3 de junio de 2020
27 de marzo de 2020

Vitoria facilita videollamadas con familias a personas mayores en residencias y viviendas comunitarias

La medida busca rebajar la angustia, tristeza y preocupación que genera esta situación de alerta por covid-19

VITORIA, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Vitoria ha informado este viernes de que ha facilitado terminales telefónicos a la residencia geriátrica San Prudencio y a las viviendas comunitarias de Aurora y Los Molinos, con los que las personas mayores residentes pueden recibir y realizar videollamadas para ver a sus familiares y hablar con ellos durante el confinamiento por la pandemia de coronavirus.

En un comunicado, el concejal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia, Jon Armentia, ha informado de que esta iniciativa tiene como objetivo "facilitar el contacto de los y las residentes con sus seres queridos, tranquilizar a ambas partes y hacer que este período de confinamiento sea lo más llevadero posible".

"Ver a la persona con la que hablas tiene un efecto muy beneficioso. Aporta tranquilidad tanto a la persona mayor como a sus familiares; ayuda a rebajar la angustia, la tristeza y la preocupación que genera esta situación de alerta y confinamiento en la que no están permitidas las visitas", ha destacado Armentia.

Según ha destacado, para muchas personas residentes, será la primera vez que utilicen esta tecnología para comunicarse, "lo que también es un aliciente y motivo de ilusión", ya que les "sirve para comprobar que unos y otros se encuentran bien, lo que les llena de felicidad".

ACTUACIÓN DEL DEPARTAMENTO

Asimismo, ha puesto en valor el "esfuerzo" que desde el Departamento de Políticas Sociales se está realizando, "tanto desde el punto de vista profesional como humano para atender y cuidar al máximo a nuestros mayores".

Según ha recordado, tras el cierre de los centros socioculturales y comedores, se puso en marcha un programa de seguimiento, vía telefónica, que asiste a cerca de 1.200 personas mayores.

También se activó un servicio de comida a domicilio que, en la actualidad, llega a los hogares de más de un centenar de mayores autónomos, aunque en situación de vulnerabilidad por no disponer de apoyos.

Igualmente, en los primeros días de la crisis sanitaria se diseñó un programa que, con voluntarios de Cruz Roja, lleva la compra y medicinas a casa de mayores que, por distintas razones, no pueden salir de sus domicilios.

Para leer más