14 de octubre de 2019
  • Domingo, 13 de Octubre
  • Sábado, 12 de Octubre
  • 18 de julio de 2009

    Retirados 11 de los 25 cilindros caídos al mar desde un buque a la altura de Bermeo y que se desplazan hasta la costa

    Alertadas todas las embarcaciones de la zona por riesgo de colisión así como los bañistas de las playas cercanas

    BILBAO, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Efectivos de la Ertzaintza y de Salvamento Marítimo habían retirado, a las cinco y media de la tarde de hoy, once de los 25 cilindros que cayeron al mar desde un buque que abandonaba el Puerto de Bermeo. Otros once se encuentran localizados y tres todavía no han sido avistados.

    Según informaron a Europa Press fuentes del Departamento de Interior, desde primera hora de la mañana se ha alertado a todas las embarcaciones cercanas al lugar de los hechos, por riesgo de colisión, entre la costa de Bermeo y Lekeitio, así como a los socorristas de las playas con el objetivo de que ningún bañista sufra daño alguno.

    Las embarcaciones de la Ertzaintza y de Salvamento Marítimo habían retirado, ayudadas por un remolcador, once de las 25 piezas y se encontraban en proceso de sacar de las aguas otras tantas. Tres de ellas no habían sido todavía localizadas, por lo que el helióptero de Salvamento Marítimo continuaba sobrevolando el lugar, sobre Lekeitio, Izaro, Laida, Bermeo y Mundaka.

    Los hechos se produjeron antes de las nueve de la mañana cuando un buque que se dirigía al puerto de Bermeo para atracar sufrió un golpe de mar y, como consecuencia, 25 de los 39 cilindros de poliéster que transportaba, cayeron al agua.

    Las piezas, de seis metros de largo por dos y medio de diámetro, comenzó a desplazarse por el mar hacia Ibarrangelua y Mundaka, incluso uno de ellos llegó a la playa de Laida. La embarcación de la Ertzaintza 'Itxasain' así como otra de Salvamento Marítimo y un remolcador de Bermeo iniciaron los trabajos para recoger los cilindros, remolcarlos a puerto y devolverlos a la embarcación de origen. Por la tarde, se sumó a los efectivos un helicóptero de Salvamento Marítimo.

    EVITAR COLISIONES

    Las enormes dificultades, debidas al peso de los cilindros, dificultó la recogida, por lo que Salvamento Marítimo procedió a avisar a las embarcaciones que navegan en la franja comprendida entre Bermeo y Lekeitio para evitar posibles colisiones.

    En concreto Interior, advierte del riesgo de colisión que pueden sufrir las de recreo, de menores dimensiones, ya que los cilindros se encuentran hundidos en el agua en un metro de la superficie, aproximadamente, lo que dificulta su visibilidad.

    Posteriormente, alertaron a los servicios de socorro de los arenales cercanos al lugar del suceso, con el objetivo de que el personal comunicara a los bañistas el incidente y se evitaran accidentes.