25 de febrero de 2020
17 de enero de 2020

Urkullu pide por carta a ELA y LAB que reconsideren la huelga general porque es "desproporcionada"

Dice que las reivindicaciones exceden las competencias autonómicas y rehusa una reunion porque no cree que vayan a desconvocar el paro

Urkullu pide por carta a ELA y LAB que reconsideren la huelga general porque es "desproporcionada"
El Lehendakari, Iñigo Urkullu, en una comparecencia pública - IREKIA

BILBAO, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Lehendakari, Iñigo Urkulu, ha pedido por carta a los secretarios generales de ELA y LAB, Mitxel Lakuntza y Garbiñe Aranburu, respectivamente, que reconsideren la convocatoria de huelga general prevista para el 30 enero, al considerar que se trata de una medida "desproporcionada", que "solo provocará un perjuicio al normal desenvolvimiento de la economía y la vida ciudadana".

Además, Urkullu destaca que la mayoría de las reivindicaciones de los convocantes del paro "exceden" las competencias autonómicas y corresponden al Estado, y rehúsa mantener un encuentro con los representantes de ambos sindicatos, al considerar que ya se ha registrado la convocatoria de huelga, tras haberse anunciado meses antes, y no cree que la reunión vaya a evitar la movilización.

Lakuntxa y Aranburu, en representación del conjunto de organizaciones de la Carta de Derechos Sociales, que han convocado una huelga general para el 30 de enero en la Comunidad Autónoma Vasca y en Navarra, remitieron una carta al Lehendakari y a la presidenta de la Comunidad Foral, María Chivite, en las que les transmitieron la tabla reivindicativa del paro y les solicitaban sendas reuniones.

El Lehendakari ha respondido a los líderes de ELA y LAB con una misiva en la que les recuerda que su primera reivindicación, sobre el sistema público de pensiones, es "competencia exclusiva del Gobierno español" y el ámbito de reflexión para las decisiones relativas al futuro de las pensiones es "el marco del Pacto de Toledo, en el que participan todos los grupos parlamentarios con representación en el Congreso de los Diputados, en el que se pudo haber alcanzado un acuerdo en la legislatura pasada y no se logró".

Además, apunta que el Gobierno y Parlamento vascos, por otra parte, han solicitado "reiteradamente" el traspaso de la gestión del régimen económico de la Seguridad Social, tal como recoge el Estatuto de Gernika, "pero hasta la fecha no ha sido posible lograr esta competencia".

En este sentido, subraya que su Ejecutivo lo ha vuelto a plantear recientemente al nuevo Gobierno español. Por ello, señala que la reivindicación que plantean es sobre una cuestión "que no corresponde, en absoluto, al ámbito de responsabilidad competencial del Gobierno Vasco y que se confunde interesadamente con una política con carácter subsidiario y complementario a modo de prestaciones económicas por el Sistema Vasco de Garantía de Ingresos".

LEGISLACIÓN LABORAL

Iñigu Urkullu también alude a la segunda reivindicación sobre las condiciones laborales de los trabajadores y remarca que este tema "responde también, en su mayor medida, a la legislación laboral que se aprueba en el Congreso de los Diputados, y cuya aplicación y desarrollo es competencia del Gobierno español".

"Como bien saben, la posición del actual Gobierno Vasco, reflejada en la posición también de los partidos políticos (PNV y PSE-EE) que lo sustentan, es contraria a la reforma laboral que fue aprobada a propuesta del Gobierno español del Partido Popular y no ha contado con nuestro respaldo", asevera.

En tercer lugar, Urkullu recuerda que, en relación a la vivienda, el Parlamento Vasco, con el apoyo por jeltzales y socialistas, aprobó la nueva Ley de Vivienda que otorga a ésta la consideración de "derecho subjetivo", una norma pionera en todo el entorno de Euskadi.

Sobre las reclamaciones en materia de dependencia, indica que corresponde a una normativa básica aprobada en el Congreso de los Diputados y, en todo caso, "el compromiso social del conjunto de las instituciones vascas, más por lo tanto que este Gobierno, con las personas más necesitadas, está acreditado y su desarrollo se encuentra muy por encima de nuestro entorno".

Tampoco es competencia de su Ejecutivo, tal como explica en su carta, el "marco propio de relaciones laborales". No obstante, añade que él como Lehendakari se ha manifestado "reiteradamente a favor de este marco propio, en aplicación del espíritu y la letra del Estatuto de Gernika".

"LA CONTRADICCIÓN" DE ELA Y LAB

En torno a esta cuestión, considera una "contradicción" que supone que ELA y LAB "reivindiquen un marco vasco de relaciones laborales y, a la vez, se nieguen a participar en los foros propios en los que se pueden materializar esas relaciones", es decir, en la Mesa de Diálogo Social, el Consejo de Relaciones Laborales, el Consejo Económico Social o el Consejo de Administración de Lanbide.

"No me cabe duda de que una participación activa y constructiva en estos foros propios nos acercaría al objetivo de fortalecer, de hecho, el marco vasco de relaciones laborales que reivindicamos", afirma.

Iñigo Urkullu lamenta que ahora, tras meses de anunciar la convocatoria de huelga general y convocarla formalmente, "vinculándola también al Gobierno Vasco, despreciando incluso las decisiones legítimas que por mayoría vienen siendo adoptadas democráticamente en el Parlamento Vasco", le soliciten la celebración de una reunión para conocer su opinión sobre las reivindicaciones que se encuentran en el ámbito de competencia del Ejecutivo Vasco.

Urkullu manifiesta que, con esta misiva, "pretende dar cumplida respuesta" a la solicitud de las centrales sindicales. "No existe correspondencia ni proporcionalidad alguna entre las reivindicaciones que demandan y las competencias del Gobierno Vasco para poder dar respuesta a las mismas", asegura.

REFLEXIÓN CRÍTICA

Por ello, les solicita "una reflexión crítica ante el manifiesto desajuste que supone convocar una huelga general en Euskadi, aduciendo reivindicaciones que exceden a las competencias propias del Gobierno vasco y atañen a otras instituciones".

"Convocar previamente una huelga general no es, en mi opinión, una iniciativa lógica y consecuente para exponer y, en su caso, debatir y negociar unas reivindicaciones. Y menos, reitero, fuera del ámbito competencial del Gobierno Vasco", añade.

A su juicio, "organizar una huelga general, en realidad, solo provocará un perjuicio al normal desenvolvimiento de la economía y la vida ciudadana". "En la confianza de que la constatación de esta realidad motive la reconsideración de una medida tan desproporcionada como la convocatoria de una huelga general en nuestro país, aprovecho la ocasión para enviarles un cordial saludo", concluye el escrito.

Para leer más