29 de marzo de 2020
11 de mayo de 2008

Zapatero dirá a Ibarretxe que los ciudadanos no quieren "aventuras que traspasen las reglas del juego"

Zapatero dirá a Ibarretxe que los ciudadanos no quieren "aventuras que traspasen las reglas del juego"
ETB
Foto de la Noticia
Foto: ETB + Ampliar

 

 

   BARAKALDO (VIZCAYA), 11 May. (EUROPA PRESS-Carolina Jiménez) -

   El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, adelantó hoy que cuando se reúna el 20 de mayo con el lehendakari, Juan José Ibarretxe, le dejará claro que los ciudadanos "no quieren aventuras y mucho menos aventuras que traspasen las reglas del juego" y le emplazará a buscar diálogo "con las fuerzas políticas de Euskadi" y con el secretario general de los socialistas vascos, Patxi López.

   "Le escucharé y le trasladaré un mensaje de convivencia y entendimiento. La gran mayoría de ciudadanos de Euskadi quiere que el futuro no sea como parte del pasado, no quieren la división, la confrontación de identidades, quieren la convivencia, el entendimiento, el respeto, quieren un rumbo seguro, un camino cierto, no quieren aventuras y mucho menos aventuras que traspasen las reglas del juego que nos hemos dado todos y que permiten autogobierno y más autogobierno, que permiten progreso, entendimiento, apoyo al euskera y que este pueblo tenga toda su identidad apoyada y respetada como he hecho desde que soy presidente del Gobierno", manifestó Zapatero.

   El jefe del Ejecutivo y secretario general del PSOE lanzó su mensaje al lehendakari en su intervención en la 'Fiesta de la Rosa' de los socialistas vascos que se celebra en el Bilbao Exhibition Center de Barakaldo, a modo de celebración de los resultados del PSOE en las elecciones generales y de apoyo a la candidatura de Patxi López a la presidencia del Gobierno vasco. En su intervención, Zapatero recalcó además que los socialistas no pararán "hasta ver el final, la descomposición" de la banda terrorista ETA y exigió a todos los partidos, estatales y autonómicos, "lealtad" en la lucha contra el terrorismo.

   La cita del día 20 en la Moncloa, dijo Zapatero, será la octava vez que se reúna con Ibarretxe. "He escuchado mucho, dialogado y respetado, quizás lo que debería hacer el señor Ibarretxe es lo que yo he hecho con él, hablar más con las fuerzas políticas de Euskadi y hablar más con Patxi López como líder del principal partido de Euskadi".

   Así, quiso "decir a la sociedad vasca que tenga toda la tranquilidad, que no habrá aventuras". "Seguiremos por el camino de la seriedad, del entendimiento, del incremento del autogobierno y de la unión para proseguir en la prosperidad y para dar nuevos horizontes y nuevos alicientes a una ciudadanía que está harta", proclamó el dirigente socialista, recalcando que "una mayoría de vascos están hartos de ver a tanto político mirándose el ombligo" y no a los problemas ciudadanos. "Eso es lo que vamos a cambiar con el liderazgo de Patxi López", añadió.

   Por ello, aseguró que en su reunión con lehendakari le propondrá "acuerdos para acelerar la alta velocidad" ferroviaria y para "apoyar la investigación", un empeño en que confió en que será crucial la ministra de Ciencia e Innovación, la donostiarra Cristina Garmendia. En este sentido, aseguró que los socialistas trabajarán por la modernización del País Vasco y su bienestar, aunque persistan las "discrepancias" con el lehendakari, mientras que "otros a lo único a lo que se dedican es a dar la murga". "Y no voy a decir a quien me refiero", indicó.

PNV HA UNIDO SU DESTINO A IBARRETXE

   Sin embargo, sí mencionó al PP y al PNV para recodar que ambos están enfrascados en "dar respuesta a sus problemas internos y de liderazgo, mientras que el PSOE tiene por delante dar respuesta a los retos de la sociedad española y de Euskadi". Zapatero lanzó un duro mensaje al lehendakari al afirmar que "respeta" que "el PNV una su destino a Ibarretxe. "Yo seguiré dialogando con el lehendakari, hoy con Ibarretxe, mañana con Patxi López", remachó. De hecho, la Fiesta de la Rosa se convirtió en un acto de precampaña para López, y Zapatero se comprometió a volver para celebrar su victoria en las próximas elecciones autonómicas. "El futuro de Euskadi es Patxi López", añadió.

   El líder socialista empezó su intervención agradeciendo a los vascos su apoyo en las recientes elecciones generales y recordando al ex concejal socialista Isaías Carrasco asesinado dos días antes, y a todos los socialistas "que han soportado el dolor del crimen, de la locura, el fanatismo", al tiempo que advirtió "a los que matan" de que su "afán de libertad es infinito". Así, agradeció el apoyo "a los esfuerzos de los compañeros vascos para ver el fin de la violencia" y advirtió de que no parará "hasta ver el final, la descomposición de aquellos que matan, que practican la violencia y que amenazan y extorsionan no solo a unos pocos sino a toda la ciudadanía".

REITERA OFERTA DE DIALOGO

   Además, aprovechó para "exigir" tanto a los partidos estatales como a los autonómicos "lealtad en la lucha contra el terrorismo", la misma, dijo, que siempre mostró el PSOE desde la oposición. Al mismo tiempo, reiteró su invitación a todas las fuerzas políticas "al diálogo y el acuerdo" en las "grandes cuestiones", los asuntos de Estado, entre los que mencionó la financiación autonómica y la política del agua, así como sobre la presidencia española de la UE en 2010. "Espero que hablen menos de España y trabajen más con el Gobierno de España en favor de España", añadió en un mensaje dirigido al PP.

   Ante miles de personas llegadas de toda España --el PSE prevé que más de 8.000 personas asistan al almuerzo tradicional de la fiesta--, Zapatero insistió en que tanto en España como en el País Vasco el PSOE es el partido que es "la garantía de la cohesión y la pluralidad, de la integración y del respeto a la manera de pensar de unos y otros", y el que mejor representa a "una mayoría que quiere un rumbo cierto, una política de entendimiento".

   "Nosotros sabemos cómo trabajar para convivir y avanzar juntos respetando la pluralidad de los pueblos de España", añadió, en presencia de una nutrida representación territorial del PSOE, entre ellos el presidente del PSOE y de la Junta andaluza, Manuel Chaves; el de la Generalitat de Cataluña, José Montilla; el presidente balear, Francesc Antich; el aragonés, Marcelino Iglesias; el extremeño, Guillermo Fernández Vara y el gallego, Emilio Pérez Touriño.

   Zapatero se refirió también al próximo Congreso Federal que el PSOE celebrará en julio y aseguró que el partido llegará a la cita como "la fuerza del cambio", con la intención de que el Congreso ponga sobre la mesa "los grandes objetivos de la sociedad española para los próximos años con visión de futuro" y para hacer de España "no sólo una potencia económica que ya lo es" sino un actor a favor de la paz y un ejemplo de bienestar, de igualdad entre hombres y mujeres y de innovación y creatividad.