25 de enero de 2020
  • Viernes, 24 de Enero
  • 31 de enero de 2008

    El Teatro Arriaga de Bilbao acoge "2666", la primera adaptación teatral de la obra del escritor Roberto Bolaño

    BILBAO, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El Teatro Arriaga de Bilbao acogerá mañana y el sábado la representación de "2666", la primera adaptación de la obra del escritor chileno Roberto Bolaño, producida por Teatre Lliure. La adaptación teatral de las 1.200 páginas de "2666" al escenario es de Pablo Ley y Àlex Rigola, quienes han conseguido mantener la atención del espectador durante las casi 5 horas que dura este montaje teatral muy aplaudido por crítica y público, según informó el Arriaga.

    "2666" se estrenó en el Festival Grec de Barcelona el pasado mes de junio y en otoño se representó en el Teatre Lliure de Barcelona y en Girona. Su última parada ha sido Chile, donde se ha podido ver del 24 al 27 de enero. Desde Chile, llega al Teatro Arriaga de Bilbao, que acogerá el estreno de esta obra mañana, a las ocho de la tarde. La segunda y última función será al día siguiente, sábado, a la misma hora.

    La obra dura cinco horas con cuatro descansos y tiene cinco partes claramente diferenciadas: "La parte de los críticos", "La parte de Amalfitano", "La parte de Fate", "La parte de los crímenes" y "La parte de Archimboldi", que interpretan sobre las tablas 12 actores.

    "2666" acaba de ganar tres premios de los Críticos de Barcelona al mejor espectáculo, a la dramaturgia y a la escenografía. El director de escena Àlex Rigola (Barcelona, 1969), quien dirige el Teatre Lliure desde el año 2003, es el director de este montaje teatral.

    Según palabras de Rigola, en "2666" existe "una manera de trabajar propia de cada parte". En la primera, explica, "la idea es montar una conferencia en la que los ponentes son los cuatro protagonistas de esta historia que empiezan contándola de un modo muy neutro, pero lentamente se van implicando más; la segunda tiene algo de David Lynch por algunos hechos sobrenaturales, que van ocurriendo; la tercera parte es como una novela negra; la cuarta es un oratorio; y la quinta es volver a una narración en la que tendrá cierta importancia el teatro de objetos".