12 de agosto de 2020
19 de julio de 2008

PSE-EE cree "escandaloso el uso absolutamente partidista que el Gobierno vasco hace del dinero de los contribuyentes"

BILBAO, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario de organización y portavoz del PSE-EE, Rodolfo Ares, denunció hoy el buzoneo masivo que el Gobierno vasco ha comenzado a realizar con las preguntas de la consulta que pensaba realizar el próximo 25 de octubre y que está suspendida por el Tribunal Constitucional. "Es escandaloso el uso absolutamente partidista que el Gobierno vasco hace del dinero de todos los contribuyentes", señaló.

En un comunicado, Ares manifestó que Ibarretxe y el tripartito vasco "sabían que la consulta se iba a paralizar ante el Tribunal Constitucional, en el preciso momento en que la ley fuera publicada en el BOPV, tal y como dijo desde el primer momento el Gobierno socialista". "Sin embargo, -agregó- eso no les ha impedido despilfarrar muchos miles de euros en una campaña de desinformación que nada tiene que ver con informar realmente a la ciudadanía".

"¿De esta forma gestiona Ibarretxe el autogobierno que dice estar bloqueado por voluntad del presidente Zapatero?", se preguntó el dirigente socialista.

En esta línea, reprochó que Ibarretxe intente "confundir a los ciudadanos vascos, utilizando dinero público". "Es el mejor ejemplo de que quien paraliza realmente el autogobierno vasco es este Gobierno que, en vez de dedicarse a gestionar para garantizar el bienestar y la calidad de vida de los ciudadanos, se dedica a utilizar todos sus instrumentos en su provecho particular y en sus veleidades partidistas", agregó.

A su juicio, la "prisa" que se ha dado el Ejecutivo Ibarretxe en poner en marcha esta campaña de "desinformación, engañosa y falsa, demuestra la soberbia y el nerviosismo en que se ha instalado ya el Gobierno vasco y que, por encima de todo, persigue un objetivo propagandístico y electoralista".

Por último, indicó que el lehendakari ha estado "retrasando" la publicación de la Ley de Consulta en el BOPV "sólo por intereses propios y ahora, sólo en base a sus intereses, ha puesto en marcha una campaña de publicidad sin ningún rigor y cuyo único objetivo es hacer publicidad a sus objetivos y obsesiones".