15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • 10 de abril de 2008

    Académicos y el director del Cervantes de Londres reivindican la tradición oral con un ciclo de "filandones"

    MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Los académicos y escritores José María Merino y Luis Mateo Díez y el director del Instituto Cervantes de Londres, Juan Pedro Aparicio, reivindicarán la tradición oral a través de un ciclo de "filandones literarios", que bajo el título 'Letras en la nieve' comenzará mañana en Bilbao y recorrerá a lo largo de este año diversas ciudades españoles, entre ellas Cáceres, además de Nueva York y México D.F.

    El Ministerio de Cultura, Caja España y la editorial Everest, que celebra su 50 aniversario, participan en este proyecto.

    Según explicó hoy Merino en la presentación del ciclo, que ya realizaron con éxito el año pasado a propuesta del Hay Festival de Segovia, el "filandón" (palabra del noroeste español que significa "hilar", tal y como recordó el coordinador de esta iniciativa, Alfonso García), "responde a las veladas rurales europeas y en León se conservó este nombre hasta los tiempos contemporáneos".

    Con ella se alude a las "reuniones vecinales en torno a las mujeres que hilaban que se celebraban por la noche, en invierno, en estas comarcas en donde la gente leía, hablaba, transmitía historias y ponía en común las experiencias de la memoria".

    Hoy los filandones son reuniones en donde se cuentan o leen narraciones o "mini cuentos", como apuntó el recién nombrado académico, caracterizadas por su concertación expresiva y su intensidad dramática. Precisamente, "la vieja complicidad" que une a los tres protagonistas del ciclo es lo que resaltó Merino. "La gracia de nuestro filandón es que los tres somos amigos y el clima, por lo tanto, es diferente. Yo diría que es casi como una obra de teatro", señaló.

    Esta experiencia que les ha llevado a otros rincones del mundo como Cartagena de Indias, Gales o Bath, visitará, después de la capital vizcaína, Madrid, Zaragoza, Oviedo, Valladolid, León, Toledo, Cáceres y Córdoba.

    ATENCIÓN DE LAS INSTITUCIONES.

    Por su parte, el director general del Libro, Archivos y Bibliotecas, Rogelio Blanco, recordó que de niño vivió la experiencia del filandón en su aldea de León. Recordando la "gran industria cultural" que posee España, en donde cada año se editan un millón de libros y la expansión por todo el mundo de más de 200 editoriales nacionales, Blanco destacó la importancia de que el Ministerio de Cultura "esté atento" a acciones como este ciclo para "ponerlo en valor".

    "Los filandones ejercieron un impulso cultural y estrecharon unos lazos familiares muy fueres y de ahí viene la tradición de la cultura leonesa, que ha experimentado una enorme explosión literaria a partir del siglo XX", recordó. En este sentido, él mismo confesó haber aprendido más en la cocina de su casa que en la escuela de su pueblo.

    Asimismo, el director general del Libro, abogó por realizar un "esfuerzo" para habilitar archivos orales, "algo de lo que España carece bastante" --indicó-- y adelantó que el próximo verano, la localidad leonesa de Villablino acogerá un Congreso de Tradición Oral.