30 de marzo de 2020
29 de septiembre de 2008

Surbisa invierte 395.000 euros en urbanizar el entorno de la antigua iglesia de La Merced

BILBAO, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El entorno de la antigua iglesia de La Merced -actual Sala Bilborock-, ofrece una nueva imagen, tras seis meses de obras, en los que se ha procedido al derribo de un viejo edificio adosado en uno de los laterales del templo -un antiguo comercio de paragüería- y a la urbanización del espacio liberado y su contorno.

La nueva zona urbana constituye una plaza peatonal, con servidumbre de paso para los vehículos, y domina todo el inicio de la calle Hernani. La actuación de Surbisa también ha permitido recuperar el aspecto y volumen originales de la Iglesia de La Merced, un edificio histórico, convertido ahora en un equipamiento relevante para la juventud bilbaína: la Sala Bilborock.

La intervención ha supuesto un desembolso de 395.000 euros, que refuerzan las inversiones de Surbisa en esta zona, como la peatonalización de 1.500 metros cuadrados en Marzana; o la obra, actualmente en curso, en la Plaza de Tres Pilares y la calle Bilbao la Vieja, que unirá la zona baja de Miribilla con el Puente de San Antón y el casco histórico de la ciudad.

El nuevo espacio urbano que da comienzo a la calle Hernani está situado en una pendiente ligera, que se ha resuelto mediante pequeños escalones que salvan el desnivel. De este modo, se han creado plataformas horizontales, sobre las que se han colocado bancos, mobiliario urbano complementario, y una nueva iluminación.

El proyecto inicial presentado por Surbisa contemplaba la peatonalización total de este espacio, un aspecto que fue modificado ante las peticiones de los vecinos de la zona, que solicitaron un paso contenido de vehículos, para evitar rodeos circulatorios y mantener comunicados los comercios del barrio. El espacio reservado al tráfico rodado transcurre por un pavimento de color diferente, delimitado por bolardos laterales.