20 de enero de 2020
15 de diciembre de 2019

Urkullu se compromete con la visión de "construcción progresiva del autogobierno vasco" de Agirre y Leizaola

Urkullu se compromete con la visión de "construcción progresiva del autogobierno vasco" de Agirre y Leizaola
El Lehendakari, Iñigo Urkullu, preside el acto de homenaje del Gobierno Vasco a los lehendakaris en el exilio José Antonio Agirre y Jesús María Leizaola, en la Casa de Juntas de Gernika (Bizikaia) - IREKIA

GERNIKA (BIZKAIA), 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Iñigo Urkullu, se ha comprometido con la visión de "construcción progresiva del autogobierno vasco" que defendieron los presidentes del Gobierno Vasco en el exilio, José Antonio Agirre y Jesús María Leizaola, a quienes el Ejecutivo ha homenajeado este domingo en emotivo acto celebrado en la casa de Juntas de Gernika.

Los exlehendakaris Carlos Garaikoetxea, José Antonio Ardanza, Juan José Ibarretxe y Patxi López, los consejeros del actual Gobierno Vasco, una amplia representación de las instituciones vascas y partidos políticos, y familiares de Agirre y Leizaola les han rendido homenaje con motivo del 80 aniversario de la salida definitiva al exilio del primer Ejecutivo de Euskadi. A esta efeméride, se ha sumado el 40 aniversario del regreso al País Vasco de Leizaola, tras 43 años en el exilio.

Entre los asistentes se ha podido ver al delegado del Gobierno central en Euskadi, Jesús Loza; la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria; los diputados generales de los tres territorios vascos; el Ararteko, Manuel Lezertua, o los máximos dirigentes de PNV, PSE, EH Bildu y Podemos Euskadi --Andoni Ortuzar, Idoia Mendia, Arnaldo Otegi y Lander Martínez--, entre otros.

Tras la actuación del Orfeón Donostiarra y un proyección de un vídeo con imágenes del periplo de los lehendakaris durante los años de guerra civil y postguerra en los que se vieron forzados a abandonar Euskadi, Iñigo Urkullu ha recordado cómo en 1960 Leizaola asumió la Presidencia del Gobierno Vasco tras el fallecimiento de Agirre, "un duro golpe institucional, político y también personal".

"La distancia y el exilio hacían mella en un Gobierno vasco que se encontraba en situación de gran debilidad... el compromiso y la tenacidad del lehendakari Leizaola fueron determinantes para mantener vivo el Gobierno vasco y encendida la llama del pueblo vasco", ha valorado.

Asimismo, Urkullu ha recordado que el 15 de diciembre de 1979, hace hoy 40 años, el lehendakari Leizaola regresó a Euskadi tras 43 años de largo exilio y fue recibido con "emoción y reconocimiento por miles de personas".

"Persona humilde, laboriosa y tenaz, se sumó al compromiso por la recuperación de los Derechos Históricos del pueblo vasco y nuestro autogobierno", ha recordado.

Urkullu ha rememorado además el exilio, "una realidad larga y dura para el Gobierno Vasco, también para las familias que les acompañaron, para sus hijos e hijas", algunos de los que han participado en el acto y a los que el lehendakari ha querido hacer "un reconocimiento emocionado".

Asimismo, ha tenido un "recuerdo muy especial con quienes tuvieron que exiliarse hace ocho décadas y nunca pudieron regresar a Euskadi".

"Todas estas personas cuentan con nuestro más sincero agradecimiento y, de alguna forma, su recuerdo se encuentra en los brazos extendidos del árbol de Gernika", ha asegurado.

Urkullu ha recordado por ello a los consejeros de aquel Ejecutivo: Juan Ramon Aldasoro, Juan Astigarrabia, Jesús Ausín, Santiago Aznar, Manuel Campomanes, Manuel Carabias, Leandro Carro, Enrique Dueñas, Sergio Etxeberria, Ambrosio Garbisu, Paulino Gómez, Francisco Javier Landaburu, Jose María Lasarte, Telesforo Monzón, Juan Gracia, Juan Iglesias Garrigós, Mikel Isasi, Gonzalo Nardiz, Carlos Pérez, Joseba Rezola, Eliodoro de la Torre Larrinaga, Juan de los Toyos González, Martín Ugalde y Fermín Zarza.

El presidente del Ejecutivo vasco ha tenido una mención especial para Alfredo Espinosa, consejero de Sanidad en representación de Unión Republicana, que, tras participar en la evacuación de los niños tuberculosos de Gorliz, en su viaje de regreso, fue traicionado por el piloto, apresado y fusilado el 26 de junio de 1937.

Durante el acto se ha escuchado así la lectura que el lehendakari Agirre hizo en 1956 de la carta que Espinosa escribió horas antes de morir, una misiva en la que quien fuera consejero mostraba su preocupación por el futuro de su mujer e hijos. Espinosa afirmaba asimismo que moría "no por nada deshonroso sino todo lo contrario, por defender unas libertades y sus conquistas legítimamente ganadas en tantos años de lucha".

"En las situaciones más extremas, mantuvieron intactas sus convicciones, sus valores e ideales; su vocación de servicio a Euskadi y el compromiso irrenunciable con la pluralidad, la democracia y la libertad", ha apuntado el lehendakari.

Tras mostrarle su "gratitud por su enorme sacrificio y servicio al pueblo vasco", Urkullu se ha comprometido "a mantener viva su memoria, seguir su ejemplo y fortalecer su legado".

"Su visión y compromiso con el modelo de construcción progresiva del Autogobierno vasco fue un acierto cargado de lucidez. Este ha sido y es nuestro modelo para seguir construyendo Euskadi en el día a día, todos y cada uno de los días, juntos", ha apuntado.

Por último, ha subrayado que "hoy Euskadi honra a quienes fueron siempre conscientes de la importancia de mantener viva la institución del Gobierno Vasco, conscientes del significado del legado de derechos, democracia y libertad que representaba la continuidad del Gobierno en el exilio".

FAMILIARES

El acto ha contado con la presencia y participación de familiares de los lehendakaris José Antonio Agirre y Jesús María Leizaola. De este modo, Amaia Agirre, actual alcaldesa de Getxo y nieta del lehendakari, ha recordado cómo desde pequeña ha sido testigo de cómo muchas personas "se nos acercaban y nos contaban historias y vivencias" tenidas con el lehendakari Agirre, "un líder político".

Por otro lado, ha subrayado tanto el valor humano como el "sentido de la historia y de Europa" que tenía su abuelo, además de su continua defensa de la "democracia sin demagogia".

"Se trataba de un hombre que escuchaba e intentaba llegar a acuerdos porque no creía en la violencia sino en el respeto al contrario", ha añadido la actual primera edil getxotarra.

Por su parte, Xabier Bindel, nieto de Jesús María Leizaola, ha elogiado la figura de su abuelo como "esposo, padre de seis hijos y abuelo de 22 nietos".

Tras loar su figura, ha destacado que el lehendakari "ponía el saber y el conocimiento por encima de todo, con una memoria fuera de lo común," y ha incidido en su determinación para "imponer un Estatuto de Autonomía e imaginar la bandera vasca ondeando de nuevo en los ayuntamientos de Euskadi".

"Cabeza, corazón, patriotismo, sacrificio... fue el cimiento de toda una nación", ha señalado, para añadir que "ser nacionalista es entregarse al servicio del país".

El homenaje ha concluido con una foto conmemorativa ante el Árbol de Gernika y la visita, en la Biblioteca de la Casa de Juntas, a la exposición fotográfica 'El exilio vasco después de la Guerra Civil' que ha sido organizada por el instituto Gogora.