23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 7 de septiembre de 2009

    Urkullu denuncia la violencia ejercida por unos "descerebrados" en Lekeitio y afirma que se "temían" que pudiera suceder

    BILBAO, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, condenó hoy los incidentes registrados esta pasada madrugada en la localidad vizcaína de Lekeitio y, tras afirmar que se "temían" que ocurriera algo similar, denunció la violencia ejercida por unos "descerebrados" y su "imposición totalitaria".

    En una entrevista a Herri Irratia-Loyola Media, recogida por Europa Press, lamentó que "desgraciadamente" las fiestas de este municipio hayan finalizado con los citados incidentes, en los que fueron detenidas ocho personas y se produjeron siete heridos, uno de ellos ertzainas. "Temíamos que algo de esto pudiera suceder", añadió.

    Urkullu afirmó que se deberán esclarecer los hechos y condenó la actitud "violenta de unos descerebrados". El dirigente jeltzale manifestó que, por la información que disponen, esta madrugada se intentó quemar el batzoki de Lekeitio y apuntó que hace unos días sufrieron un ataque con pintadas y rotura de cristales en la misma sede.

    Por otra parte, ante la reunión que mantendrán hoy el vicepresidnete tercero, Manuel Chaves, y el consejero de Interior, Rodolfo Ares, en la Comisión bilateral de Cooperación Administración General del Estado-Comunidad Autónoma Vasca, en relación a las transferencia de las políticas activas de empleo, Urkullu expresó su temor por una posible "rebaja en la concepción del autogobierno", además del "mercadeo" que "siempre ha sufrido el cumplimiento del pacto estatutario".

    El líder jeltzale afirmó que hay una "diferencia" entre la cuantificación que pueda realizar de esta transferencia el PSE "en orden a los ciento y pico millones", mientras que el PNV y el anterior Gobierno lo cifra en 400 millones.

    Por otro lado, abordó por una reflexión "estructural" en relación al sistema fiscal frente a medidas "coyunturales" y se mostró de acuerdo con el anuncio del presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, de aumentar las pensiones mínimas. Por último, manifestó su disposición a sentarse con el lehendakari, Patxi López, para abordar la actual situación.

    (Habrá ampliación)