15 de agosto de 2020
7 de octubre de 2009

El presidente del CES aboga por actualizar la normativa para que el Gobierno tenga "obligación legal" con sus informes

Ruiz dice que el reto del CES e instituciones políticas y sociales es "demostrar que la búsqueda de acuerdos es mejor que la confrontación"

BILBAO, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo Económico y Social Vasco (CES), José Luis Ruiz, consideró necesario actualizar la normativa reguladora de este organismo y sus competencias para que el Gobierno tenga una "obligación legal" con los informes que emita en proyectos legislativos de contenido económico.

En el acto de conmemoración del 25 aniversario del CES vasco, en el que participó el lehendakari, Patxi López, y la presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga, junto a representantes del mundo económico y social vasco, Ruiz señaló la importancia de dotar a este organismo de "mecanismos para que, cuando es débil la voluntad de consenso, no se bloquee" porque "la unanimidad, a veces, es pedir demasiado en una sociedad tan plural como la nuestra".

Ruiz, que recordó que durante más de diez años el CES ha estado "paralizado" y fue necesaria una nueva Ley para que volviese a trabajar, señaló que la institución "está normalizada en su actividad" y consideró que "haríamos mal en hacer referencia exclusivamente a aquellos que han decidido no participar, porque ellos son responsables de su decisión y los demás tenemos que poner en valor las cosas que hemos hecho".

Tras hacer un recorrido por las "importantes" iniciativas que el CES vasco ha puesto en marcha en el último año y medio, Ruiz señaló que el CES y las instituciones políticas y sociales "tienen un reto que es el de demostrar que la búsqueda de acuerdos es mejor que la confrontación por la confrontación".

El presidente del CES hizo un llamamiento al Parlamento y Gobierno vasco para que, "cuando esta voluntad de consenso flaquee, igual es necesario hacer algunos retoques en la propia legislación reguladora del CES para facilitar ese consenso tan necesario".

En su opinión, "algo no está bien definido en las competencias del CES, cuando el Gobierno, para aprobar un proyecto legislativo de contenido económico, necesita un informe preceptivo de Emakunde y del Consejo Vasco del Euskera, que está bien, pero no tiene esa misma obligación legal con el CES".

Por ello, insistió en la necesidad de "actualizar la propia normativa del CES" porque "la participación del CES da más eficacia a las iniciativas del Gobierno y legitima las instituciones".

Por otro lado, reconoció que en el CES deben ser autocríticos y señaló que no son "muy ágiles en nuestras elaboraciones", aunque consideró que "ese problema también puede ser objeto de atención en esa hipotética reforma si, al final, hay consenso para hacerla".

DIALOGO SOCIAL

Asimismo, Ruiz señaló que "cuando no había diálogo social en Euskadi, el CES no era capaz de sustituirlo y, ahora que hay diálogo social quizá tengamos que plantearnos cuál es el papel del CES".

"Hay que buscar un papel al CES, porque tiene un papel como diálogo social permanente que es complementario a la concertación que están llevando a cabo los empresarios, los sindicatos y la propia administración", concluyó.