4 de agosto de 2020
15 de febrero de 2014

Promotores del plan de viabilidad de Confort creen que había "garantías suficientes de rentabilidad"

Piden un "compromiso inequívoco de Corporación Mondragón" para con el empleo de los socios trabajadores

Promotores del plan de viabilidad de Confort creen que había "garantías suficientes de rentabilidad"
EUROPA PRESS

BASAURI (BIZKAIA), 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El equipo promotor del plan de viabilidad de los negocios de Confort de Fagor Electrodomésticos, provenientes de sus plantas de Basauri (Bizkaia) y Bergara (Gipuzkoa), han defendido que su proyecto presentaba "garantías suficientes de rentabilidad en los primeros años" para poder "construir una base sólida". Asimismo, han pedido un "compromiso inequívoco de Corporación Mondragon" para con el empleo de los socios trabajadores y tener "especial consideración con los colectivos más vulnerables".

En rueda de prensa celebrada en la planta de Edesa de Basauri, arropados por dos centenares de trabajadores, el equipo promotor del plan de viabilidad, que este viernes fue rechazado por el Consejo general de la Corporación Mondragon con el argumento de que "plantea dudas sobre la viabilidad sostenida en el tiempo a medio y largo plazo", ha defendido que era "imposible" presentar un proyecto "con dudas cero, y más en la coyuntura actual".

Tras subrayar que, "a medio y largo plazo, cualquier actividad empresarial, por muy rentable que sea, tiene este tipo de dudas" sobre la rentabilidad futura, han afirmado que "los primeros interesados en no embarcar a nadie, ni a instituciones ni a socios, en un proyecto sin base" han sido ellos y, por tanto, ha manifestado que, "si se les pueda acusar de algo ha sido de ser excesivamente conservadores".

En ese sentido, han reiterado que su proyecto "ofrecía garantías suficientes de rentabilidad en los primeros años", que les permitiría "construir una base sólida para establecer un adecuado futuro".

Por otro lado, han advertido de que, "ahora más que nunca, es fundamental el compromiso inequívoco de Mondragon Corporación para con el empleo de los socios trabajadores de Edesa" y, en ese sentido, han pedido "especial consideración para los colectivos más vulnerables, como son las personas cercanas a su jubilación". De este modo, los trabajadores prolongarán su actual encierro en las instalaciones de Basauri.

Asimismo, han mostrado su agradecimiento a socios y trabajadores, ASLE, Diputación de Bizkaia y Gipuzkoa, Gobierno y Parlamento vasco, clientes, proveedores, ayuntamientos de la comarca y al equipo de asesoramiento de Mondragón Corporacion, entre otros.

"El motivo que presenta Mondragon Corporación para desestimar su participación en el proyecto se basa en un IBR (Independent Business Review) en el que hemos participado aportando todos los datos solicitados y que, a día de hoy, no conocemos, ni en su contenido ni en sus conclusiones. Dicho IBR plantea dudas sobre la viabilidad sostenida en el tiempo a medio y largo plazo", han indicado.

En este sentido, han destacado que su plan se planteaba una reestructuración "importante", volviendo a formas de funcionar que en un pasado no reciente "se habían mostrado eficaces y que habían dado resultados positivos durante años".

"No tenemos dudas de que nuestro plan para el negocio de Confort, partiendo de una situación deteriorada por las circunstancias, ofrece garantías suficientes de rentabilidad en los primeros años que nos iban a permitir constituir una base sólida para establecer un adecuado futuro", han defendido.

A su juicio, la base se fundamentaba en el "dominio y control" de mercados naturales como España, Portugal y el norte de África en los que "hemos sido líderes" y el "'know-how', costes y calidad de nuestros productos". Además, han defendido que estaba garantizada la continuidad de los principales clientes y han subrayado que, aunque es posible que el futuro hubiera que encararlo con alianzas, "eso no es nuevo para nuestro negocio".

"Los primeros interesados en no embarcar a nadie, ni instituciones ni socios trabajadores en un proyecto sin base lo suficientemente sólida hemos sido nosotros... si de algo se nos puede acusar es de haber sido excesivamente conservadores", han lamentado.

"CAÍDA DE VENTAS"

Según han relatado, el proyecto presentado fijaba "caídas de ventas del 55 por ciento el primer año y del 30 por ciento sostenido en próximos ejercicios", así como "importantes mejoras en estructura, centradas fundamentalmente en fabril y comercial".

"Las necesidades financieras están en torno a los 12 millones de euros, de los cuales 8 son de circulante. Estas necesidades bajan sustancialmente en los siguientes años hasta situarse en torno a los 6 millones. El Ebitda generado el primer año es del 1.5 por ciento, pasando a partir del segundo a valores superiores al 7 por ciento anual", han enumerado.

Por último, han defendido que uno de los principales objetivos del proyecto, después de la rentabilidad, pasaba por el empleo sostenible en el tiempo. "Barajamos del orden de más de 300 puestos de trabajo directos, así como de más de 100 puestos indirectos", han agregado, para añadir que no han sido capaces de "transmitir estos puntos a los que han elaborado y valorado el análisis".