30 de septiembre de 2020
7 de octubre de 2009

PP denuncia que Bizkaia tendrá la menor inversión por habitante en los presupuestos del Estado, que cree "una calamidad"

Astarloa dice que el proyecto "no resuelve la situación económica" y advierte de que la presión fiscal aumentará entre 800 y 1.000 euros

BILBAO, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El PP denunció hoy que el proyecto de presupuestos generales, que considera "una calamidad", prevé para Bizkaia "la menor inversión por habitante" del Estado, adolece de "falta de nuevos proyectos" para este territorio y supone el "retraso" de los ya iniciados. Asimismo, advirtió de que cada familia vizcaína verá incrementada la carga fiscal en 2010 entre 800 y 1.000 euros.

En una rueda de prensa en Bilbao, el presidente del PP en Bizkaia, Antón Damborenea, el diputado en el Congreso Ignacio Astarloa y la juntera vizcaína Nerea Llanos analizaron "las pocas bondades" para los vizcaínos que, en palabras de Damborenea, tienen los presupuestos generales diseñados por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Astarloa consideró que el proyecto de las cuentas es "una calamidad" derivada de "la calamidad" de la gestión económica del Ejecutivo. Según advirtió, los presupuestos de 2010 son "los presupuestos del paro, del incremento de la recesión, de una deuda que es insoportable para España, del déficit".

En este sentido, destacó que "el mismo Gobierno reconoce que estos presupuestos no resuelven la situación económica y que los datos, que son hoy muy graves, van a seguir siendo muy graves a finales de 2010".

En las cuentas, indicó, "se reconoce" que "va a seguir la recesión" y "se habla de un decremento del PIB de 0,3 para 2010", así como que "se va a incrementar el desempleo -y ya veremos dónde llegamos- en cifras estratosféricas" y que "se va a reducir el consumo en un 0,4". Del mismo modo, señaló que el propio Ejecutivo "reconoce que la deuda de las administraciones públicas va a ser del 62,5 por ciento del PIB", con un incremento de 22 puntos con respecto a 2008.

Astarloa censuró que, ante esta situación, el Gobierno ofrece "horribles recetas". En este sentido, apuntó que pretende "subir los impuestos" pero "reconoce que se van a reducir los ingresos un 35 por ciento", con lo que "está diciendo que se va a producir una reducción de la actividad económica". "Eso va a significar para cada vizcaíno una carga fiscal el año que viene incrementada entre 800 y 1.000 euros por familia", advirtió.

El diputado popular destacó que, a pesar de la reducción de ingresos, se prevé un incremento del gasto del 34 por ciento, que será "improductivo" porque afecta a áreas como el gasto de la administración del Estado, los intereses de la deuda, y "la gran demagogia de las cifras del seguro de desempleo".

Además, criticó que la inversión se reducirá un 10,2 por ciento, de modo que la cantidad destinada a este capítulo supone "la mitad del dinero que va a dedicar a pagar los intereses de la deuda y un tercio del que va a dedicar para pagar el desempleo".

LA MENOR INVERSIÓN

En el caso de Bizkaia, las cuentas contemplan, según denunció Astarloa, "la menor inversión de España por habitante, 189,16 euros, cuando la media nacional es de 510 euros". En este sentido, lamentó "la falta de nuevos proyectos" y resaltó que "los proyectos en los presupuestos de este año en Bizkaia ascendían a 459 millones y para el año que viene estamos hablando de 16 millones".

Asimismo, alertó del "gran engaño" que supone "el retraso en el tiempo" de proyectos ya iniciados. De este modo, explicó que la línea de Alta Velocidad, que contaba con una partida de 92 millones este año, tiene previstos 88 el próximo ejercicio, 86 en 2011 y "allá por 2012 el Gobierno cree que se va a gastar 236".

Según indicó, esta misma evolución puede apreciarse en la terminal de carga del aeropuerto de Loiu, que tendrá en 2010 "ni un euro", o el plan de seguridad de ferrocarriles de vía estrecha, que mantendrá el mismo importe que en 2009.

Frente a este proyecto de cuentas generales del Estado, el PP presentará diversas enmiendas sobre temas "estratégicos" en Bizkaia y, en concreto, sobre proyectos que, en palabras de Antón Damborenea, "llevan un retraso insoportable" desde que José Luis Rodríguez Zapatero dirige el Ejecutivo central.

INFRAESTRUCTURAS NECESARIAS

Entre ellas, se encuentra la petición de que el Plan de Revitalización de la Margen Izquierda sea retomado y la exigencia de que las obras del Tren de Alta Velocidad "no se retrasen", porque ya acumulan "muchos años" de demora. A su entender, es preciso, en el actual momento de crisis económica, que se impulsen las inversiones en infraestructuras "necesarias", y no en "innecesarias" como las previstas en el Plan E.

Damborenea, que censuró que la política del Gobierno central es "la contraria a la creación de empleo", reclamó además que se desarrollen las infraestructuras necesarias para evitar inundaciones, la extensión de la línea de Renfe de Muskiz a Castro, el soterramiento del trayecto de Feve a la altura de Zorroza, la realización de mejoras en la estación bilbaína de Abando "si algún día va a recibir el AVE", así como la remodelación de los cuarteles de la Guardia Civil "no dotados de los mejores medios".