29 de febrero de 2020
28 de septiembre de 2018

Sindicatos vascos se concentran en Bilbao para denunciar la cifra de muertos en accidente laboral en Euskadi

ELA, LAB, ESK, STEILAS, EHNE e HIRU alertan de que el dato de 34 fallecidos en lo que va de 2018 es ya la misma que en todo 2017

BILBAO, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos ELA, LAB, ESK, STEILAS, EHNE e HIRU se han concentrado este viernes ante la sede del Gobierno Vasco en Bilbao (Gran Vía 85), bajo el lema "No más accidentes laborales, la precariedad mata" en protesta por la cifra de trabajadores fallecidos en lo que va de año en Euskadi, un total de 34, que es ya la misma registrada en todo 2017.

Al término de la protesta, los responsables de negociación colectiva de ELA y LAB, Pello Igeregi y Xabier Ugartemendia, respectivamente, han leído un comunicado donde han denunciado que la siniestralidad laboral "ha empeorado de manera sustancial" en Euskadi.

Los sindicatos han remarcado que muchas de las muertes se han producido en "situación de precariedad extrema o en circunstancias que se podían haber evitado con facilidad" y "a estas alturas del año han muerto más personas en su puesto de trabajo que en el mismo periodo de 2017".

Las centrales sindicales han denunciado que las muertes por accidente de trabajo "solo son la punta del iceberg" porque "numerosos accidentes laborales no constan en las estadísticas oficiales".

A juicio de los sindicatos vascos, en el fondo del problema subyace la precariedad y la mala calidad del empleo, que se han convertido en estructurales en las relaciones laborales mientras la mitad de los accidentes laborales "se produce en los dos primeros meses, y un tercio de las muertes, en las subcontratas".

MULTAS IRRISORIAS

Otra de las demandas apunta a que el gasto público en salud laboral es "demasiado bajo", ya que solo un 0,01% del presupuesto total de la Comunidad Autónoma se destina a esta partida, y una buena parte sirve para garantizar la actividad de determinados agentes sociales en esta materia.

En el terreno de la Inspección de Trabajo, la ratio de su personal sigue siendo la mitad de la media europea y "frecuentemente resulta más rentable para las empresas pagar sanciones que implantar medidas eficaces" porque lo destinado a medidas de seguridad es "irrisorio".

Los sindicatos han exigido durante su concentración un empleo digno y de calidad, un cambio radical de las políticas de salud, mayor control sobre las empresas y combatir el fraude en torno a las enfermedades profesionales.

Finalmente, los seis sindicatos han trasladado que trabajan de "manera conjunta para dar una respuesta unitaria a los accidentes laborales.