7 de diciembre de 2019
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • Jueves, 5 de Diciembre
  • 16 de septiembre de 2010

    Las rentas personales más altas de Euskadi se encuentran en Abando (Bizkaia), Miramon (Gipuzkoa) y Mendizorroza (Álava)

    Las rentas personales más altas de Euskadi se encuentran en Abando (Bizkaia), Miramon (Gipuzkoa) y Mendizorroza (Álava)
    EP

    BILBAO, 16 Sep. (EUROPA PREESS) -

    Las rentas personales más altas por barrios de las tres capitales vacas se encuentran en el barrio bilbaíno de Abando, el donostiarra de Miramon-Zorroaga y el Mendizorroza, en Vitoria, según ha informado el Instituto vasco de Estadística (Eustat).

    Según esas mismas fuentes, el barrio donostiarra de Miramon-Zorroaga con 72.280 euros presenta la renta familiar media más elevada de las tres capitales vascas

    Los datos, de 2006, indican que frente a estos barrios con rentas más altas, Iturrigorri-Peñascal en Bilbao, Altza en San Sebastián, y Abetxuko en Vitoria son los enclaves que registran la renta personal media más baja en las tres ciudades, para la población de 18 y más años, según la estadística de la Renta Personal y Familiar elaborada por Eustat, en colaboración con las Diputaciones forales de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa.

    Según la estadística, la población de Abando, en Bilbao, tiene una renta personal media de 31.537 euros anuales, que alcanza la cifra de 69.670 en el caso de la renta familiar. Por su parte, las personas residentes en el barrio de Mendizorrotza, en Vitoria, cuentan con una renta personal media de 29.902 euros anuales y una renta familiar media de 69.777. La población residente en Miramon-Zorroaga, en San Sebastián, obtiene una renta personal media de 27.238 euros y 72.280 en el caso de la renta familiar media.

    MAYOR EQUILIBRIO EN SAN SEBASTIÁN

    La capital guipuzcoana presenta el mayor equilibrio entre barrios mientras en Bilbao se encuentran los barrios con mayor y menor renta personal media de las tres capitales

    La diferencia entre barrios de una misma capital es especialmente relevante en el caso de la capital vizcaína. De este modo, Iturrigorri-Peñascal en Bilbao tiene una renta personal media de 9.210 euros, lo que supone menos de una tercera parte de la registrada en Abando; además, la renta familiar media en este barrio es de 20.048 euros, notablemente inferior incluso a la renta personal media obtenida en Abando.

    En las otras dos capitales vascas, la diferencia, es menos acusada. Abetxuko, en Vitoria dispone de una renta personal media de 13.325 euros y una renta familiar media de 28.073 euros, aunque se trata en los dos casos de un porcentaje inferior a la mitad de Mendizorroza.

    En Altza, barrio ubicado en San Sebastián, la renta personal media es de 13.633 euros y la renta familiar media de 30.775. La diferencia con Miramon-Zorroaga, barrio con la mayor renta personal de la capital guipuzcoana, es exactamente la mitad. En consecuencia, la brecha más significativa tiene lugar en Bilbao.

    En la capital vizcaína, de los 38 barrios existentes, 11 superan la renta media del municipio, estimada en 18.196 euros. En Vitoria-Gasteiz, que cuenta con 28 barrios, 11 se sitúan por encima de la renta media del municipio, que son 17.577 euros. La capital guipuzcoana se presenta de nuevo como la más equilibrada, dado que 10 barrios de un total de 17 superan la renta personal media del municipio, de 20.056 euros.

    En cuanto a la distribución porcentual de la renta personal total por las principales fuentes de renta en los tres Territorios Históricos, resulta ser el trabajo la de mayor peso relativo, seguida por las transferencias (pensiones y prestaciones sociales).

    En este sentido, la Estadística de la Renta personal y Familiar revela que, en las tres capitales vascas, aquellos barrios que presentan rentas personales y familiares más altas registran una incidencia menor de las rentas procedentes del trabajo y superior en lo que respecta a las rentas de capital.

    De este modo, se constata como datos más relevantes el caso de los barrios bilbaínos de Abando e Indautxu, donde las rentas de trabajo suponen un 50 por ciento de la renta total, mientras que las rentas de capital tienen una incidencia del 27 por ciento.

    Por el contrario, aquellos barrios que registran las rentas personales medias más bajas presentan una menor incidencia de las rentas de capital, siendo la cuota preponderante la proveniente de las rentas del trabajo.