23 de septiembre de 2019
18 de octubre de 2014

PP ve "sangrante" que se recorten ayudas a familias y no haya reformas

Dice que los 70 millones que se habrían concedido indebidamente son consecuencia de la "deficientísima gestión de Lanbide de la RGI"

PP  ve "sangrante" que se recorten ayudas a familias y  no haya reformas
EUROPA PRESS

BILBAO, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP de Bizkaia y parlamentario vasco, Antón Damborenea, ha considerado "sangrante" que se "recorten" ayudas a las familias vascas, como en el caso de las ayudas a la conciliación de la vida familiar y laboral, mientras algunos partidos políticos consideran que "no hay que reformar nada". Asimismo, ha incidido en que los 70 millones que se habrían concedido indebidamente durante los últimos años son consecuencia de "la deficientísima gestión de Lanbide de la RGI".

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, el dirigente popular ha manifestado, además, que en su denuncia de algunos colectivos sociales, el alcalde de Vitoria, Javier Maroto, "no señaló" a los colectivos se inmigrantes, sino que "simplemente" dio "los datos que ofrece Lanbide".

Tras subrayar que el pasado jueves en la Cámara vasca, su formación "aplazó, no retiró", una moción para que el Gobierno vasco cumpla la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de Lanbide, Damborenea ha incidido en que la próxima semana volverán a presentar la iniciativa.

En este contexto, ha criticado que el Sistema Vasco de Empleo "coloque la mitad de gente que colocaba el INEM" cuando lo más importante es que se trata "del servicio de intermediación para que la gente encuentre trabajo". "Cuando eso se baja a la mitad, a nosotros nos preocupa", ha añadido.

A su juicio, otra cuestión, que no se planteó el pasado jueves, es la reforma que el Partido Popular considera que hay que hacer del sistema de Renta Garantía de Ingresos.

"El propio Gobierno reconoce que hay fallos y errores que suponen más de 70 millones, mientras, luego, se nos dice que no hay dinero para ayudas a conciliar la vida laboral y familiar y se recortan esas partidas", ha lamentado Damborenea, para añadir que los 70 millones que "nos faltan a los vascos", y que se habrían concedido indebidamente durante los últimos años a través de ayudas sociales, se ha producido "por una serie de motivos", siendo "uno de los más lamentables la deficientísima gestión de Lanbide en la RGI".

En este sentido, ha remarcado que el PP viene solicitando una "inspección" del Gobierno vasco en esta materia "desde hace diez años, cuando gobernaba Juan José Ibarretxe". "En aquella época no había paro, pero la cifra de beneficiarios se duplicaba año a año. Se ha ido duplicando el coste cuando no había motivos específicos", ha lamentado.

Asimismo, ha considerado "sangrante" que, mientras se recortan ayudar a las familias vascas "porque no hay dinero", algunos piensen "que no hay que reformar nada", pese a que, "por otro lado, tendríamos que tener 70 millones más y no se hace nada".

DAR A QUIEN CORRESPONDE

"Nos parece sangrante porque se debe a la mala gestión de un Gobierno y es lo que denunciamos. No puede ser que si hay alguien extranjero que cobra la prestación, se va a su país y no vuelve, siga cobrando. Nosotros planteamos que la RGI hay que darla a quien corresponde y gestionarla bien", ha incidido.

Por último, ha remarcado que en la denuncia del alcalde de Vitoria, Javier Maroto, de algunos colectivos sociales, el primer edil simplemente ofreció "los datos que ofrece Lanbide".

"Según los datos de Lanbide, de todos los vitorianos, más del 60 por ciento de las ayudas de RGI se las llevaN los extranjeros, siendo ésta la terminología que usa Lanbide en su información. Lanbide cuando habla de extranjeros los divide, además, en grupos. El alcalde de Vitoria no señalado a esa gente, simplemente da los datos que ofrece Lanbide", ha justificado.

Para leer más