22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 7 de marzo de 2014

    Semper no cree que vaya a haber voto de castigo de los afiliados a Quiroga y votarán "en función del proyecto político"

    Dice que supondría un voto de castigo a todo el partido porque "forman parte de la dirección"

    Semper no cree que vaya a haber voto de castigo de los afiliados a Quiroga y votarán "en función del proyecto político"
    EUROPA PRESS

    BILBAO, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del PP de Gipuzkoa y portavoz parlamentario, Borja Sémper, no cree que vaya a haber en el Congreso del partido de este fin de semana un voto de castigo a la presidenta, Arantza Quiroga, por lo sucedido en la elección del número dos de la formación, y, tras afirmar que supondría un voto de castigo a todo el partido, cree que, finalmente, los compromisarios van a votar "en función del proyecto político".

    Sémper ha realizado estas manifestaciones en la entrevista que ha concedido a Antena3, junto con Iñaki Oyarzábal, respecto a situación que ha vivido el PP vasco en torno a la sustitución de este último como secretario general de la formación en Euskadi.

    El dirigente del PP vasco ha indicado que ha habido una "repercusión mediática de un debate interno" y eso, al final, "genera especulaciones, obviamente, y análisis".

    Borja Sémper ha señalado que, cuando hay una tensión interna "no es bueno para nadie y menos para el partido que la sufre". En todo caso, ha señalado que lo que ha sucedido es una "cosa muy concreta", la "búsqueda de un perfil para un puesto muy determinado" y ha habido "choque de opiniones".

    "Eso nos ha alargado demasiado probablemente en el tiempo la decisión que ayer se dio a conocer. Que ha habido tensión interna, sí, pero la sangre no ha llegado al río, no es menos cierto, y hoy tenemos la decisión de una secretaria general nueva", ha apuntado.

    "DESGARRO E INCOMODIDAD"

    El portavoz parlamentario del PP vasco ha indicado que no le gustaría que se pensara que están transmitiendo la idea de que "aquí no ha pasado nada" porque ha reconocido que ha habido "tensiones internas" y eso "provoca desgarro e incomodidad", pero ha afirmado que el partido podría "hacer un master en situaciones complicadas a lo largo de nuestra historia en política".

    "Con lo cual, este debate siendo difícil y habiéndonos generado tensiones internas que nunca gustan, en comparación con otras circunstancias tremendas, probablemente, nos permite estar hoy con la sinceridad o la comodidad con la que hablamos", ha añadido.

    Sobre las razones de que Arantza Quiroga no haya querido mantener a Oyarzábal como número dos del partido, ha indicado que la respuesta de manual es "habrá que preguntárselo a ella", y ha añadido que, según lo que ella ha trasladado, pretendía "una renovación y quería a su lado a alguien diferente a Iñaki Oyarzábal".

    Preguntado por si puede haber 'voto de castigo' a Arantza Quiroga en el Congreso, ha indicado que sería "un voto de castigo a nosotros mismos también" porque forman parte de la dirección.

    Ha añadido que los afiliados son "libres de manifestarse como crean conveniente y, evidentemente, cuando se produce, a lo largo de demasiado tiempo, una crisis interna, es a tus propios afiliados a los que más les incomoda", pero ha señalado que, "por encima de eso, hay un proyecto político.

    A su juicio, eso es lo que "va a prevalecer" el sábado en el Congreso y cree que la afiliación va a apostar "por votar en función del proyecto político".

    SIN TUTELA DE MADRID

    Preguntado por si Quiroga se podía sentir 'muy tutelada' desde Madrid, donde el presidente del PP alavés, Alfonso Alonso, es el portavoz en el Congreso, ha manifestado que "una cosa es la leyenda y otra la realidad" y, tras indicar que la "fortaleza" del PP es que es de ámbito nacional, ha señalado que son un partido "profundamente apegado a la tierra, al País Vasco".

    "Somos un partido forjado en las circunstancias más complicadas. Somos gente que ha hecho política en una circunstancias tan difíciles que nos ha dado una personalidad, que nos lleva a tomar decisiones sin esperar a que nadie nos dirija o nos tutele", ha afirmado.

    En este sentido, ha afirmado que las decisiones que toma el PP vasco son tomadas "por los vascos del PP, para la política vasca que desarrolla el PP".