12 de diciembre de 2019
25 de mayo de 2010

Sindicatos cifran la incidencia en un 55% en Gobierno vasco y un 75% en admnistración local y foral

Dicen que en Euskadi no hay "voluntad" para no aplicar "recortes" y no se apuesta por crear empleo y desarrollar los servicios sociales

BILBAO, 25 May. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos ELA, LAB, ESK y STEE-EILAS calificaron hoy de forma "muy positiva" el seguimiento alcanzado por la convocatoria de huelga convocada en el sector público, que cifran en un 55 por ciento en Gobierno vasco y un 75 por ciento en admnistración local y foral. Asimismo, lamentaron que las administraciones vascas no tienen "voluntad" de modificar las decisiones de aplicar "recortes" y censuraron que no se apueste por la creación de empleo y el desarrollo de los servicios públicos.

Miles de personas se manifestaron en Bilbao, convocados por los cuatro sindicatos bajo el lema 'Sektore publikoa borrokan. Emplegu eta zerbitzu publikoen alde (El sector público en lucha. A favor del empleo y los servicios públicos). No a los recortes'.

De manera previa al inicio de la marcha, las responsables de las federaciones de Servicios Públicos de ELA y LAB, Izaskun Garikano y Arantxa Sarasola, respectivamente, explicaron, que, aunque aún no se han concretado los datos del número de trabajadores que han secundado la huelga, realizan "una valoración muy positiva" de su seguimiento.

En este sentido, Garikano destacó que, "en líneas generales, podemos decir que la gente está muy enfadada, que se quiere manifestar en contra de los recortes salariales y de la destrucción de empleo".

Según explicó que, en la educación pública, el seguimiento de la huelga ha sido "muy amplio", del 75 por ciento en Primaria y del 60 por ciento en Secundaria, donde ha quedado "totalmente desfigurado" por los servicios mínimos establecidos para realizar los exámenes. No obstante, los sindicatos están "muy contentos" con la forma en que ha sido secundada la convocatoria.

En el sector de Haurreskolak, los sindicatos cifran el seguimiento en un 80 por ciento, pese a que "ha habido incumplimiento alto del decreto de servicios mínimos en sitios muy diversos"

En la administración local y foral, aseguró que la media de seguimiento es del 75 por ciento, aunque en algunas comarcas los ayuntamientos "han cerrado casi masivamente" como Duranguesado, Tolosaldea, Goierrialdea, Lea Artibai. Destacó la incidencia en las capitales, que en el caso del Ayuntamiento de Bilbao se cifra en un 80 por ciento.

En el Gobierno, el seguimiento ha alcanzado, en función de los datos de los sindicatos, en un 55 por ciento, que consideran "muy importante" teniendo en cuenta que este ámbito "suele tener sus dificultades".

Finalmente, los sindicatos explicaron que, en Osakidetza, los servicios mínimos establecidos eran "muy altos", lo que hace que los hospitales "prácticamente" sólo con estos servicios funcionen "con normalidad". En este sector, han detectado "muchos problemas porque personas que querían salir a la huelga les han impuesto los servicios mínimos".

FALTA DE VOLUNTAD POLÍTICA

Asimismo, las dos responsables sindicales del área de Servicios Públicos lamentaron que en Euskadi las administraciones debaten cómo aplicar las medidas de ajuste propuestas partiendo de la premisa de que "tiene que haber recortes".

Sin embargo, manifestó Sarasola, "la solución para poder salir de esta crisis es todo lo contrario: es poder desarrollar los servicios públicos que, hoy por hoy, son absolutamente insuficientes, es aumentar el gasto social". De este modo, destacó que "los países que mejor están soportando esta crisis, son los países europeos donde hay un mayor nivel de inversión en materia social".

En esta línea, consideró que, tras el encuentro que mantuvieron ayer el lehendakari, Patxi López, y los máximos representantes de las diputaciones vascas y de Eudel, "no ha habido ningún cambio" y "lo único que constatamos es que todos los gobernantes parten de la premisa de que hay que hacer un recorte en materia social".

"Desgraciadamente lo que hemos podido constatar es que los gobernantes de las instituciones aquí hacen la misma apuesta, la de recortar, en vez de la de apostar por la creación del empleo público, por el desarrollo de los servicios públicos", insistió.

A su entender, aunque en Euskadi tienen "muy poquito margen legal" en la aplicación de los ajustes, "lo más preocupante es que no tienen ninguna voluntad de modificar esas decisiones de recortar los gastos".

En la misma línea, la responsable de Servicios Públicos de ELA indicó que "si quieren tienen margen", pero "la cuestión es que no hay voluntad política para hacerlo". "Ellos mismos ayer decían que se van a decrementar los salarios un 5 por ciento, y que se van a dedicar a destruir empleo interino", advirtió.

Finalmente, la secretaria de la Federación de Servicios Públicos de LAB destacó que, "si no es con movilización" de los ciudadanos, "la voluntad política no se cambia".