17 de octubre de 2019
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • 14 de agosto de 2019

    SOS Racismo Bizkaia pide que no se "criminalice" a los manteros y que la Aste Nagusia no se convierta en "una cacería"

    Inicia una campaña por unas fiestas "libres de violencia racista" y pide una "mayor sensibilización" a ciudadanos y autoridades municipales

    SOS Racismo Bizkaia pide que no se "criminalice" a los manteros y que la Aste Nagusia no se convierta en "una cacería"
    Concentración SOS Racismo en BilbaoEUROPA PRESS - ARCHIVO

    BILBAO, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

    SOS Racismo Bizkaia y el colectivo de manteros "Mbolo mooye doolé" ("la unión hace la fuerza") realizarán durante la Aste Nagusia de Bilbao uan campaña en favor de unas fiestas "libres de violencia racista" y a favor de la "descriminalización de la venta ambulante" y las fiestas que dan comienzo este sábado no se conviertan en "una fiesta para algunos y en una cacería para otros".

    Ambos colectivos se han concentrado este miércoles en la explanada frente al Ayuntamiento de Bilbao para presentar la iniciativa y pedir a la ciudadanía "una mayor sensibilización" ante la realidad que viven los migrantes que se dedican a la venta ambulante en las calles de la ciudad.

    Asimismo han apelado a la "buena voluntad política de las autoridades municipales para lograr una convivencia pacífica durante la Aste Nagusia" porque, experiencias pasadas, "indican que la persecución policial y la criminalización de la venta ambulante han sido una constante durante las fiestas de Bilbao".

    Según ha expresado Elena Bezanilla, integrante de SOS Racismo Bizkaia, esta campaña quiere "sensibilizar a la ciudadanía para que preste su apoyo a la gente mantera que practica la venta ambulante callejera durante esta Aste Nagusia porque "las fiestas deben ser de todos y son para disfrutarlas, pero también para que nadie sufra persecución durante ellas".

    Bezanilla ha recordado que "la gente sin recursos también tienen derecho a estar y a ganarse la vida en las fiestas y esta campaña la hacemos precisamente para intentar que no sufran persecución y acoso policial" por dedicarse a esa labor.

    Preguntada por la posible competencia desleal que esta práctica pueda acarrear al pequeño comercio de la ciudad, la integrante de SOS Racismo Bizkaia ha afirmado que, desde su punto de vista, "no hacen competencia desleal porque el pequeño comercio vende una mercancía y la gente que se gana la vida en la calle vende otro tipo de mercancía, por lo que creemos que no les hacen de ningún modo competencia".

    En el manifiesto, que ha sido leído durante la concentración, ambos colectivos han recordado que "el hostigamiento, las identificaciones racistas y la incautación de material para la venta, única fuente de ingresos de los manteros, son una realidad que se repite año tras año".

    Desde su punto de vista, "como ya ha quedado demostrado, ni la persecución punitiva ni la criminalización de su actividad resuelven las necesidades vitales de una parte importante de nuestra sociedad que encuentra en las fiestas una oportunidad para autogenerarse una fuente de ingresos".

    En ese sentido, y según ha expresado el miembro de la plataforma de manteros, Mamemor Mbaye, las intervenciones policiales "lo único que consiguen es criminalizar y precarizar aún más nuestra existencia porque nos condena, y sobrevivir no es delito, es ganarse la vida".

    Asimismo, ha afirmado que ellos "no quieren ni vender en la calle ni tener que huir de la policía pero no tenemos otra forma de sobrevivir porque si no hay otro tipo de trabajos, de algo tenemos que vivir para poder comer y pagar la casa en la que vivimos".

    El integrante de "Mbolo mooye doolé" ha pedido que se cambie la ley actual que regula la venta ambulante y ha considerado que ellos no hacen competencia desleal alguna porque incluso, ha añadido, "les compramos productos al por mayor para luego venderlos nosotros en la calle".

    Por ese motivo, ambos colectivos solicitan a las autoridades municipales de la ciudad que "no obstaculicen a través de la presión policial y punitiva el trabajo de los manteros"; que "demuestren su solidaridad con todos aquellos que presentan serias dificultades sociales y de supervivencia"; que "eviten una caza de brujas y reconozcan el derecho a trabajar" de este sector social que encuentra en la venta ambulante "su forma de vida" y, finalmente, "que no conviertan la Aste Nagusia en una fiesta para algunos y en una cacería para otros".

    Durante la concentración bajo el lema "Sobrevivir no es delito", se han coreado consignas como "Ninguna persona es ilegal", "La ley de extranjería mata gente cada día" o "Perseguir banqueros y no a los manteros".

    Para leer más