18 de enero de 2021
5 de diciembre de 2020

PSE-EE y Elkarrekin Podemos reclaman a Felipe VI un pronunciamiento público sobre el chat de los exmilitares

PSE-EE y Elkarrekin Podemos reclaman a Felipe VI un pronunciamiento público sobre el chat de los exmilitares
Felipe VI - GETTY

PNV "preocupante e impresentable" lo ocurrido, EH Bildu pide "depurar elementos franquistas" y PP que no se use para criticar al Ejército

BILBAO, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El PSE-EE y Elkarrekin Podemos han reclamado a Felipe VI un pronunciamiento público en relación al chat de exmilitares en el que se hablaba de un golpe de Estado y de "fusilar a 26 millones" de personas. Por su parte, el PNV ha calificado de "preocupante e impresentable" lo ocurrido, EH Bildu ha pedido al Gobierno que depure de las estructuras del Estado "los elementos franquistas", y el PP ha pedido que no se use este tema para criticar al Ejército que es "ejemplar" o al Rey.

En una tertulia de parlamentarios vascos en Radio Euskadi, ecogida por Europa Press, estos se han referido el polémico chat de militares retirados del Ejército del Aire en el que se defendía "fusilar a 26 millones españoles de hijos de puta" y entre los que se encuentran varios firmantes de la carta que se envió a Felipe VI en noviembre en la que arremetían contra el Gobierno.

El parlamentario del PSE-EE Eneko Andueza ha indicado que su partido no solo es "muy tajante" y condena ese chat, sino que conminan a las instancias judiciales a "que tomen las medidas oportunas y hagan hacer valer la ley".

"Hago propias las palabras, no solo de Odón (Elorza), sino de algunos altos mandos del Ejército que han reclamado al Rey un pronunciamiento público porque el silencio no es ni el mejor ejemplo ni la mejor herramienta para zanjar una cuestión extremadamente grave", ha agregado.

Eneko Andueza ha calificado también de "grave" que un partido, en referencia a Vox, considere "como suyos a personas que tienen tentativas absolutamente golpistas", que, dentro de sus intenciones, está "fusilar a 26 millones de hijos de puta", entre los que ha asegurado que se encuentra él.

Según ha indicado, es "tremendo" que el partido de Santiago Abascal "se alce, poco menos, que como defensor absoluto de la Constitución cuando sus actitudes son netamente anticonstitucionales, y consideran suyos a personas que lo que quieren es aniquilar la Constitución y a todos los ciudadanos que no piensan como ellos".

"Es un vestigio absolutamente fascista y franquista que debe ser erradicado de raíz. La fiscalía tiene que actuar y tiene que provocar la contundencia de todas las fuerzas democráticas, no solo para condenarlo, sino para poner instrumentos para dar pasos al frente que permitan que partidos de este tipo no estén en las instituciones democráticas, porque, de democráticos, tienen muy poco", ha agregado.

Asimismo, ha solicitado al PP que sea "más contundente" ante lo ocurrido porque están "muy fuera de lugar" la declaraciones de una portavoz del PP que este viernes aseguró que, "de alguna manera, se puede estar de acuerdo o no con lo que se dijo en ese chat", cuando, a su juicio, "no cabe otra que estar en contra de una barbaridad".

Por su parte, el parlamentario de Elkarrekin Podemos David Soto ha afirmado que, probablemente, los de su formación estén "de los primeros entre esos 26 millones que se quiere fusilar", y ha considerado "ejemplificante" que la misma semana que se aprueban los PGE se conozca este chat que "no refleja más que el pasado, una derecha radicalizada y golpista".

Por ello, cree que la Justicia tiene que esclarecer los hechos y "depurar responsabilidades" porque no se puede hacer este tipo declaraciones o "hacer de ellas parte del discurso de determinadas fuerzas como Vox, que "ha afirmado sin ningún tapujo que quienes escriben en ese chat son de los suyos".

A su juicio, es "muy preocupante" y cree que hacen "un flaco favor" a la monarquía y al Rey, "al hacer de parapeto y de protectores de esa institución". "Hacen que el Rey termine representando lo más funesto de España, que es esta ultraderecha radicalizada", ha añadido Soto, que cree que Felipe VI "debería decir algo".

PNV

Por su parte, la parlamentaria del PNV María Jesús Arrizabalaga, ha indicado que "no deja de ser preocupante en cualquier estado que se dice democrático", haya "gente de esta clase", para calificar los hechos de "impresentable", aunque, a su juicio, no resulta "tan sorprendente".

"La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha dicho que los ejércitos, el Rey y todos los símbolos nacionales pertenecen a todos los españoles, no sé si pertenecen a todos los españoles, yo diría que nosotros no tenemos Ejercito, ni tenemos armada y tampoco tenemos Rey, ni reina ni padre ni hijo", ha añadido.

También ha hecho alusión al artículo VIII de la Constitución sobre el Ejército y ha asegurado compartir la reflexión que hacía el ex líder del PNV, Xabier Arzalluz, de que este artículo -que "atribuye al Ejercito una visión que excede en mucho de lo que es propiamente militar para hacerle responsables de la salvaguarda del ordenamiento constitucional"- demuestra que, "en su día, en España se hizo una Constitución a la turca".

En la misma línea, el parlamentario de EH Bildu Iker Casanova, ha indicado que, se pusieron "condicionantes" a algunos artículos de la Constitución e incluso "algún artículo, en concreto, fue redactado por el Estado mayor del Ejercito, el que hablaba de la unidad indisoluble de la patria española".

Casanova ha calificado de "atemorizador" que el chat, "en el que se está haciendo una reflexión abiertamente ultraderechista", englobe a la "cúpula militar de los últimos 40 años en el Estado español". Además, ha señalado, al hilo del debate sobre los PGE, que la alternativa al actual Gobierno en España es "derecha y extrema derecha con correajes". "Esto pone de manifiesto que hay sectores nostálgicos del franquismo y del fascismo", ha añadido.

Asimismo, ha asegurado que en el año 1978, cuando se aprobó la Carta Magna, no hubo "una verdadera ruptura política con las instituciones franquistas y quedaron incrustados importante restos del franquismo en estructuras determinantes de la construcción del Estado español y una de ellas es el Ejército".

En este sentido, cree que hay que poner "el cascabel al gato", no solo en el Ejército, sino en determinadas sectores de las Fuerzas de Seguridad y de la Guardia Civil porque "todavía existe una presencia de la ultraderecha muy determinante y sorprendentemente tolerada".

A su juicio, uno de los temas que este Gobierno tiene encima de la mesa es la "depuración de elementos franquistas, fascistas y antidemocráticos de estructuras de poder como el Ejercito y las Fuerzas de seguridad". "Creo que ese fenómeno va en aumento", ha añadido. Por ello, considera urgente que se tomen "medidas claras" y que no se permitan actitudes que son "abiertamente antidemocráticas y golpistas".

Por su parte, el parlamentario del PP Carmelo Barrio ha rechazado las acusaciones de que no ha sido contundentes y ha recordado las palabras del presidente de su partido, Pablo Casado, que ha calificado de "intolerable" lo ocurrido.

Barrio ha añadido que, cuando ve al Ejército, "no ve un chat de taberna intolerable, de jubilados que a título particular se manifiestan", y que, "si cometen errores, o incluso delitos tendrán que someterse a la legalidad y a las normas".

El parlamentario ha añadido que ve al Ejército como una institución "ejemplar" por su profesionalidad, su trabajo por la sociedad y su respeto por la Constitución. "Veo a personas que ha dado su vida por la democracia, por las leyes a la mano de los criminales de ETA, de ese fanatismo asesino nacionalista, víctimas del terrorismo", ha añadido. A su juicio, esto no puede servir para criticar al Ejercito, y "mucho menos al Rey con su compromiso con la Constitución"

Por último, ha asegurado que el Rey se pronuncia todos los días en favor de la Constitución y ha insistido en que ese chat "no significa nada" y es "particular" de unas personas que ahora son ya "civiles" y que "no representan a nadie más que a sí mismos".