22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 5 de septiembre de 2009

    PP vasco pide al Gobierno vasco "un esfuerzo más" para garantizar la libertad de elección del modelo educativo"

    Denuncia que en algunas poblaciones existe una "campaña de acoso" a los padres que optan por el modelo B, con el que se quiere "acabar"

    BILBAO, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, pidió hoy al Departamento de Educación del Gobierno vasco "un esfuerzo más" para garantizar a los padres la libertad de elección del modelo educativo", algo que, a su juicio, no ocurre ahora con el A (castellano).

    "Hay que garantizar esa libertad y no cuestionar si es un 'ghetto' en castellano. Quien quiera estudiar en castellano deberá poder hacerlo y garantizar que lo haga, sea el cinco, el siete o el diez", defendió.

    Para Barreda, ésta es la causa principal de que, según los datos de matriculación en el sistema educativo vasco para el presente curso, el 71 por ciento del alumnado ha elegido dar todas las asignaturas en euskera mientras sólo el 5 por ciento se ha decantado por el castellano.

    En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, el portavoz del PP del País Vasco, denunció, además, la existencia de poblaciones del País Vasco en las que se produce una "campaña de acoso" a los padres que optan por el modelo bilingüe, "porque ya acabaron con el A y ahora hay que acabar con el B".

    "La clave en todo es la libertad de elección, que es el desafío que tiene planteado el Departamento y que, con la herencia que ha recibido, es algo que no tiene garantizado", indicó.

    Para el dirigente popular aseguró hoy que el modelo educativo vasco "sigue sin garantizar la libertad de elección" del modelo en el que desarrollar los estudios. Según criticó, existe un número "altísimo" de municipios en Euskadi que "simplemente no hay otra opción que estudiar en euskera".

    "Hay muchos padres que no tienen opción, porque todos los centros de su municipio imparten clases en euskera y todos sabemos cómo se llegó a esa situación, cómo se forzó la demanda en su momento, cómo se cerraron aulas, cómo se condicionó a base de subvenciones, etc", dijo.

    A su juicio, "eso es lo que hay que cambiar" con el objetivo de "garantizar la libertad de elección, y el acuerdo entre PP y PSE incluye libertad de elección y garantía de matrícula". "Es decir, -explicó- la señora consejera decía el otro día que no se podrá garantizar la matrícula en el centro pero sí en el modelo. Bueno, pues yo creo que hay que hacer más".

    Por esta causa, instó al Gobierno a realizar "un esfuerzo" para garantizar la matrícula y la libertad de opción en todo el territorio. "Y eso exige que la información fluya de otro modo, que se busque cómo garantizar y agrupar demandas de matriculas de los diferentes modelos en determinados centros, etc, no dejarlo pasar".

    Barreda se mostró de acuerdo "en avanzar en el conocimiento de varias lenguas", tanto las dos oficiales como el inglés y el francés, pero "siguiendo el modelo o la referencia de los modelos educativos en Europa".

    "Veamos esos modelos. Puede haber muchas horas o muchas asignaturas en inglés, pero no necesariamente que los conocimientos de literatura, Ciencias o del Medio, se den en una lengua diferente a la materna", precisó.

    "LA CLAVE"

    El dirigente popular insistió en que, en esta materia "la clave es la libertad de elección" porque "hace 20 años se garantizó que el que quisiera estudiar euskera estudiara en euskera, se abrieron aulas con cinco alumnos en muchos pueblos del País Vasco en modelo D (íntegramente en euskera) y se pusieron los medios necesarios".

    "Hoy hay una enorme cantidad de recursos humanos en el sistema educativo desaprovechados que se pueden seguir poniendo en valor", dijo.

    También instó a "garantizar" que desaparezca "la presión artificial de usted hace una elección indebida'" que, a su juicio, "es, al final, el planteamiento que se hace a los padres" a los que "se cuestiona la legitimidad de que sus hijos estudien más en castellano que en euskera".

    "Hay poblaciones del País Vasco en que esta campaña de acoso del modelo A, la sufren los padres de modelo B (bilingüe), porque ya acabaron con el A y ahora hay que acabar con el B". "Hay que reconocer la legitimidad de todas las opciones, garantizar la posibilidad de ejercer esas opciones y que no haya una intromisión política artificial en esas decisiones", concluyó.