dependen de la teta pública, pero los ciudadanos que pagan impuestos ven que sus necesidades no existen y son los paganos".

    De este modo, ha lamentado que desde hace año y medio la formación liderada por Andoni Ortuzar "empezó a podemizarse" y ha advertido de que "una cosa es tener una ley de garantía de ingresos suficiente y otra que se perjudique la creación de empleo", en referencia al incremento previsto del 4% de la RGI que representaría una subida total del 7,5% en un año.

    Para leer más