16 de septiembre de 2019
  • Domingo, 15 de Septiembre
  • Sábado, 14 de Septiembre
  • 4 de mayo de 2008

    Zubia descarta crisis en Euskadi y advierte que no es momento de reivindicaciones de espaldas al clima de incertidumbre

    Ve "correctas" las medidas de Solbes siempre que "no sean las únicas" y defiende reformas, también laborales, para acelerar la recuperación Cree urgente que Zapatero asuma el compromiso de blindar el Concierto y pide transferir I+D para afrontar con garantía el desarrollo futuro Dice que la postura de ELA de "oposición frontal" a la Y vasca es "reciente" y le acusa de crear problemas cuando ya están solucionados

    BILBAO, 4 May. (EUROPA PRESS) -

    El secretario general de Confebask, José Guillermo Zubia, descartó, en estos momentos, que se pueda producir una crisis económica en Euskadi y señaló que "con toda seguridad" el comportamiento de la economía vasca en 2008 va a ser "mejor" que en el resto del Estado. A pesar de ello, advirtió a los sindicatos de que "no es un momento muy propicio" para reivindicaciones "de espaldas a esta situación de incertidumbre".

    En una entrevista concedida a Europa Press, también indicó que las medidas incluidas en el plan de choque impulsado por el ministro de Economía, Pedro Solbes, para hacer frente a la desaceleración, son "correctas", siempre que "no sean las únicas". A su juicio, se deben acometer una serie de reformas, también en el ámbito laboral, para "acelerar la recuperación".

    Por otra parte, considera "urgente" que el presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, asuma el compromiso de blindar el Concierto Económico y que se transfiera la competencia de I+D "para afrontar con garantías el desarrollo económico futuro". Zubia también se refirió a ELA, señalando que "no deja de ser curiosa" su postura sobre la Y vasca porque su "oposición frontal es reciente".

    En su análisis sobre la coyuntura económica del País Vasco, aseguró que, "con toda seguridad", su situación comparativa es "mejor" y, por tanto, indicó que "no hay duda" de va a tener un "mejor comportamiento que la economía española" porque los elementos de desaceleración, como el sector de la Construcción, tienen "menor peso" en Euskadi y la industria, en la que se basa el crecimiento vasco, "no tiene una afectación por parte de la crisis, similar a la que se está registrando en otros sectores".

    Por tanto, descartó, en estos momentos, que Euskadi vaya a sufrir una crisis económica, lo que "no quiere decir que no haya empresas en crisis o que no haya situaciones comprometidas en algunos sectores". "Estamos asistiendo a una cierta desaceleración, pero lejos de la que pueda estar produciéndose en otras zonas del Estado y, desde luego, menor de la que se pueda estar registrando en la UE y no digamos nada en EEUU", señaló. En materia de empleo, no cree que en Euskadi este año se vaya a producir un "fuerte repunte" del paro.

    En todo caso, destacó que el "reto" de esta coyuntura es generar productos de mayor valor añadido "a través de un instrumento clave como es la innovación" para no acabar "inviabilizando la actividad".

    En este sentido, considera que la competencia de I+D está "recogida en el Estatuto y debería estar transferida", porque es una "herramienta extraordinariamente importante para afrontar con garantías el desarrollo económico futuro".

    POSTURA SINDICAL

    Ante el contexto económico que se presenta, Zubia indicó que "evidentemente" las reivindicaciones sindicales en un contexto de expansión y en uno de contracción económica "no pueden ser las mismas". Por ello, cree que "todos" -sindicatos y empresas-, deben ser "especialmente conscientes de las dificultades del momento".

    "En estos momentos, en los que hay una una clara incertidumbre en los diferentes parámetros de la economía, no es un momento muy propicio para establecer condiciones que den la espalda a esa situación de incertidumbre y que luego nos puedan llevar a situaciones más complicadas", señaló.

    Por otra parte, ante la "desaceleración más intensa" de la economía española, señaló que las medidas incluidas en el Plan de choque del Gobierno son "correctas", pero "siempre y cuando no sean las únicas". "Alguna cosa sí se echa de menos, como una política más decidida en los temas de contratación de obra pública. Este paquete de medidas van dirigidas fundamentalmente al sostenimiento del consumo, pero también son necesarias medidas en apoyo de la actividad económica", agregó.

    También destacó la importancia de medidas que aseguren el "buen funcionamiento" del sistema financiero y consideró "básico" que se produzca "una relajación de la política del Banco Central Europeo".

    "El BCE se erige por tratado como capitán de la inflación, pero no de la subyacente, que sería sobre la que debiera operar, sino sobre el concepto total que, a menudo depende de la actividad de terceros como pueden ser los precios del petróleo o de determinados alimentos en los cuales la incidencia de una política de tipos de interés altos va a producir poco efecto", señaló Zubia, quien destacó que el control de la inflación debe ser "primordial" en cualquier gobierno.

    Zubia también defendió que se hagan una serie de reformas que, a su juicio, "con toda seguridad acelerarán la recuperación". "Si queremos tener una recuperación más rápida y más eficaz, tendrá que ser necesariamente a través de reformas. Si uno piensa lo que ha sido la fase anterior, nos daremos cuenta que una reforma laboral, -con la contestación que tuvo la del año 1994-, y algunas reformas económicas, posibilitaron que entre 1995 y 2005 se haya conocido el mayor periodo de crecimiento económico tanto en intensidad como en duración, que ha conocido la economía española", apuntó.

    Por ello, cree que se deben acometer reformas de "aspectos laborales y no laborales", también en cuestiones económicas, de regulación de mercado o de liberalizaciones para "controlar mejor la inflación".

    Zubia expresó su deseo de que, a través del diálogo social, en el ámbito estatal se puedan acometer "una serie de modificaciones de todo tipo que nos pueda permitir alcanzar una velocidad de crucero lo más intensa posible".

    Entre esas reformas, apuntó la necesidad de "mayor flexibilidad", sin que "implique desprotección" y destacó que elementos como la capacidad organizativa empresarial o la capacidad de adaptación a entornos especialmente cambiantes, son "extraordinariamente importantes". También defendió, entre otras, reformas orientadas a sacar "el máximo provecho" de los esfuerzos de innovación, y, desde el punto de vista de política industrial, respecto al suministro energético para una menor dependencia del petróleo.

    Por otra parte, se refirió al sindicato ELA y a su líder José Elorrieta, recordando la apuesta de los últimos años por la "confrontación", lo que ha dado lugar a "muchísima más dificultad en las relaciones laborales y, desde luego, a una cierta esterilidad en los procesos de negociación".

    Zubia no cree que el tipo de sindicalismo practicado por ELA "responda a lo que son las necesidades que tiene el desarrollo de este país". Preguntado por la postura contraria del sindicato a la Y vasca, respondió que ELA "está en contra sistemáticamente de muchas cosas" y lo que habría que ver es "a favor de que está". "Eso arrojaría bastante luz", añadió.

    No obstante, indicó que "no deja de ser curiosa" la postura de ELA en relación al Tren de Alta Velocidad porque "su oposición frontal es reciente". Afirmó que, durante las etapas en las que el proyecto tenía dificultades para salir adelante, "ELA no ha dicho esta boca es mía" y es "cuando se van a iniciar las obras", cuando el sindicato "pide el debate y la reflexión". "Entiendo que parece que aquí estamos casi en algunos casos esperando a que se solucionen las cosas para entonces crear los problemas", destacó.

    Por otra parte, en relación al Concierto económico, afirmó que "indudablemente" el presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, debe asumir el compromiso que adquirió en su día para blindar el Concierto económico.