22 de octubre de 2019
2 de julio de 2014

Trabajadores de Artiach se concentran para exigir un convenio justo, tras dos años y medio con salarios congelados

Trabajadores de Artiach se concentran para exigir un convenio justo, tras dos años y medio con salarios congelados
EUROPA PRESS

BILBAO, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

Trabajadores de Galletas Artiach, empresa propiedad de Nutrexpa ubicada en Orozko (Bizkaia), se han concentrado este miércoles en Bilbao para exigir un convenio "justo" que "actualice" su poder adquisitivo y el salario, que lleva congelado dos años y medio.

En el marco de la concentración, los trabajadores han repartido galletas entre los transeúntes que pasaban por la Plaza Circular de Bilbao, con el objetivo de denunciar su situación y que Nutrexpa no ha querido negociar "sobre nuestras necesidades reales".

El delegado sindical de UGT en el Comité de Empresa, Jorge Alberto García, ha recordado que el convenio se denunció en 2011, "época en la que Artiach pertenecía al Grupo Panrico". La empresa fue vendida a Nutrexpa, que retomó la negociación, "después de un proceso de venta en el que se nos suspendió nuestra actualización salarial".

Nutrexpa planteó a los trabajadores de Galletas Artiach "una sustancial en las condiciones de trabajo, que pasaba por una reducción de las tablas salariales de un 26,12% y algunos despidos, lo que provocó una alarma en la plantilla y fue el comienzo de una serie de movilizaciones", ha recordado García.

Tras retomar nuevamente el proceso negociador, los trabajadores presentaron "una plataforma adecuada a los tiempos que vivimos y al entorno en el que estamos, Euskadi, en concreto Bizkaia". Sin embargo, García ha criticado que las peticiones de los trabajadores "han sido sistemáticamente anuladas en el diálogo mantenido con la empresa y hemos llegado a un punto en el que las negociaciones se han roto, debido a los paros que hemos estado realizando en la planta para presionar para conseguir nuestras reivindicaciones".

En estos momentos, ha explicado el representante de UGT, "nos encontramos con una mesa rota, aunque esperamos que con esta serie de protestas logremos que la empresa se siente a negociar con nosotros".

García ha indicado que la empresa pide a los trabajadores "flexibilidad laboral, un punto que nosotros también queremos regular porque somos conscientes de que, hoy en día, las empresas y el propio mercado pide que exista esa flexibilidad en el proceso productivo".

Otra de las exigencias de la compañía es una reducción de costes, que, según ha censurado García, "pasa por la reducción de salarios y no por mejoras efectivas en el proceso productivo".

Frente a las propuestas de la empresa, los trabajadores de Galletas Artiach, que emplea a 180 personas, piden que, "por lo menos, se nos actualice nuestro poder adquisitivo y nuestro salario, que lleva congelado desde 2012", ha explicado el delegado de UGT.

Los trabajadores han secundado este miércoles un paro de ocho horas, con el objetivo de que la empresa recapacite", y han advertido de que, si no lo hace, estudiarán "otras medidas".