29 de febrero de 2020
28 de septiembre de 2018

Tubos Reunidos aumenta su cifra de negocio un 5%, pero pierde 11,9 millones en el primer semestre

El grupo empresarial constata las "incertidumbres" que afectan al sector por los aranceles de Estados Unidos

VITORIA, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El grupo empresarial Tubos Reunidos ha incrementado el importe neto de su cifra de negocios en un 5,3% en el primer semestre del año respecto al mismo periodo de 2017. No obstante, ha registrado unas pérdidas 11,9 millones de euros (por 10,8 millones en el mismo periodo de 2017), debido a los efectos de la depreciación del dólar, el aumento del coste de la chatarra y los paros productivos en su planta de tubos de gran diámetro.

El presidente de Tubos Reunidos, Guillermo Ulacia, ha presentado este viernes el informe de gestión y los resultados del segundo semestre del grupo, en un contexto marcado por la "incertidumbre" creada por los aranceles del 25% a las exportaciones de acero a Estados Unidos impuesto por el gobierno norteamericano.

El importe neto de la cifra de negocio del grupo ascendió en el primer semestre de 2018 a 172,2 millones de euros, lo que supone un aumento del 5% respecto al mismo periodo del año 2017. Las ventas de tubería, que sumaron 161 millones de euros, aumentaron un 3% respecto al primer semestre de 2017, apoyadas por la mayor actividad en Norte América, así como en África.

PAROS

Desde el grupo empresarial se ha explicado que esta mayor facturación ha compensado las menores ventas en los sectores de generación de energía, refino y petroquímica, afectadas por un menor nivel de actividad y mayor competencia en este segmento, así como por los paros productivos en la planta de gran diámetro, Productos Tubulares, ante las medidas de reestructuración propuestas por la empresa.

En el informe de gestión se constata que las "incertidumbres" en relación a las medidas proteccionistas de EEUU hasta su determinación y entrada en vigor el 1 de junio supusieron "un mayor aumento de la demanda aparente y un incremento de los precios" en dicho periodo.

Desde Tubos Reunidos se ha destacado que la empresa "ha capturado", lo que unido a las mayores ventas fuera de Norte América de producto OCTG Premium roscado en TRPT, ha permitido un aumento de la facturación de OCTG en un 12%. De este modo el crecimiento en Norte América ascendió un 24%; y en Oriente Medio y África, un 147%.

CAÍDA DE VENTAS EN ESPAÑA

Las ventas del semestre sufrieron un descenso del 26% en España y del 28% en el resto de Europa, principalmente como consecuencia de la mayor concurrencia competitiva y el aumento de importaciones de tubos sin soldadura en Europa.

Durante el segundo trimestre, la facturación por ventas de tubería ascendió a 85,3 millones de euros, lo que supone un aumento de un 7% respecto al mismo periodo del año anterior y de un 13% respecto al primer trimestre de 2018.

En el conjunto del primer semestre de 2018, el EBITDA (beneficios antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) del grupo ascendió a 14,4 millones de euros, lo que supone una disminución de un 12% sobre el EBITDA del mismo periodo del ejercicio anterior.

Desde el grupo se atribuye esta caída al hecho de que el aumento de las ventas y los resultados del Plan Transforma el aumento de las ventas y los resultados del Plan Transforma 3.600 "han permitido mitigar, pero no compensar, los efectos negativos de la depreciación del dólar, el aumento del coste de la chatarra y los paros productivos en la planta de gran diámetro".

CAMBIOS FISCALES

El resultado negativo del grupo ascendió a 11,9 millones de euros, si bien 5,8 millones de esta suma corresponden al gasto por deterioro de créditos fiscales derivado de la entrada en vigor de las modificaciones en la Norma Foral del Impuesto sobre sociedades, que ha reducido el tipo impositivo, y al "análisis de su recuperabilidad" de acuerdo con la actualización del plan de negocio. Sin dicho efecto, el resultado del primer semestre de 2018 hubiera sido un 43% mejor que el del mismo periodo del ejercicio anterior.

En cuanto al segundo trimestre de 2018, el EBITDA ascendió a 10,8 millones de euros, lo que supone un aumento de 5,4 millones de euros respecto al mismo periodo del año anterior.

En el conjunto del semestre, el flujo de caja operativo alcanzó los 12,7 millones de euros, y la inversión en capital circulante se ha situado en 19,1 millones de euros por el aumento de inventarios en Estados Unidos como medida de gestión ante la expectativa de entrada de tarifas los aranceles en EEUU, y por los efectos coyunturales de la huelga mantenida en el primer trimestre en la planta de gran diámetro.

Las inversiones netas de capital se situaron en 1,5 millones
de euros tras el pago de inversiones por 8,8 millones de euros y el cobro de desinversiones de activos inmobiliarios por 10,3 millones de euros. El flujo de caja libre obtenido en el periodo ascendió a un importe negativo de 4,9 millones de euros, y la deuda financiera neta a 30 de junio de 2018 se sitúa en 220,9 millones de euros.

Por otra parte, en el segundo trimestre de 2018, el flujo de caja operativo se situó en 12,1 millones de euros; y la variación del capital circulante supuso un aumento de 5,4 millones de euros.

Las inversiones netas de capital del periodo supusieron un flujo de efectivo positivo de 4,7 millones de euros, incluyendo pagos por inversiones de 3,8 millones de euros y desinversiones de activos inmobiliarios, no afectos al negocio, por 8,5 millones de euros. El flujo de caja libre del periodo ha ascendido a un importe positivo de 11,4 millones de euros.

Aunque el grupo Tubos Reunidos destaca en su informe que se está manteniendo el dinamismo de la actividad de perforación en Estados Unidos, constata que "la demanda aparente se ha reducido en los últimos meses".

PERSPECTIVAS

Además, subraya la existencia de "incertidumbres" en relación al mantenimiento y la magnitud del impacto, a corto y medio plazo, de las medidas arancelarias sobre los volúmenes y rentabilidad de nuestras ventas en este mercado.

En el informe se señala que los efectos indirectos de la imposición de tarifas o cuotas a las exportaciones a Estados Unidos
en otros mercados se han evidenciado en el aumento de importaciones en Europa en 2018, mercado en el que no existen por el momento medidas proteccionistas para los tubos sin soldadura de fabricación europea.

Esto ha afectado a las ventas del grupo en el sector de tubo mecánico, así como en el de proyectos de generación de energía, refino y petroquímica donde continua la alta competencia.

Para hacer frente a todo ello, desde la dirección de Tubos Reunidos se destaca que ya se está acometiendo un plan para "adaptar", para "reforzar" los objetivos de crecimiento y para aplicar "mejoras operativas". Además, Tubos Reunidos trabaja "para adecuar la estructura de financiación del grupo al nuevo contexto"

Para leer más